Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 02 septiembre 2014
11:14
Actualizado a las 

La Razón

El análisis

Sociedad / Ahorro de energía

¿Es buena el agua fría?

¿Es perjudicial ducharse diariamente con agua fría?

–A priori, no es algo que le venga mal a nadie, pero en términos generales. Hay algunas patologías para las que puede ser muy perjudicial. Por ejemplo, a las personas que presentan problemas cardíacos les puede sentar mal. Lo normal es ducharse diariamente con agua templada, a una temperatura agradable para el cuerpo. Ni excesivamente fría ni caliente.

¿Qué beneficios puede tener tomar habitualmente duchas con agua fría?

–A las mujeres que tienen varices en las piernas les viene bien el agua fría para aplicárselo en las zonas afectadas. Aunque tampoco es que el agua fría tenga muchos más beneficios para el cuerpo humano, aparte del ahorro energético, como señala el ministro de Agricultura. Los médicos no solemos aconsejar a nadie que se duche con agua fría.

Los futbolistas, por ejemplo, después de los partidos entran en bañeras llenas de hielo, ¿por qué?

–Después de un golpe, aplicar frío local en la zona afectada disminuye la inflamación, pero es una cosa local y puntual. El frío siempre ha tenido muchas posibilidades terapéuticas, al igual que el calor. Sin embargo, depende de con qué fin. Como norma general, no creo que ningún médico se lo recomiende a ninguno de sus pacientes.

Y el agua caliente, ¿presenta algún tipo de contraindicación a la hora de tomar una ducha?

–El primer perjuicio es que la persona que se ducha se puede llegar a quemar. Y esto no es ninguna tontería, ya que no es raro que un paciente acuda a urgencias a causa de una quemadura provocada por el agua a una temperatura excesivamente alta. Como vengo diciendo, las duchas hay que tomarlas a una temperatura agradable para el cuerpo. No nos debemos exceder ni para un lado ni para el otro. La temperatura ambiente es la idónea para tomar una ducha, y así no tener ningún tipo de problema.

Vídeos

  • 1