Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 21 diciembre 2014
19:40
Actualizado a las 

La Razón

Amparo se queda en Prado Nuevo

  • La familia enterró el domingo a la vidente donde se le apareció la Virgen. Asegura que cuenta con autorización de la Iglesia

  • 1
La asociación de la Virgen de los Dolores confirmó ayer que Amparo descansa en Prado Nuevo
La asociación de la Virgen de los Dolores confirmó ayer que Amparo descansa en Prado Nuevo Javier Fernández-Largo

MADRID- La polémica rodea el lugar de reposo final de Luz Amparo Cuevas, la vidente de El Escorial que, en 1981, aseguró haber presenciado una aparición de la Virgen María en la finca de Prado Nuevo. Tres décadas y 376 «visiones» después, Amparo falleció tras haber cumplido la petición que, según aseguro le hizo la Virgen bajo un fresno: construir una capilla en honor a la Pasión de su Hijo. El pasado domingo, centenares de devotos así como miembros de las asociaciones y fundaciones benéficas que surgieron a raíz de las apariciones marianas, dieron su último adiós a Amparo en un multitudinario funeral en Prado Nuevo. Posteriormente, según confirmó en un comunicado la Asociación de Fieles Reparadores de Nuestra Señora de la Virgen de los Dolores, la vidente fue enterrada en una instalación anexa a la capilla.
Se descartaba así la posibilidad de que sus restos descansasen en el cementerio de El Escorial o en Pesebre, en Albacete, su pueblo natal, pero, a la vez, se desataba la polémica. Precisamente, el presidente de la Asociación de Víctimas de las Apariciones de El Escorial, Juan Carlos Bueno, presentó el domingo una denuncia ante la Guardia Civil respecto a la ilegalidad de dar sepultura a la vidente en la finca de Prado Nuevo. Bueno recordó que se trata de un espacio medioambientalmente protegido, por lo que sería ilegal enterrar allí a nadie.
Al respecto, la nota afirma que la familia ha realizado los trámites administrativos para formalizar la sepultura privada en la finca, siguiendo los cauces establecidos por la normativa vigente. Sin embargo, un blog religioso enlazado por las páginas oficiales de los fieles de Prado Nuevo en Facebook y Twitter aseguró ayer que el pasado 17 de agosto –día en que falleció Amparo– su familia se habría puesto en contacto con el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, quien, además de darles el pésame por la muerte de su madre, les concedió la autorización para que su cuerpo descansase en la capilla consagrada a la Virgen en El Escorial que se inauguró con su funeral.
 Fuentes del arzobispado de Madrid explicaron que sí es posible enterrar un cuerpo en una capilla cristiana con el permiso eclesiástico, aunque no confirmaron si se había pedido autorización para enterrar a Amparo en la finca de Prado Nuevo.

Síguenos en