Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 22 noviembre 2014
03:52
Actualizado a las 

La Razón

lomce

Educación / Reforma educativa

El Congreso quiere Latín

  • PP y PSOE apoyarán la Cultura Clásica y Filosofía, arrinconadas en la Lomce
  • La reforma educativa se aprobará el 10 de mayo, un día después de la huelga

Madrid- El Latín, la Cultura Clásica y la Filosofía pierden peso en el currículum educativo tal y como está diseñada la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que se aprobará previsiblemente en el Consejo de Ministros del 10 de mayo, un día después de la huelga educativa. Pero aún hay una oportunidad de que ganen protagonismo estas materias a su paso por el Congreso de los Diputados, donde los grupos políticos pretenden presentar enmiendas en este sentido. En este punto de vista coincidirían tanto el ala más conservadora como el principal partido de la oposición. De hecho, el portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Educación del Congreso, Mario Bedera, aseguró que «enmendaremos la ley para que el Latín y el Griego no se pierdan, lo mismo que la Cultura Clásica. Más aún, pediremos que no se haga una distinción entre el Bachillerato de Ciencias Sociales y el de Humanidades».

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, es ya conocida la postura del vicepresidente de la Comisión de Educación, Eugenio Nasarre, gran defensor del Latín y de su mantenimiento en el currículum educativo como una asignatura de oferta obligatoria. Una materia que en países como Italia se estudia durante cinco años y que los expertos aseguran que ayuda al conocimiento de la lengua castellana, aporta un bagaje cultural enorme, desarrolla la capacidad para un razonamiento claro y bien estructurado –porque obliga a un procedimiento deductivo muy importante para el alumno– y mejora la redacción y expresión. De ahí que la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) haya emprendido una «cruzada», al frente de la cual se encuentra el filósofo, helenista y académico Francisco Rodríguez Adrados, para que estas asignaturas no decaiga. Empezó por remitir una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que alertaba de la crítica situación en la que el anteproyecto de reforma educativa ponía al Latín, el Griego y la Cultura Clásica, lo que supondría «una pérdida de la capacidad de reflexión lingüística de los alumnos y de toda su percepción y representación verbal, lo que implica una notable merma de sus posibilidades de adquirir conocimientos».

La SEEC no piden otra cosa que se frene esta «desgracia cultural» y que que estas asignaturas se queden tal y como están en el actual sistema educativo. Es decir, que se mantenga la Cultura Clásica de 3º y 4º de la ESO como materia de oferta obligada, ya que es el primer contacto que tienen los alumnos con el Mundo Antiguo y la puerta de entrada a los estudios posteriores de Latín y Griego en Bachillerato.

Contexto histórico

También quieren que se mantenga el Latín como una materia opcional para los estudiantes de 4º de la ESO que escogen Humanidades, que tendría como finalidad iniciar a los alumnos en el estudio de esta lengua y que conozcan el contexto histórico en el que se desarrolla la sociedad y la cultura romanas para poder relacionarlo con el mundo actual. Tal y como está, podría ocurrir que un alumno pasara por el sistema educativo sin haber estudiado nunca Latín ni saber lo que es la cultura clásica. El Consejo de Estado, en su dictamen, recomienda que «Cultura Clásica» sea una asignatua de oferta obligatoria «por su trascendencia».

La Filosofía también es una materia venida a menos con el proyecto de ley educativa. Actualmente se imparte a través de tres materias: Educación Ético Cívica (4º de la ESO), Filosofía y Ciudanía (1º Bachillerato) e Historia de la Filosofía (2º Bachillerato). La futura ley de educación suprime dos de las tres asignaturas: Educación ético-civica e Historia de la Filosofía, que pasa a ser una optativa entre 16. Sobrevive únicamenteFilosofía de 1º de Bachillerato. El malestar que esta circunstancia ha generado ha llevado a crear la Red Española de Filosofía, que reúne a asociaciones de profesores de instituto y Universidad. En la práctica, reúne a toda la comunidad de filosofía.

En su «batalla» por la asignatura ha llegado a tener tres reuniones con el ministro, con los grupos parlamentarios y con el Consejo Escolar del Estado, que en su informe sobre la Lomce recomendó su mantenimiento. «Con la reforma educativa nos vemos muy perjudicados y es una de las materias formativas básicas para el alumno, porque le proporciona formación integral,ayuda a desarrollar el razonamiento, aumenta la capacidad de argumentación, ayuda a conocer los grandes problemas éticos, la historia del pensamiento occidental y proporciona una formación fundamental para el ciudadano», dice el presidente de la Red, Antonio Campillo.

Con la LOE

La Cultura Clásica se imparte en 3º y 4º de la ESO como materia de oferta obligada. El Latín es una materia opcional en 4º de la ESO para los estudiantes que eligen Humanidades. Griego es una materia obligatoria de modalidad en el Bachillerato de Humanidades. Filosofía se imparte en 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachillerato en las asignaturas de Educación Ético-Cívica, Filosofía y Ciudadanía e Hª de la Filosofía.

Con la LOMCE

Desaparecen el Latín y el Griego como materia de oferta obligatoria y pasan a convertirse en una optativa entre 16 materias. Los centros no estarán obligados a ofertar la asignatura. Los alumnos sólo recibirán un tercio de los conocimientos de Filosofía que percibían hasta ahora. Sólo se estudirá Filosofía en 1º de Bachillerato, y la que se estudia en 2º podrá ser una optativa.

Vídeos

  • 1