Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 26 noviembre 2014
12:03
Actualizado a las 

La Razón

Oriente Medio

Alon Bar: «Israel ejerce su derecho a defenderse»

  • 1
«Sólo en el último año Hamas ha lanzado más de 800 misiles contra la población civil»
«Sólo en el último año Hamas ha lanzado más de 800 misiles contra la población civil» Cristina Bejarano

Madrid- Con el deseo de que la escalada de tensión de los últimos días llegue a su fin, el embajador de Israel en España reivindica el derecho de su país a defenderse de los continuos ataques de Hamas. Apela a que la comunidad internacional comprenda el día a día de miles de israelíes que, asegura, viven bajo una incesante lluvia de misiles procedente de Gaza.

-Los ataques de Hamas han llegado a Tel Aviv y a Jerusalén, ¿se ha cruzado la línea roja?
-A lo largo de los últimos meses Hamas ha cruzado cualquier tipo de línea. La situación actual es fruto de esta escalada. Los ataques a Tel Aviv y Jerusalén reflejan la situación insostenible en la que vivimos. Teníamos que buscar una manera de ponerle fin.
-¿Asistimos a una reedición de la operación «Plomo Fundido» de 2008?
-Ojalá que no. Pero no vemos otras opciones. Sólo en el último año Hamas ha disparado 800 misiles y la reacción israelí hasta el momento ha sido puntual. El esfuerzo de estos días es para frenar estos ataques contra la población civil israelí, pero han reaccionado con una escalada mayor. Estamos obligados  a hacer lo que esté a nuestro alcance para terminar y si no hay otra manera, lamentablemente, una entrada territorial en Gaza podría ser inevitable.
-Entonces, ¿no hay opciones para  evitar la ofensiva terrestre?
-Lo que parece claro es que Hamas no da señales de querer un alto el fuego permanente. No es una ofensiva planificada para conseguir un objetivo, es una reacción israelí a meses de escalada de Hamas que ha convertido la situación en insostenible. Ojalá que sea posible hacerlo por la vía diplomática, con los mensajes internacionales, con la intervención de Egipto... Lo que está claro es que Hamas tiene que terminar los ataques a Israel porque si no estaremos obligados a encontrar una solución bélica.
-Desde que se produjo el último episodio de tensión en 2008, los equilibrios políticos en la región han cambiado mucho. ¿Dibuja la Primavera Árabe una sombría perspectiva para Israel?
-Nuestro deseo ha sido que con los Hermanos Musulmanes en el poder en Egipto, pese a sus declaraciones antiisraelíes, se hubieran podido calmar las intenciones bélicas de Hamas. Lamentablemente esto no ha ocurrido. Hay que destacar que Israel no está en la franja de Gaza desde 2005 ni con soldados ni con ciudadanos. La frontera entre la franja y Egipto corresponde a los egipcios y ahí es donde están las posibilidades de calmar la situación.
-¿Confía en que el Gobierno islamista de Mursi sea el muro de contención del conflicto?
-No puedo decir que confiemos, puedo decir que esperamos que juegue ese papel, pese a las declaraciones de odio hacia Israel y de solidaridad con Hamas.
-Las reacciones internacionales van desde el apoyo a la respuesta israelí hasta quienes la consideran desproporcionada...
-Yo creo que el mundo entiende que Israel está ejerciendo su derecho a autodefenderse. La situación de lluvia de misiles cada dos o tres días nos ha obligado a responder. Hamas es una organización terrrorista que ataca a los israelíes.
-La Autoridad Palestina (AP) presentará la próxima semana ante la ONU su propuesta para ser Estado observador...
-Creemos que es una vía muy peligrosa que podría deteriorar la situación de acuerdos que tenemos con la AP. Uno de los términos pactado es un compromiso de las dos partes de no cambiar el estatus de los territorios sin negociar. Si acuden a la ONU, las consecuencias podrían ser muy graves para nosotros, aún peores para la AP y llegar a anular la posibilidad de reanudar las negociaciones y avanzar hacia la paz. 
 

Vídeos

  • 1