Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 17 septiembre 2014
22:03
Actualizado a las 

La Razón

encuesta nc report

España / Dos años después de las autonómicas

El PP mantiene el poder autonómico

  • Los populares superan al PSOE en 10 de las 13 comunidades que cumplen dos años desde las elecciones autonómicas. Descalabro histórico del PSOE: en Madrid retrocede otros 4 puntos más y en la Comunidad Valenciana cae un 6,8% frente al 6% del PP

Pese al lógico desgaste por la tarea emprendida en la lucha contra la crisis económica, el PP sigue superando al PSOE en 10 de las 13 comunidades autónomas. Cuando se cumplen dos años desde las elecciones autonómicas de 2011 –aunque en Asturias se repitieron en marzo del año siguiente–, las tres únicas comunidades en las que los socialistas superan a los populares son Asturias, Extremadura y Navarra.

En la Comunidad Foral se da la circunstancia de que en 2011 se presentaron el PP y UPN por separado –aunque en las generales iban en coalición–, mientras que en Asturias la marcha de Álvarez Cascos acabó con una fractura en el PP. En Extremadura, el acercamiento del PP a IU lo paga con un «sorpasso» del PSOE en la región.

Mientras, en Baleares los populares renuevan la mayoría absoluta en el Parlamento autonómico, aunque pierden entre 3 y 4 escaños. También mantienen la mayoría absoluta, pero muy ajustada, en La Rioja con 2 o 3 diputados menos, asimismo en Castilla y León y Murcia, con una pérdida de 9 a 10 diputados en cada una, territorios donde tradicionalmente ha gobernado el PP.

En otros como Aragón, en donde ha accedido intermitentemente al Gobierno, la suma PP-PAR obtendría de nuevo la mayoría absoluta, aunque también pierden escaños en el Parlamento regional al pasar de 37 a 34/36.

En otras regiones fue en 2011 cuando los populares llegaron por primera vez a la presidencia de Gobierno autonómico. Son los casos de Castilla-La Mancha y Extremadura. En la primera, revalida la mayoría absoluta y gana 2 escaños por pasar las Cortes regionales de 49 a 53 escaños. La «dieta» emprendida por Cospedal en el Gobierno no sólo no le pasa factura sino que refuerza su liderazgo.

En Extremadura, donde el PP era la fuerza más votada pero no alcanzaba la mayoría absoluta y se vio obligada a pactar con IU, hoy sería superado en votos por el PSOE extremeño, aunque los populares podrían volver a reeditar el pacto con IU y conservar el Gobierno regional, ya que esta formación podría lograr uno o dos escaños más.

Pero el PP pierde su mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Cantabria, las dos primeras consideradas buques insignia de los populares. En el caso de Madrid, el PSOE de Tomás Gómez batiría un hito histórico en su caída dejando al partido casi moribundo. En cuanto a Cantabria, comunidad gobernada por Ignacio Diego, es una de las regiones españolas con más cambios de color político desde 1983, con los populares accediendo a los gobiernos que se sucedieron hasta 1990 y a partir de entonces ha habido alternancia de socialistas, regionalistas y populares.

En Canarias, el limitado avance de CC no permite a los nacionalistas ni siquiera acercarse a la mayoría absoluta, por lo que dependerá de pactos con PSOE o con el PP.

En Asturias podría reeditarse el pacto PSOE-IU, pero del mismo modo una coalición FAC-PP podría también gobernar. Ante el resultado tan igualado de las dos alianzas posibles, UPyD vuelve a ser clave.

En la Comunidad Foral de Navarra, Yolanda Barcina se volvería a encontrar en la encrucijada, ya que no tendría más remedio que volver a llegar a acuerdos con un mal avenido PSOE que lo mismo pacta que se les encara. A expensas de si el freno de Ferraz les impide lanzarse a los brazos de nacionalistas y abertzales, no tendría más remedio que volver a pactar un matrimonio de conveniencia.

En resumen, de las 13 autonomías, el PP gobierna en 10, se mantendría en solitario en 5 (Baleares, las dos Castillas, Murcia y La Rioja), seguiría necesitando ayuda parlamentaria en 2 (Aragón –PAR– y Extremadura –IU–) y pierde la mayoría absoluta en 3: Madrid, Valencia y Cantabria. En las tres en las que no gobierna su acceso al poder dependería de pactos y apoyos. Así, en Asturias debería contar con FAC y UPyD; en Canarias debería ser socio de CC, y en Navarra se requiere un acuerdo con UPN y PSOE. El PP pierde en dos años de Gobierno autonómico una media de 5,8 puntos porcentuales. Las comunidades que quedan por encima de este listón son la Valenciana, con 6,0 puntos; Extremadura (6,4), La Rioja (6,6) y Castilla y León (6,7). Las que más se distancian son la Región de Murcia y Madrid.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA