Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
17:48
Actualizado a las 

La Razón

Andalucía

La comisión exprés de los ERE será un monólogo de los comparecientes

  • PSOE e IU pactan que cada diputado tenga sólo 7,5 minutos para preguntar, incluyendo respuestas

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

SEVILLA- Nueva vuelta de tuerca de PSOE e IU –partido clave que declina la balanza una y otra vez a favor de los socialistas, su socio de Gobierno– para que la comisión de los ERE pase de puntillas sobre el caso. Primero fue el mes elegido para su desarrollo, agosto; luego, la concentración en 9 días de todos los declarantes; y, ayer, el presidente de la comisión Ignacio García, de IU, anunció que el formato elegido sólo dejará 30 minutos a cada uno de los tres Grupos parlamentarios para preguntar, de las tres horas fijadas de duración por compareciente. La decisión fue aprobada con los votos a favor de PSOE e IU en la última reunión de trabajo de la comisión parlamentaria antes de que hoy desfilen los citados.

El formato elegido prioriza la exposición del compareciente, hasta tal punto que le otorga la mitad del tiempo establecido. Hasta una hora y media, teniendo el derecho a abrir y cerrar la sesión: casi un monólogo para ofrecer sus explicaciones. Cada Grupo tendrá dos turnos de 20 y 10 minutos respectivamente. Hay tres diputados por partido político en la comisión, más un suplente. En total, cuatro. Cada uno dispondrá de 7 minutos y medio para hacer sus preguntas, tiempo en el que hay que incluir las respuestas del protagonista. El PP calificó el reparto de «burla» y auguró que sólo habrá tiempo para realizar «seis u ocho preguntas» por partido político. Por hacer una comparación, la juez Mercedes Alaya formuló al ex consejero de Empleo Antonio Fernández más de 200 preguntas antes de enviarlo a prisión; al ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero le preguntó hasta en 145 ocasiones. El PP deberá afinar mucho su cuestionario: no podrá plantear ni la décima parte de interrogantes.

Además, teniendo en cuenta que el PSOE defiende la legalidad del sistema de ayudas arbitrario instaurado por la Junta en 2001, las únicas preguntas incómodas que tendrán que escuchar los comparecientes serán las de los populares. IU es una incógnita, pero hasta el momento siempre ha votado en armonía con los socialistas y ha bajado su tono reivindicativo sobre este asunto desde que forma parte del Ejecutivo de Griñán. 

Para Ignacio García los tres Grupos parlamentarios cuentan con suficiente tiempo para hacer su trabajo. Puso como ejemplos los diez minutos que se le asignaron a cada fuerza política en las comisiones creadas en el Congreso para analizar los atentados del 11-M o la intervención de Bankia. Además, según el presidente de la comisión, «el protagonismo de los grupos estará en la elaboración del dictamen, donde no tendrán límite de caracteres».

No es la única novedad que trascendió tras la reunión de ayer.  Finalmente acudirán 23 de los 25 citados, ya que Magdalena Álvarez y Ángel Rodríguez de la Borbolla no asistirán. La ex consejera de Economía y Hacienda ha argumentado que el día reservado para su presencia, el 28 de agosto, tiene que acudir en Luxemburgo a una reunión del Banco Europeo de Inversiones, institución de la que es vicepresidenta. Pese a que se ofreció a ir otro día, los socios en el Gobierno andaluz han preferido posponer su intervención a una «segunda fase», una posibilidad que aún no está cerrada y que en todo caso se estudiará a partir del 5 de septiembre.

El caso del hermano del ex presidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla es distinto: no ha sido localizado por la comisión al encontrarse de viaje en el extranjero, por lo que no se le ha entregado la citación.

Esas dos bajas no serán las únicas. La resolución de 14 de junio del Presidente del Parlamento de Andalucía recoge que «el requerido tendrá derecho a no declarar contra sí mismo». El abogado del funcionario y ex asesor de la Consejería de Empleo Antonio Diz-Lois ya ha anunciado que su cliente, imputado por la juez Mercedes Alaya, no declarará ante los diputados. No será el único, ya que son varios los ex altos cargos autonómicos que se encuentran en la misma situación: imputados por la instructora, pero sin fecha aún para declarar ante el juzgado, por lo que prefieren esperar a la cita judicial para no desvelar su estrategia de defensa.

Está previsto que el ex diputado socialista y ex asesor de Empleo Ramón Díaz inaugure hoy a las 9:00 horas la comisión. A las 12:00 tiene turno el mencionado Diz-Lois, que se acogerá su derecho a no declarar. Por la tarde, a las 16:30, está anunciada la presencia del ex director general de Mercasevilla Fernando Mellet, imputado en los cuatro sumarios relacionados con el mercado de abastos sevillano y cuyo ERE fue el origen que destapó la supuesta trama. Díaz y Mellet hablarán, pero no responderán a preguntas. Mañana es el turno para Guerrero y Rivas.

Vídeos

  • 1