Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
21:30
Actualizado a las 

La Razón

Religión

El Papa recuerda que la realeza de Jesús y María no es como la de los reyes terrenales

  • El Papa ha advertido de que la realeza de Jesús y de la Virgen María no es la que se asocia al "poder" y "riqueza" de los Reyes que hay en la Tierra sino que el suyo es un reinado de "servicio" a la humanidad y a Dios, en su audiencia general de este miércoles dedicada a la celebración de la memoria litúrgica de la Bienaventurada Virgen María invocada con el título de 'Reina'.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
El Papa, junto a una niña de Fukushima, durante la audiencia de hoy
El Papa, junto a una niña de Fukushima, durante la audiencia de hoy Efe

"Hay una idea popular de rey o de reina, relacionada con una persona con poder y riqueza, pero éste no es el tipo de realeza de Jesús y de María. Pensemos en el Señor, la realeza es el ser de Cristo entretejido de humildad, de servicio, de amor y sobre todo servir, ayudar, amar", ha destacado, al tiempo que ha recordado el momento en que Jesús fue proclamado 'Rey de los Judíos' en la cruz o cuando se inclinó en la última cena para lavar los pies a los suyos.

"Por lo tanto, la realeza de Jesús no tiene nada que ver con la de los poderosos de la tierra. Es un rey que sirve a sus servidores, como ha demostrado a lo largo de toda la su vida. Y lo mismo vale para María: es reina en el servicio a Dios y a la humanidad", ha remarcado.

Además, el Pontífice ha explicado que María es Reina "porque está asociada, de modo único a su Hijo, tanto en el camino terrenal, como en la gloria del Cielo". Así, ante la pregunta de si se trata sólo de "un titulo, una corona o un adorno como otros", Benedicto XVI ha apuntado que María "vela" por las personas que se dirigen a ella "para pedir su materna protección y su celestial ayuda después, quizás, de haber perdido el camino, oprimidos por el dolor o por la angustia por las tristes y dolorosas vicisitudes de la vida".

Por ello, ha subrayado que la devoción a la Virgen es "un elemento importante de la vida espiritual" y ha invitado a los cristianos a no dejar de dirigirse a ella en su oración, a imitar su fe y a seguir su ejemplo.

Finalmente, ha enviado un saludo cordial a los peregrinos de lengua española, en particular al grupo de la Basílica de Nuestra Señora del Socorro, de Aspe, así como a los provenientes de España, México y otros países latinoamericanos y les ha invitado a encomendar sus súplicas a la intercesión de la Virgen.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA