Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 27 agosto 2014
16:49
Actualizado a las 

La Razón

Espectáculos

La CDN más española

  • La Compañía Nacional de Danza da la alternativa a jóvenes coreógrafos dentro de un programa con sabor muy hispano

  • 1
Imagen de una de las coreografías que se estrenan dentro del muevo programa
Imagen de una de las coreografías que se estrenan dentro del muevo programa Rubén Mondelo

La Compañía Nacional de Danza (CDN) vuelve a las Naves del Teatro Español con las creaciones de cinco coreógrafos, tres piezas de sabor «intrínsecamente español» que se estrenarán hoy en la XVIII edición del Festival Internacional de Madrid en Danza. «Unsound», «Demodé» y «Babylon» conforman el programa «España crea» que la CDN pondrá a partir de hoy en escena en las Naves del Español en Matadero y que se  presentó ayer por el director artístico de la CDN, José Carlos Martínez. Martínez ha destacado la dificultad que los coreógrafos españoles tienen en la actualidad para seguir manteniendo sus compañías, y por ello la Compañía Nacional de Danza invita a estos profesionales para que puedan centrarse en la creación artística.

El director artístico de la Compañía Nacional de Danza explicó que aunque la programación de la temporada pasada comenzó con los grandes coreógrafos extranjeros, su proyecto reserva un amplio espacio a la nueva creación española. «El público español viene a ver a una estrella o a un coreógrafo y le cuesta descubrir cosas»,  señaló Martínez, que ha destacado que hay que cambiar «eso de que uno no es profeta en su tierra».

Dos de las piezas que se estrenan hoy, «Unsound» y «Demodé», son estrenos absolutos, mientras que «Babylon» fue estrenada el pasado mes de octubre en Barcelona. Aranxta Sagardoy y Alfredo Bravo son los coreógrafos de «Babylon», una pieza de 35 minutos que, con una música «muy inquietante» de Shostacovich, pone en escena a diecisiete bailarines de la CND. 

Sagardoy y Bravo relataron cómo han llevado a los bailarines «al extremo de sus posibilidades» en esta pieza de carácter psicológico y llena de dinamismo y energía corporal. «Unsound», de Juanjo Arqués y Heidi Vierthaler, se trata de una pieza «íntima», oscura y misteriosa al principio, que refleja las relaciones personales a través de las experiencias de los participantes en la pieza, explican los coreógrafos, que han recalcado la libertad que han dado a los  bailarines en el proceso creativo.

 Iván Pérez es el coreógrafo de «Demodé» que, con Luis Miguel Cobo, combina la música electrónica con la clásica para recordar que «las modas, las ideologías, los estilos y las tendencias artísticas son pasajeras, vuelven y se transforman».

Las tres piezas se representarán desde hoy dentro del festival «Madrid en Danza» de la Comunidad de Madrid, un festival que tiene como objetivo mostrar una completa visión de la coreografía actual de la región e impulsar la nueva generación de creadores.  Debido a la coincidencia del estreno con la convocatoria de huelga general hoy, los coreógrafos permanecerán en las representaciones de los días 14 y 15, en lugar de la jornada inaugural como suele ser habitual, dijo Martínez. 
 

Vídeos

  • 1