Siete de cada diez alumnos no lee lo suficiente

Nueve de cada diez españoles considera que la educación debe mejorarse mucho en España, según el barómetro sobre educación y familia presentado ayer por la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa). Y es que la educación es uno de los temas que más preocupa a la sociedad. En el marco de una reforma educativa –la Lomce- que se aprobará finalmente mañana en la Cámara Baja, el presidente de Concapa, Luis Carbonel, señaló que aunque "es mejor que la anterior, aún es insuficiente". Esta confederación ha pedido en reiteradas ocasiones al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que se refuerce la enseñanza en infantil y primaria, ya que "los puntos débiles en esos años repercuten luego en el fracaso escolar en secundaria".

Mientras en Finlandia el acceso a la educación tiene lugar a los siete años, en España es a los tres. Pero pese a estos cuatro años de ventaja de los alumnos españoles, los finlandeses obtienen los mejores resultados en los informes Pisa. "¿Qué hacemos durante este tiempo?, se preguntó Carbonel. Desde Concapa, "con los datos sobre la mesa, pretendemos que los políticos tomen en cuenta lo que demanda la sociedad española". Así, según el Barómetro de Concapa, los españoles valoran la educación española con un 6,2. Las 12 leyes de educación diferentes en la España democrática demuestran que "no ha habido un consenso entre los grandes partidos, y parece que no llegarán nunca a un acuerdo nacional en materia educativa". Aunque, según comentó el director técnico del estudio, Fernando González Granda, "en los grandes temas no hay diferencia entre la izquierda y la derecha, porque todos queremos una educación mejor, que nuestros hijos lean más...". De hecho, según explicó Carbonel, la "asignatura pendiente" de la educación en España es la lectura. Así, siete de cada diez personas opinan que los alumnos no leen lo suficiente en el colegio.

En el mismo sentido, nueve de cada diez españoles consideran que el material escolar y los libros de texto en la enseñanza no universitaria deben ser propiedad del centro y este prestarlos año tras año a los alumnos, porque hay un punto en el que la sociedad está de acuerdo, y es en el precio excesivo de los libros, según muestra el estudio. En relación a las becas, el barómetro demuestra que los españoles otorgarían las becas en función de la situación económica familiar y el esfuerzo del alumno. Por otro lado, Carbonel también apostó por la modernización del sistema educativo, aunque esta modernización no tiene porqué ir acompañada de renovación tecnológica. De hecho, sólo un 8% apuesta por sustituir todos los libros por tabletas. En concreto, los jóvenes de entre 18 y 35 años son los menos proclives al uso escolar único de tabletas.

Familia y televisión

El estudio también valora el comportamiento de la televisión ante los menores. "Los medios de comunicación tienen como función formar, informar y entretener, pero no lo están cumpliendo con los menores", subrayó Carbonel. Además, alertó de que los horarios infantiles no se están cumpliendo. De este modo, nueve de cada diez personas cree que las administraciones deben establecer mecanismos para que las familias puedan quejarse frente a programas de televisión inadecuados para menores. Asimismo, el 93% cambia de canal cuando ven programas impropios para menores, pero, "¿qué sucede cuando los padres no estamos delante?, se preguntó el presidente de Concapa.