Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 03 septiembre 2014
09:17
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

La Policía Nacional desmantela dos tramas de bodas de conveniencia

  • Detienen a 17 personas de diferente nacionalidad en Barcelona y Tarragona

  • 1

Barcelona- Pagaban entre 3.000 y 6.000 euros para casarse o inscribirse como pareja de hecho y así conseguir regularizar su situación en Cataluña a aquellos residentes que se prestaban a aparentar ser la pareja. Sin embargo, su modus operandi era tan burdo que en una de la ocasiones uno de los solicitantes intentó regularizar a «un hijo» que más tarde, a no lograrlo, trató de inscribir como «su marido». Este hecho, y otros factores, pusieron en alerta a las autoridades hasta que, finalmente, la Policía Nacional ha conseguido desmantelar dos redes dedicadas a concertar matrimonios de conveniencia entre extranjeros y personas que o bien tenían la nacionalidad española o bien habían conseguido el permiso de residencia en España.

En total, han sido detenidas 17 personas de diferentes nacionalidades, entre los miembros de las tramas y los que se casaron o se inscribieron como parejas de hecho. Se les acusa de los delitos de falsificación documental y favorecimiento de la inmigración ilegal. Todos han quedo en libertad con cargos a la espera de juicio.

Por lo que respecta a la red ubicada en Barcelona, se dedicaba a inscribir en los registros de diferentes municipios a parejas de hecho. Mientras los residentes cobraban 5.000 euros, los captores se hacían con un porcentaje de la transacción y los extranjeros aportaban documentación falsa para registrarse y solicitar tras los trámites su regularización en España. La Policía Nacional llegó a detectar que un mismo ciudadano residente se había inscrito en varios registros como pareja de personas diferentes.

La particularidad de la trama desmantelada en Tarragona es que en este caso todos los participantes eran originales de República Dominicana. Las personas que ya habían logrado regularizar su situación en España viajaban a su país natal para casarse y luego, una vez en territorio español, reclamar la reagrupación familiar sin que por ello existieran vínculos afectivos reales.

Uno de los factores clave en la investigación es que la mayoría de  las solicitudes de permisos de residencia habían sido denegadas porque el informe previo era «desfavorable». En alguna ocasión, la pareja no hablaba ni siquiera el mismo idioma.
 

Vídeos

  • 1