Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 26 julio 2014
09:07
Actualizado a las 

La Razón

Investigación

La ley contra la experimentación de animales estará lista en dos semanas

  • El Real Decreto busca que «se reduzca al mínimo, aplicando métodos alternativos»

  • 1
La ley contra la experimentación de animales estará lista en dos semanas
La ley contra la experimentación de animales estará lista en dos semanas

Madrid- España contará en breve con una nueva ley que busca proteger a los animales utilizados con fines de experimentación, ya sea en el mundo ganadero, en al cosmética, con fines científicos, o incluso en la docencia. Así lo ha podido confirmar LA RAZÓN, que ha tenido acceso al borrador del Real Decreto que verá la luz en dos o tres  semanas.  Esta legislación, elaborada desde  el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la que se llega después de consultar tanto a los responsables de las comunidades autónomas como a los sectores afectados, supone un importante avance en materia de bienestar animal. Así, según recoge la nueva norma, «sólo se podrán utilizar animales cuando su uso esté justificado por la finalidad que se persigue, valorando su oportunidad siempre en términos de sus potenciales beneficios». 

El borrador nace con el objetivo de que «no se les cause innecesariamente dolor, sufrimiento, angustia o daño duradero», además de evitar «toda duplicación inútil de procedimientos, y velar por que a los animales utilizados, criados o suministrados se les concedan los cuidados adecuados». La norma aborda incluso la eutanasia animal en un apartado específico para aminorar el sufrimiento. 

Especies amenazadas

Otra de las novedades del texto es el artículo 20, dedicado a las especies amenazadas. «No se utilizarán en procedimientos animales», sentencia, lo que supone un salto cualitativo respecto a la norma vigente, de 2005, no sólo porque adapta los requisitos generales mínimos a los avances científicos, sino también porque establece como principio general la promoción e implementación del «principio de las tres erres»; es decir, el reemplazo (empleo de otros métodos que no incluyan animales), la reducción (utilización del mínimo número de animales posible) y el refinamiento (que los test sean lo menos agresivos posible con los animales) de los procedimientos, fomentando sobre todo el uso de métodos alternativos a la experimentación con animales vivos.

Además, con el fin de favorecer el acceso a la información frente al secreto industrial y así reducir el número de animales con los que en la actualidad se experimenta, la futura legislación establecerá la obligación de publicar los «resúmenes no técnicos» de los proyectos autorizados, por supuesto sin incluir datos de carácter personal. Entre los datos que deben publicarse se encuentran los objetivos del proyecto, incluidos los perjuicios y los beneficios previstos, así como el número y tipo de animales que van a emplearse, y la demostración del cumplimiento del requisito de las «tres erres».

En concreto, «los órganos competentes publicarán los resúmenes no técnicos de los proyectos autorizados y sus eventuales actualizaciones...».  Siempre que la propiedad intelectual y la información confidencial queden protegidas, el resumen no técnico del proyecto incluirá, al menos, lo siguiente: «Información sobre los objetivos del proyecto, incluidos los perjuicios y los beneficios previstos, así como el número y tipo de animales que van a utilizarse, la demostración del cumplimiento del requisito de reemplazo, reducción y refinamiento», tal y como viene recogido en el artículo 36 del Proyecto de Real Decreto por el que se establecen las normas básicas aplicables para la protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia.

Se trata, en definitiva, de un paso clave para reducir los ensayos con ratones, ratas, aves y conejos, ya que desde diferentes organizaciones se estima que «se puede reducir en un 29 por ciento el número de animales en experimentación de todo tipo con un esquema apropiado, ágil y público en el que prime la cooperación entre las empresas frente al secreto industrial», tal y como ya manifestó Alberto Díez, portavoz de la Asociación para la Defensa del Derecho Animal (ADDA).

Normas a la europea
«El número total de animales que se utilizaron en 2008 en los 27 Estados miembros de la UE con fines experimentales se situó por encima de los 12 millones, de acuerdo con el Sexto Informe sobre las estadísticas relativas al número de animales utilizados para experimentación y otros fines científicos en los Estados miembros de la Unión Europea. En el caso de España, el último informe del Ministerio de Agricultura disponible, de 2010, indica que en España el número total de animales utilizados en experimentación fue de 1.334.986, lo que se correlaciona con su potencia científica», declaró Guillermo Repetto, miembro del Comité de Expertos de la comisión Europea sobre la disponibilidad de procedimientos alternativos para la evaluación de productos cosméticos y presidente de la Red Española para el Desarrollo de Métodos Alternativos a la Experimentación Animal.
 

LAS TRES «R» QUE PRIMA LA NORMATIVA

REEMPLAZO POR VÍAS ALTERNATIVAS

El proyecto de Real Decreto prima el empleo de otros métodos que no incluyan animales. Es más, se pide que sólo se utilicen cuando se uso «esté justificado por la finalidad que se persigue».
REFINAMIENTO DE LOS EXPERIMENTOS
Otro de los empeños de la nueva legislación que busca sacar adelante el Ejecutivo popular es que los test sean lo menos agresivos posible con los animales.
REDUCIR EL NÚMERO DE EJEMPLARES
Se contempla la utilización del mínimo número de animales posible, estableciendo las normas a las que deben atenerse los proyectos «desde que se inician hasta que finalizan».
 

Vídeos

  • 1