Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
10:02
Actualizado a las 

La Razón

«LOS ILUMINADOS» *****

Teatro / Teatro

Una epifanía inesperada

Escena de «Los iluminados»
Escena de «Los iluminados»

«Los Iluminados» es un restaurante de comida vegana en un barrio que podría ser Lavapiés, aunque este sorprendente texto lleve la firma del norteamericano Derek Ahonen. Encima del local, conviven, casi de okupas, cuatro jóvenes, David, Velarde, Amor y Amanecer. Las etiquetas son resbaladizas: ¿15-M? ¿perroflautas? ¿utópicos comprometidos? Su forma de entender la vida escapa a lo establecido. Viven en comuna, formando una familia heterodoxa, con sexo a cuatro bandas –hetero y homo, todo vale, el caso es amarse–, y rechazan la propiedad y cualquier otra regla de un sistema que nos lleva, creen, al desastre socio-ecológico.

La llegada al piso del más convencional Juan, hermano de David, los enfrentará con lo que la sociedad, fuera de su paraíso, opina de ellos. Enorme texto dramatúrgico, discursivo y profundo, en el drama de Hakonen brota el humor a cada segundo, mientras desnuda un puñado de vergüenzas del mundo en el que vivimos y, de paso, algunas contradicciones de estos «iluminados».

Más allá de la idea, el montaje de Julián Fuentes Reta crece en una valiente traducción y puesta en escena. Entre botellas vacías y viejos sofás, brota la vida como un torbellino interpretativo, y surgen el riesgo y la emoción. Buena parte del mérito lo tiene un cuarteto actoral que lo da todo y lo clava: Jorge Muriel, como el drogodependiente e idealista David; la serenidad de Amor, el maternal personaje de Mónica Dorta; Pedro Ángel Roca, como un divertidísimo y demencial Velarde; y la candidez casi infantil de la punky Amanecer, interpretada por Marina Cruz. Mariano Estudillo y Javier Albalá lo amplían a sexteto. Sexteto redondo.

Mejor no desvelar más, porque hay sorpresas en una historia imprevisible con giros místicos, epifanías y lecturas diversas. Aún no sé qué cuenta Hakonen al final. Pero sí sé que el público levitaba ante una obra diferente y vibrante.

Autor: Derek Ahonen

Traducción: Jorge Muriel y Julián Fuentes Reta

Dirección: J. Fuentes Reta

Reparto: J Muriel, Mónica Dorta, Pedro Ángel, Marina Cruz, Mariano Estudillo, Javier Albalá.

Teatro Español. Madrid

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA