Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
20:49
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Autorretratos bajo las drogas

  • En la serie de dibujos se puede observar, tras 18 tipos de drogas en once días, los diferentes efectos de estas sustancias en el cerebro humano.

  • 1
Autorretratos bajo las drogas
Autorretratos bajo las drogas

El arte expresa ideas, emociones o, en general, una visión del mundo. En 1995, el artista Bryan Lewis Saunders decidió mostrar su particular cosmos a través de la idea de autorretratarse todos los días de su vida. La vuelta de tuerca a su particular estudio llegó con la inclusión de las drogas y, en particular, de sus efectos para interferir en la visión de sí mismo.

«Después de experimentar cambios drásticos en mi entorno, busqué otras experiencias que pudieran afectar profundamente a mi percepción del yo. Todavía estoy realizando este experimento, pero en grandes lapsos de tiempo», indicó el artista de 43 años nacido en Washington.

Después de más de 8.000 autorretratos, Bryan mezcló su expresión artística con la influencia de diferentes drogas –a veces combinadas- para explorar el mundo de los sentidos. Opiáceos, alucinógenos, estimulantes y tranquilizantes se mezclaron con el abuso de sustancias como el jarabe para la tos o el líquido para los encendedores.

«Estaba sin duda empezando a parecer que tenía síndrome de Down. En primer lugar mi frente se hizo más grande, entonces mi cara se puso más plana. En el momento en que llegué al "Robutussen" (dos botellas), definitivamente se podría decir que estaba empezando a tener algo así como el síndrome de Down», relata acerca de su experiencia en el proyecto.

Dieciocho drogas en once días
«Se me fue la mano», reconoció el pintor después de sus experimentos. Después de once días de excesos sufrió daños cerebrales leves: «Consumí 18 drogas en once días, a veces más de un fármaco en un día, algunas drogas que no debes mezclar».

Sin embargo, continuó el proyecto bajo supervisión médica, convirtiéndose en un invitado habitual en el hospital.

«Yo vivía en un edificio del gobierno enorme con una gran cantidad de personas con discapacidad y enfermos. Había un montón de pastillas y un montón de drogadictos y he pasado un montón de cosas trágicas en mi vida», describe el artista.

Bryan se desmarca de los pintores con un estilo único durante su trayectoria y defiende la evolución de la expresión artística: «Las personas cambian todos los días».

Vídeos

  • 1