Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
22:41
Actualizado a las 

La Razón

Casa Real

Por la unidad de España

  • Informó el lunes a Rajoy de que escribiría una carta a la Nación apelando a la unidad. Sus destinatarios: gobiernos independentistas, partidos políticos y agitadores sociales
     

    Texto íntegro de la carta de Don Juan Carlos

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
«Algunos piensan que soy eterno, pero no voy a estar aquí toda la vida»
«Algunos piensan que soy eterno, pero no voy a estar aquí toda la vida»

MADRID- No ha sido aprovechando un acto institucional o un viaje oficial. Su Majestad el Rey, en un gesto de Estado sin precedentes, tomó ayer la iniciativa para hacer un llamamiento a la conciencia de la Nación. A través de una carta volcada en la nueva página web de la Casa Real, informando previamente al presidente del Gobierno, Don Juan Carlos fue determinante: «Lo peor que podemos hacer es dividir fuerzas, alentar disensiones, perseguir quimeras, ahondar heridas». Y, en un momento que consideró decisivo respecto al futuro de Europa y de España para «asegurar o arruinar el bienestar que tanto nos ha costado alcanzar», contextualizó los últimos movimientos que que han revuelto los ánimos del país. «No son estos tiempos buenos para escudriñar en las esencias ni para debatir si son galgos o podencos quienes amenazan nuestro modelo de convivencia», remarcó. Porque, según aseguran fuentes de Zarzuela, tres son los destinatarios de este mensaje: gobiernos autonómicos independentistas, todos los partidos políticos y las fuerzas sociales que piden lanzarse a las calles: manifestaciones, huelga general  y todo lo que engloba el «otoño caliente».

La decisión se tomó el pasado viernes, día enmarcado entre las manifestaciones en la Diada catalana a favor de la independencia, y las movilizaciones en la capital contra las medidas y ajustes económicos del Gobierno. Y de propuestas anticonstitucionales, como el referéndum planteado por Artur Mas sobre la soberanía catalana sin consultar al resto de España.  Fue el lunes cuando el Rey despachó con Rajoy y le anunció que publicaría la carta en la web. El presidente del Ejecutivo estuvo de acuerdo. Y, ayer, sobre las 13:30 de la tarde, después de la Apertura del año Judicial, la Casa Real envió un mensaje a los medios de comunicación: «Importante: Nueva carta de S. M. el Rey disponible en nuestra página web». 

«Son los tiempos más adecuados para la acción decidida y conjunta de la sociedad, a todos los niveles, en defensa del modelo democrático y social que entre todos hemos elegido», remarca Don Juan Carlos durante su misiva lo que ya enfatiza en su inicio: «Sólo superaremos las dificultades actuales actuando unidos, caminando juntos, aunando nuestras voces, remando a la vez». 

Por su parte, algunos partidos políticos han criticado el pronunciamiento del Monarca, porque consideran que  se ha salido de sus funciones como Jefe de Estado. «La carta constata que el Rey se sitúa fuera del lugar que le otorga la Constitución al tomar un papel político que está fuera del sentido común y de la oportunidad», sostienen desde ICV-EUiA. No obstante, Don Juan Carlos sí tiene potestad para actuar así, según establece la Constitución.  El artículo 56 de la Carta Magna reconoce dentro de la funciones del Monarca  como Jefe de Estado, su papel como «árbitro y moderador del funcionamiento regular de las instituciones». Por su parte, desde la Casa Real zanjan el tema: «No es el primero, ni será el último». Precisamente uno de  estos primeros llamamientos provocó el reconocimiento social de Don Juan Carlos como Jefe de Estado: el del 23-F. Momento clave para conservar la «recién nacida» democracia. Y que el Rey no dudó en rescatar en la carta que publicó ayer. «Desde la unión y la concordia, hemos de recuperar y reforzar los valores que han destacado en las mejores etapas de nuestra compleja historia y que brillaron en nuestra Transición Democrática». Y resalta: «El trabajo, el esfuerzo, el mérito, la generosidad, el diálogo, y el sacrificio de los intereses particulares en aras del interés general». 

 

«Algunos piensan que soy eterno, pero no voy a estar aquí toda la vida»
Tras la apertura ayer del Año Judicial, Don Juan Carlos compartió con los periodistas allí presentes la sorpresa general que ha provocado la dimisión de Esperanza Aguirre.  El Monarca reconoció su sorpresa cuando la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, tras sus 29 años de dedicación a la política, le llamó para comunicarle su decisión de abandonar el cargo. Y señaló sobre él mismo: «Algunos piensan que soy eterno, pero no voy a estar aquí toda la vida».

 

Cataluña no se da por aludida
Montse Espanyol
La entrada del Rey en el debate sobre el auge soberanista, cogió ayer, literalmente, por sorpresa a la Generalitat. La Casa Real publicó el mensaje a la hora en que el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, comparecía para dar parte de los acuerdos del Ejecutivo de Artur Mas. Un periodista le tuvo que resumir la carta. Para contestar al Monarca, Homs eligió una respuesta fácil:  «No nos damos por aludidos. Alegó que «desde hace tiempo, Cataluña está planteando propuestas y soluciones que no son quimeras», en referencia al pacto fiscal. A última hora de la tarde, Mas ofreció una respuesta más sutil al Rey. En el acto de entrega de la Medalla de Oro de la Generalitat a título póstumo al ex presidente del Parlament, Heribert Barrera, comentó que el republicano «tenía razón» al pedir «un Estado propio» y rechazar que la Constitución  sea un marco adecuado para Cataluña.
 

Vídeos

  • 1