Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
04:04
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

Junta y CaixaBank se alían para dar soporte al tejido empresarial

  • Herrera anima a emprendedores a avanzar y a los bancos a prestar apoyo

  • 1
Juan Vicente Herrera, con sus consejeros Tomás Villanueva y Silvia Clemente y los directivos de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz y Juan Bilbao.
Juan Vicente Herrera, con sus consejeros Tomás Villanueva y Silvia Clemente y los directivos de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz y Juan Bilbao.

Burgos- Comienza un camino en el que entidades de ahorro y administraciones deben de trabajar al unísono para reactivar la Economía. Así lo puso por manifiesto el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ayer en Burgos, donde también señaló que «el camino pasa por controlar el déficit y ese fondo sin fondo» y fortalecer y hacer más competitivas a las empresas de Castilla y León.

Herrera se expresó así en la puesta de largo de CaixaBank en la Comunidad, en un acto que tuvo lugar en la Casa del Cordón de Burgos, donde sellaron un acuerdo por el que la entidad bancaria dispondrá un máximo de 500 millones de euros para apoyar el crecimiento del sector productivo y financiar actividades ligadas al sector primario, pero también para ofertar líneas específicas de microcréditos a microempresas, autónomos y emprendedores, que sean adjudicatarios de financiación previa por parte de la Agencia autonómica de Innovación, Financiación e Internacionalización.

Un «motivo de esperanza», señaló Juan Vicente Herrera, quien definió el acuerdo como «un acto de futuro» que pone de manifiesto que es posible recorrer ese nuevo camino de colaboración.

Por su parte, el director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, remarcó la vocación de «liderazgo, permanencia y cercanía al territorio» de la nueva entidad, que se presentó en la antigua sede de Caja Burgos, que fue tal hasta su absorción por el grupo bancario el pasado mes de agosto.

Alcaraz remarcó que los microcréditos constituyen un «sello distintivo de la institución», a la par que incidió en su reto de prestar especial atención al sector agroalimentario, la agricultura y la ganadería, como elementos claves dentro de la Economía regional.

En este punto indicó que las nuevas líneas constituyen «una oportunidad» para empresarios y para la propia entidad, de cara a darse a conocer en Castilla y León. Por otra parte, recordó el carácter social de CaixaBank, pese a ser un banco y puso como ejemplo el acuerdo cerrado, el pasado 2 de julio, por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el responsable de su entidad, Isidro Fainé, de cara a invertir, este mismo año, 11,8 millones de euros procedentes de la Obra Social en Castilla y León.

Difícil de explicar
Por otra parte, el presidente Herrera asumió que la pérdida de entidades financieras de la Comunidad, como consecuencia del proceso de reordenación, ha sido un proceso «difícil de explicar y doloroso», informa Efe.

De igual forma, consideró que España necesita la «normalización bancaria», después de todo el proceso de reordenación del sector, que ha señalado como «compleja y dura», porque ha supuesto en algunos casos cierre de oficinas y pérdida de puestos de trabajo.

Como parte de ese proceso de normalización, Herrera ha pedido a los empresarios que venzan esa «sensación de orfandad» que les ha quedado al perder las entidades antiguas, que les conocían y sabían de su fiabilidad, «lo que les puede provocar la sensación de que tienen que volver a empezar desde cero con las nuevas entidades». En este sentido afirmó que «la nostalgia no sirve y hay que recomponer la figura».

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA