Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 20 octubre 2014
06:32
Actualizado a las 

La Razón

  • 1

Bajo el lema 'Cataluña, nuevo estado de Europa', la cabecera dio sus primeros pasos a las seis de la tarde desde la confluencia de las calles Casp y Pau Claris, a donde se tuvo que desplazar desde el punto inicial, en paseo de Grcia y la Gran Via, debido al colapso de la zona.

Así, la marcha arrancó por el centro de una capital catalana colapsada de manifestantes y llena de 'estelades' y 'senyeres', en un ambiente festivo y reivindicativo.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han cifrado en un millón y medio los asistentes a la protesta, mientras que la Delegación del Gobierno en Cataluña ha cuantificado la participación en 600.000 personas.

La cabecera de la marcha ha estado liderada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) -entidad que hasta el momento no ha facilitado cifras de participación- y por detrás, a bastante distancia, ha participado una representación de nueve consellers del ejecutivo catalán y de partidos como ERC e ICV.

Aunque no ha acudido a la manifestación el presidente de la Generalitat, Artur Mas, también en esta segunda línea ha figurado su esposa, Helena Rakosnik, el expresidente catalán Jordi Pujol y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

La vicepresidenta Joana Ortega ha asistido a la manifestación, así como los consellers Andreu Mas-Colell, Irene Rigau, Boi Ruiz, Josep Lluís Cleries, Ferran Mascarell, Josep Maria Pelegrí, Lluís Recoder y Francesc Xavier Mena.

Sólo faltaba Pilar Fernández Bozal y Felip Puig, este último pendiente del dispositivo de seguridad de la manifestación en calidad de conseller de Interior, además del propio Mas, que por la responsabilidad de su cargo ha optado por no asistir.

Hasta última hora no ha podido incorporarse el líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, que ha acudido en muletas por una lesión en el menisco, según fuentes de UDC

Entre los cánticos que se escuchan destacan fragmentos de 'L'Estaca', de Lluís Llach --que está en la cabecera--; 'Qu volen aquesta gent?', de Maria del Mar Bonet, y el Himne dels Segadors.

Entre las pancartas, que reclaman el derecho a decidir de Cataluña, se encuentraban lemas escritos en castellano --como 'España, este expolio es genocida' y 'Vuestro odio es nuestro adiós'--, inglés --'Yes we can' y 'Catalonia is not Spain' son de los más repetidos--
y alemán, así como banderas europeas y del FC Barcelona.

También se han podido ver pancartas contra el líder de Unió, Josep Antoni Duran, reclamos al presidente de la Generalitat, Artur Mas, para que "plante a España", augurios como 'El próximo recorte será la independencia' y muchos manifestantes que hablan en castellano.

Durante todo el día, la capital catalana ha respirado el ambiente de Diada, con los actos institucionales habituales, y horas antes de la manifestación mucha gente ya se había concentrado en el centro de la ciudad para asistir a una movilización.  

"Aquí no se cabe, esto es un éxito aplastante", ha comentado el secretario general de CDC, Oriol Pujol, mientras que el ex presidente Jordi Pujol ha destacado el clamor" ciudadano en contra del "expolio" económico que sufre Cataluña.

En la manifestación se han escuchado consignas de "independencia", "Mas lidera o dimite", "español el que no vote", así como un gran número de 'esteladas' (bandera independentista) y, en menor medida, de 'senyeres', la bandera catalana.

La presidenta de la ANC, Carme Forcadell, ha dicho a los periodistas que la plataforma se ha visto "totalmente desbordada por la situación", ya que la manifestación "ha superado todas las previsiones".

La cabecera de la manifestación no ha podido llegar al Parlament porque la marcha apenas podía avanzar, por lo que una representación de la ANC y de la Asociación de Municipios Independentistas (AMI) ha abandonado la marcha para leer el manifiesto final junto a la Cámara catalana.

La afluencia de gente en la manifestación ha dificultado la comunicación móvil y por internet, y los aparcamientos habilitados para los autobuses llegados de otras localidades catalanas han quedado completos.

En paralelo a la convocatoria de la ANC, otra manifestación ha discurrido por Barcelona, la que cada año realiza la izquierda independentista más radical y que, como ha ocurrido en otras ocasiones, ha terminado en el Fossar de les Moreres con la quema de banderas de España, Francia y Europa por parte de unos encapuchados.

Algunos manifestantes han sufrido mareos, dada la aglomeración de personas por el centro de Barcelona, por lo que los hoteles de la zona han servido a estas personas de sala de descanso para recuperarse. Uno de estos céntricos hoteles ha retirado la bandera española de su fachada, "por si acaso", según ha explicado la dirección del establecimiento.
 

 

Vídeos

  • 1