Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1
    Alfonso Ussía

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    Ing

Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 21 abril 2014
14:12
Actualizado a las 

La Razón

hp

Tecnología / Tabletas

Los hologramas, tal y como los conocemos en Star Wars, a la vuelta de la esquina

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

ETIQUETAS

Foto: Star Wars
Foto: Star Wars

Investigadores de HP han conseguido reproducir hologramas 3D directamente en una pantalla LED, sin necesidad de toscos sistemas de cristales o espejos. Esta tecnología permitirá a 'smartphones' y 'tablets' crear imágenes en tres dimensiones reales, que se pueden ver desde diferentes ángulos.

La tecnología 3D se ha desarrollado a pasos agigantados en los últimos años. Comenzando con las primeras películas proyectadas en cine en tres dimensiones, pasando por las consolas y terminando por las últimas televisiones. Por ello, los laboratorios de las compañías tecnológicas se encuentran una batalla por conseguir la tecnología 3D más convincente sin necesidad de gafas para ello.

De esta forma, la holografía quiere ir varios pasos más allá de la recreación tridimensional de la que es capaz la estereoscopía. Según el codirector del Mixed Reality Lab de la Universidad Sur de California, David Krum, parte de este reto consiste en entender la percepción humana y en poder dejar fuera los rayos de luz mientras al mismo tiempo se crea una imagen 3D para el espectador.

Este nuevo desarrollo ha sido llevado a cabo en los laboratorios de Palo Alto (California, Estados Unidos), a partir de unas modificaciones a una pantalla convencional LCD, utilizada por muchos teléfonos, portátiles, televisiones y 'tablets'. De esta manera, los investigadores esperan que este nuevo proyecto pueda ser utilizado por estos dispositivos portátiles de juego y visualización de datos.

Esta nueva técnica de imágenes 3D creando un tipo de holograma a partir de una fotografía o vídeo haciendo posible al usuario verlo desde 200 puntos de vista apreciendo los distintos detalles de la imagen casi como si realmente contara con el objeto o lugar representado entre las manos.

Sobre esta nueva técnica, el investigador del MIT Media Lab, Gordon Wetzstein, ha declarado que ha habido muchas pequeñas innovaciones en la tecnología básica para realizar imágenes 3D. Sin embargo, este nuevo dispositivo "es la transformación a una tecnología que ha existido alrededor de 100 años".

Por su parte, el director del proyecto, David Fattal, admite que para la creación de hologramas, este nuevo dispositivo requiere 200 imágenes diferentes que pueden ser reconstruídas digitalmente pero, en un probable futuro las aplicaciones más usadas por las pantallas estarán creadas a partir de imágenes generadas por ordenador. "Una interfaz 3D para un teléfono móvil o un portátil puede mostrar diferentes ventanas al lado del otro, o los arquitectos podrían usar un 'tablet' para mostrar un modelo en 3D de su diseño a los clientes", declaró, "o quizá se pueda usar un 'smart watch' para ver Google Maps en 3D".

Hasta ahora, el 3D desarrollado para cines u otros objetos cuenta únicamente con un punto de vista, el frontal, grabado por dos lentes separadas poco entre sí, como dos ojos humanos, para crear la sensación de volumen. Sin embargo la innovación de este tipo de tecnología consiste en su gran cantidad de puntos de vista que ofrece, gracias a la refractación de todos los rayos de luz para proporcionar una imagen diferente a cada ojo, desde cualquier punto de vista y así imitar esa sensación de profundidad en la imagen.

Para ello, la pantalla utiliza muescas nanoestructuradas denominadas por David Fattal, "píxeles direccionados", para dirigir la luz a diferentes direcciones. Es decir, no son píxeles planos, sino paneles que reproducen imágenes en diferentes dimensiones.

Una pantalla convencional LCD cuenta con una capa de plástico o cristal que direccione la luz blanca a través de los filtros de color del 'display', polarizados, y los envía hacia los usuarios. La nueva pantalla 3D ha sido manipulada para que tanto el color como otras propiedades de la luz puedan ser modificados atravesando la nanoestructura.

De esta manera, el número de "píxeles direccionados" con los que cuenta la pantalla determinará el número de puntos de vista que finalmente obtendrá el holograma mostrado por el dispositivo 3D. En este sentido, la luz que pasa a través de los píxeles convencionales de una pantalla LCD es bloqueada o permitida haciendo un imagen en movimiento.

Este nanodiseño hace que a pesar de alcanzar hasta 200 puntos de vista para una imágenes estátita, los vídeos pudan ser vistos desde 64 puntos a una velocidad de 30 fps, superior al cine. Sin embargo, también provoca que sea sencillo de crear ya que consiste en una leve modificación de la estructura de la pantalla convencional.

Vídeos

  • 1