Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 15 septiembre 2014
15:29
Actualizado a las 

La Razón

Política

Deriva soberanista en el País Vasco

  • 1
Encuesta NC Report
Encuesta NC Report

Se prevé una participación de tan solo el 62,6 por ciento, las más baja de los últimos cinco procesos electorales autonómicos en el País Vasco. Desde las elecciones autonómicas de 2001 no ha parado de descender. Según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN, nos encontraremos en el parlamento con 42-47 diputados nacionalistas y sólo 28-32 constitucionalistas. La suma de las principales fuerzas nacionalistas, PNV y EH Bildu, representa el 57,7 por ciento del voto, superando la media de estas formaciones en las cuatro anteriores convocatorias autonómicas, que fue del 52 al 54 por ciento. Es de esperar la mayor victoria de los nacionalistas desde 2001.

Mientras que los partidos de ámbito nacional español –PSOE, PP, IU y UPyD– lograrían el 39,7 por ciento de los sufragios, 18 puntos menos que los nacionalistas. En los anteriores cuatro procesos electorales autonómicos, los partidos constitucionalistas, obtenían entre el 44 y el 46 por ciento de los votos válidos a candidatura, es decir, una media de 8 puntos menos que los nacionalistas. Por lo que éstos doblarán la diferencia con los constitucionalistas, hecho desconocido en las últimas cuatro elecciones al parlamento vasco. Pero comparando con las anteriores elecciones, en donde la ventaja fue de 6,4 puntos (52,6 por ciento frente al 46,2), los nacionalistas casi logran triplicar la diferencia con los constitucionalistas.

El proceso de concentración en tan solo dos candidaturas, una moderada y otra radical, beneficia al frente nacionalista. No se puede decir lo mismo de los constitucionalistas, fragmentados en cuatro candidaturas que les hacen perder peso político y diputados por el sistema de reparto de escaños.

El PNV volvería a liderar, como siempre lo ha hecho, los resultados en unas elecciones autonómicas. En esta ocasión consigue el 31,2 por ciento de los sufragios y el mayor grupo parlamentario con una horquilla de 22 a 25 diputados. Aunque con respecto a las elecciones de 2009 retrocede 4,2 puntos porcentuales y pierde entre 5 y 8 escaños. Para alcanzar la mayoría absoluta precisaría de 13 a 16 diputados.

La nueva marca electoral abertzale Euskal Herria Bildu obtuvo en las elecciones autonómicas de 2009 un total de 195.696 votos, de los que  65.514 correspondieron a Aralar, con 4 diputados y 38.198 a EA, con 1 diputado. Los otros 91.984 votos hay que computarlos a los votos nulos de las ilegalizadas candidaturas D3M y Askatasuna. Su actual expectativa es la de alcanzar el 26,5 por ciento de los votos y entre 20 y 22 diputados. Su crecimiento es de 9,2 puntos porcentuales, el mayor de todas las candidaturas, llegando a sumar 287.000 votos. Se queda a 16-18 escaños de la mayoría absoluta y será la segunda gran fuerza política vasca en los próximos cuatro años.

Los socialistas son los que más retroceden, pierden 9,1 puntos porcentuales, pasando del 28,1 al 19 por ciento del voto a candidatura. Su representación también desciende: pasa de 25 a 14-16 escaños.

Los populares mejoran su resultado en 1,2 puntos, pero no su grupo parlamentario, que podría reducirse en 1 o 2 diputados al pasar de 13 a entre 11 y 13. Ezker Batua, actual referente de Izquierda Unida en el País Vasco, recibiría el 3,5 por ciento de los votos y obtendría 2 parlamentarios.

Mientras que la cuarta fuerza constitucionalista, UPyD, mantendría su único diputado, aunque mejoraría sus resultados en 1,2 puntos al pasar del 2,0 al 3,1 por ciento.


LAS REACCIONES
«TENSIÓN SOBERANISTA»
Las encuestas lo anuncian y los partidos lo empiezan a asimilar. Una hipotética mayoría nacionalista traerá, de nuevo, tensiones soberanistas al País Vasco. El PSE, a la vista de su batacazo electoral, lo tiene claro.
- J. ANTONIO PASTOR (portavoz PSE)  : «El PSE hablará con todos, aunque con EH-Bildu nos separa un abismo moral. Euskadi va a vivir una época de importantes tensiones soberanistas» si se produce una mayoría nacionalista.
- JUAN JOSÉ IBARRETXE (ex lendakari): «Patxi López va a dejar una herencia envenenada» a quien tenga la responsabilidad de gobernar Euskadi tras las próximas elecciones.
- IÑAKI AZKUNA (alcalde de Bilbao) «El País Vasco necesita un Gobierno o una coalición fuerte que hable claro a los ciudadanos y pida sacrificios a todo el mundo».
- ESTEBAN GONZÁLEZ PONS (vicesecretario del PP): La organización terrorista «está de campaña electoral» en el País Vasco sin haberse disuelto gracias a «su marca electoral, que ahora se llama Bildu y antes, Sortu», y que no es más que «disfraz y trampa».
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA