«Operación Bahondo»

España

Ochenta agentes participan en la operación contra una banda de ladrones cacereña

Ochenta agentes de la Guardia Civil han participado hoy la "Operación Bahondo", que se está desarrollando en varios puntos de Extremadura y que ha permitido la detención de ocho personas pertenecientes a un banda que supuestamente robaba en casas aisladas y de campo de las provincias de Cáceres, Ávila y Salamanca.

La investigación, que se inicio en octubre de 2012, ha permitido la detención de ocho personas de nacionalidad española, seis hombres y dos mujeres, a las que se les considera presuntas autoras de más de un centenar de delitos contra el patrimonio ocurridos en los últimos meses y otro de tenencia ilícita de armas.

Algunos de ellos ya fueron arrestados en abril del año pasado en el transcurso de la Operación "Serranos", según ha informado esta tarde la Guardia Civil en un comunicado.

En una rueda de prensa, el delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, advirtió ya esta mañana, a pregunta de los periodistas, de que los detenidos eran conocidos de las fuerzas de seguridad porque formaban parte de una banda que el año pasado acabó en prisión y que, después de estar poco tiempo en la cárcel, han vuelto a reunirse para delinquir.

En este sentido, la Guardia Civil ha destacado el amplio historial en delitos contra el patrimonio de los detenidos y la participación en esta banda del clan familiar arrestado en el marco de la Operación "Serranos".

En ella detuvieron a tres personas que habían intervenido en casi medio centenar de robos perpetrados en una veintena de localidades del norte de la provincia de Cáceres y que actuaba principalmente en los valles del Alagón y el Ambroz, y en el que la Guardia Civil consiguió recuperar multitud de efectos sustraídos.

La Guardia Civil ha desmantelado ahora una importante banda y esclarecer múltiples robos con fuerza en las cosas, destacados por la contundencia con la se cometían, ya que ocasionaban cuantiosos daños que superaban muchas veces el valor de lo sustraído.

El modus operandi de los detenidos era robar dos, tres o cuatro casas, sustraer un vehículo y darse a la fuga, según dijo el delegado del Gobierno.

La operación ha consistido en cuatro registros domiciliarios simultáneos en la provincia de Cáceres, uno en el barrio de Aldea Moret de Cáceres, dos en la zona de La Data de Plasencia y el último en la localidad de Galisteo (Cáceres), donde han sorprendido a los moradores.

Cinco personas han sido arrestadas en Plasencia, dos en Cáceres y una en Galisteo

La Guardia Civil ha conseguido recuperar un gran número de efectos robados: una escopeta sustraída en la localidad de Malpartida de Plasencia en el año 2011, bienes muebles, electrodomésticos, maquinaria y herramientas agrícola y de construcción, motores, quads...

Para el traslado del material han sido necesarios varios camiones y furgonetas.

Los detenidos serán puestos a disposición de la autoridad judicial en las próximas horas.