Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
02:45
Actualizado a las 

La Razón

Autonomías

Convergencia cifra la independencia en 40000 millones

  • Una fundación afín a CDC calcula que el Estado catalán tendría un beneficio medio de 13.000 millones y que superaría en PIB per cápita a Francia.

    Consulte más información en el gráfico adjunto

  • 1

BARCELONA– La Cataluña independiente es poco menos que la panacea, según algunos analistas de la órbita nacionalista que han comenzado a publicar análisis sobre la viabilidad de la emancipación. Según concluyen, el Estado catalán no sólo sería viable, sino que se emparejaría con países de acreditado bienestar como Suecia y Dinamarca. Es más, en el ranking de PIB per cápita, Cataluña se situaría por encima de la media de la UE (a 15) por delante de potencias como Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y, por supuesto, España.

La Fundación Catdem, afín a Convergència Democràtica, ha publicado un estudio sobre las características macroeconómicas que tendría la Cataluña independiente. Basándose en proyecciones a partir del período 2006-2009, la construcción del Estado catalán supondría una factura de unos 40.000 millones (cifra que incluye servicios públicos básicos, la nueva Agencia tributaria y la Seguridad Social, entre otros conceptos).

El estudio pone cifras a la viabilidad de Cataluña como Estado y obtiene la conclusión de que el beneficio medio sería de unos 13.000 millones anuales, analizando ingresos y gastos adicionales en años de crisis (2006 y 2007) y de bonanza (2008 y 2009). La fundación Catdem también examina el superávit de la Seguridad Social, que únicamente se transformaría en déficit en el año 2009. «Hay que subrayar que Cataluña como Estado tendría que obtener una parte del fondo de reserva actual de la Seguridad Social. Se trata de un activo de una parte del cual Cataluña tendría que apropiarse, de la misma manera que se quedaría una parte del pasivo que representa la deuda pública del Estado», dice el estudio.

En su apartado de conclusiones, la fundación afín a Convergència destaca que el Estado catalán «se situaría por encima de la media por lo que respecta a PIB per cápita, en concreto, un 9 por ciento de la media (con 28.200 euros), con una posición muy parecida a la de países como Suecia y Dinamarca».

La conclusión final del estudio es que Cataluña, «como Estado independiente y partiendo de la actual situación del sector público español, obtendría claramente unos ingresos adicionales netos que se podrían dedicar a incrementar los servicios públicos (más servicios, o de más nivel, o de más calidad) o a bajar impuestos». Tanto es así que, tomando como referencia 2007, la Cataluña independiente habría logrado unos beneficios de 21.071 millones. No obstante, en un año de crisis como 2009, ese beneficio se habría reducido a 922 millones debido a los efectos de la recisión sobre los ingresos públicos.

Todo estos cálculos se basan en la potencia exportadora de Cataluña, pero no toman en cuenta ningún riesgo relacionado con la fuga de empresas o con los efectos perjudiciales en las relaciones comerciales con España.
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA