Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 20 octubre 2014
12:18
Actualizado a las 

La Razón

Energía

Biocombustible de café

  • Expertos de la Universidad de Nevada desarrollan un biocarburante a partir de los residuos del grano de este cultivo y afirman que en unos ocho meses se podrá comercializar.

  • 1

¿Puede el combustible oler a café en vez de a gasolina? Un grupo de profesores de la Universidad de Nevada lleva desde mayo de 2006 desarrollando un biocombustible a partir de los desechos de los granos de café no utilizados. La calidad de este nuevo biodiésel es igual o superior, según sus creadores, a la de cualquier biocarburante del mercado, con un coste económico y medioambiental muy reducido. «En nuestro proceso utilizamos el poso del café gastado que la mayoría de las fábricas y de las tiendas desechan y tiran a la basura. Esto hace que nuestro combustible sea más barato que los obtenidos de la soja o el grano», explica Narasimharao Kondamudi, uno de los responsables del proyecto. El precio de un biodiésel es directamente proporcional al coste de aceite vegetal utilizado.
Los encargados de este proyecto extraen de la materia total de los granos, dependiendo de la calidad y del tipo, entre un 15 y un 20 por ciento de aceite. Esto se logra a través de una sencilla disolución, a temperatura ambiente, de los posos con disolventes. Estas sustancias son separadas de los aceites mediante una evaporación, la cual permite reutilizar los disolventes varias veces en el procedimiento de extracción. Según Kondamudi, los óleos conseguidos por este método son de mayor calidad que los procedentes de aceites vegetales o de grasas animales. Esta conversión de aceites en biodiésel se realiza por medio de un procedimiento químico llamado transesterificación.
El proyecto se financia, de momento, en exclusiva por la propia universidad. El combustible se está fabricando a pequeña escala en el laboratorio de la facultad, aunque estiman que en, aproximadamente, seis u ocho meses podrá ser comercializado y utilizado perfectamente en automóviles.
Para producir un litro de este biocombustible se emplean entre cinco y siete kilos de residuos de granos de café. El coste de producción de un galón (3,78 litros) de este biocarburante es de un dólar, según los investigadores.
Actualmente, la producción mundial de café es de unos siete millones de toneladas. Con esta cantidad, los profesores de la Universidad de Nevada estiman que sólo con los granos que se desechan a lo largo de un año sería posible fabricar unos 200 millones de litros de biocombustible. Esto, en España,únicamente cubriría el suministro de todos los vehículos matriculados durante unos cinco días.
En nuestro país, Manuel Bustos, director de biocarburantes de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), cree que en la actualidad se intenta hacer biocombustible de muchas sustancias por su enorme importancia ecológica. «Pero hay que probar su viabilidad económica y testarlo en una planta comercial», asevera Manuel Bustos.

Vídeos

  • 1