Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 31 octubre 2014
11:37
Actualizado a las 

La Razón

Interior

Bolinaga se irá a casa en pocos días

  • Los médicos prevén que deje el hospital cuando «coja algunos kilos» y sólo acuda para recibir tratamiento

  • 1
El etarra Bolinaga dio las gracias a «Euskal Herria» tras conocer la decisión de la Audiencia Nacional de excarcelarle
El etarra Bolinaga dio las gracias a «Euskal Herria» tras conocer la decisión de la Audiencia Nacional de excarcelarle

Madrid- El ex preso de ETA Josu Uribetxeberria Bolinaga recibió ayer en la habitación de planta  del Hospital de Donostia la visita de sus familiares, amigos y de algunos portavoces de Herrira, la plataforma de apoyo a los presos de la banda, que ha convertido este caso en un asunto  político, alejado de los rasgos de humanidad con que lo ha querido disfrazar.

El torturador de Ortega Lara fue sacado de la celda hospitalaria en la que ha estado recluido desde el pasado 1 de agosto a media noche del miércoles al jueves, después de que se marcharan los policías que le custodiaban y una vez ratificada la orden de libertad condicional. El lugar elegido para esta nueva ubicación es un cuarto individual, situado al final de un pasillo lateral de la planta, con un guardia jurado colocado en la confluencia de este pasillo con el corredor central.

Las pautas de alimentación son las mismas que ha seguido durante el tiempo que lleva ingresado, excepto los 15 días que ayunó voluntariamente.

El etarra se encuentra lógicamente débil y postrado en la cama la mayor parte del tiempo, pero con ánimo como para grabar un corto vídeo, sentado en una silla para ser publicado en  la página web del diario «Gara». En el mismo, Uribetxeberria Bolinaga da las gracias «a Euskal Herria» por el apoyo recibido y con una sonrisa asegura que siempre confió en que la lucha de sus coterráneos conseguiría su puesta en libertad.

El enfermo, que al parecer tiene metástasis en el cerebro como consecuencia de un cáncer primario del que fue operado hace años, recibirá un tratamiento diferente a la radioterapia que le han proporcionado hasta la fecha. Para ello, será trasladado al hospital universitario, un edificio contiguo al centro sanitario en el que permanece ingresado desde hace 42 días. En la primera planta, llamada «planta de día», ubican a las personas que reciben tratamiento oncológico ambulatorio; es decir, que vuelven a dormir a sus casas. En cambio, en la segunda y en la tercera, sitúan a los enfermos que deben quedar ingresados durante el tratamiento y ahí es donde quedará el etarra de Arrasate.

Sin embargo, fuentes hospitalarias señalaron a LA RAZÓN que son muy pocos los enfermos con tratamiento de radioterapia que permanecen ingresados durante mucho tiempo,  por lo que resulta muy probable que la persona más famosa del hospital sea enviada a su  casa con su familia en cuanto se recupere un poco de la huelga de hambre que hizo y recupere algunos kilos, ya que lo habitual es que este tipo de enfermos sean tratados en la llamada «planta de día».
Son muy pocas las personas dentro del centro hospitalario que se muestren dispuestas a ofrecer información sobre el interno y es que saben que detrás se halla toda la izquierda abertzale, motivo por el que siguen escrupulosamente las normas de la ley de la «omertá», aunque nadie se lo haya impuesto formalmente. Y es que Bolinaga es el primero en una batalla que no ha hecho más que comenzar y que durará, al menos, hasta el 21 de octubre, fecha de las elecciones autonómicas. El siguiente paso a dar por esta gente es la consecución de la libertad de los 13 presos de ETA siguen encarcelados y que, según Herrira, padecen enfermedades graves.

Dos víctimas del etarra, ingresadas tras la noticia
Una taquicardia y un ataque de ansiedad. Son las primeras consecuencias que ha tenido entre alguna de las víctimas y familiares tras conocer la excarcelación del etarra Bolinaga. La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, informó ayer a su llegada a la Audiencia que la esposa de uno de los asesinados por el etarra «tuvo que ser trasladada al hospital por una taquicardia» y también un policía superviente en uno de los atentados de la banda, con un «ataque de ansiedad». «Sólo espero que si a los jueces les queda un mínimo de respeto a las víctimas, no pongan en el auto que lo han hecho por humanidad», sentenció Pedraza.

Marlaska, a Pedraza: «aunque duela hay que aplicar la ley»
El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional,   Fernando Grande-Marlaska, trasladó ayer a la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, su  comprensión ante el rechazo del colectivo a la excarcelación del etarra. Según explicó Pedraza, el magistrado le aseguró que, «aunque duela, a veces hay que aplicar la Ley». La presidenta de la AVT se reunió con Marlaska y el juez Alfonso Guevara para comunicarles la repulsa de su asociación a la puesta en libertad del etarra y hacerles entrega de un ejemplar del libro «Vidas Rotas». «No pensábamos que nos iban a recibir, pero sorprendentemente así ha sido», explicó Pedraza tras el encuentro.

 

Vídeos

  • 1