Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 26 julio 2014
13:09
Actualizado a las 

La Razón

Salud

Sanidad impulsará el proyecto e-salud en el segundo semestre del año

La ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato
La ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato Efe

El Ministerio de Sanidad dará en el segundo semestre del año un mayor impulso a las nuevas tecnologías y al denominado proyecto "e-Salud", que incluye la receta electrónica y la historia clínica digital, y con el que se establece un nuevo marco para dar estabilidad al sector farmacéutico.

La ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha adelantado esta mañana durante la reunión del pleno del Consejo Asesor de Sanidad, el órgano consultivo que estudia materias relevantes para el sector, que el estudio de la e-salud será una de las tareas más importantes para el segundo semestre del año.

Y lo será porque, según ha dicho y señala Sanidad en un comunicado, "se trata de una herramienta muy potente para ganar en eficiencia y en calidad en la gestión asistencial", y por ello espera dar "un impulso mayor y más ambicioso" a este proyecto con las aportaciones del Consejo Asesor.

La receta electrónica garantizará la conexión de recetas prescritas en las distintas comunidades autónomas con la dispensación en farmacias fuera de la región y se prevé una disminución de consultas innecesarias en atención primaria del 20 %.

Junto con la reducción del papel receta, generará un ahorro estimado en tres años para las comunidades de 457 millones de euros.

La historia clínica digital compartida por los servicios regionales de salud supondrá un ahorro por la repetición de pruebas diagnósticas, aunque no se ha cuantificado aún.

La base de datos que hará posible los proyectos anteriores generará un ahorro estimado en tres años de 88,5 millones, por la eliminación de fraude o irregularidades y por la no renovación de tarjetas.

En la primera reunión del año del pleno, la ministra también ha subrayado otro de sus principales proyectos para los próximos meses: el Libro Blanco sobre los Recursos Humanos, del que ha destacado su extensión y profundidad.

Mato ha destacado los cuatro informes aprobados por el Consejo en el último semestre, entre ellos el de coordinación sociosanitaria, que incluye 40 puntos en los definen los objetivos para avanzar hacia el espacio sociosanitario, que es uno de los principales retos del Ministerio para el año que viene.

En concreto, el informe, según Sanidad, señala la necesidad de "articular y poner en funcionamiento una auténtica atención sociosanitaria integral, centrada en la persona, que garantice los recursos asistenciales más adecuados a sus necesidades", e incluye puentes de colaboración entre el sector público y el privado para potenciar la respuesta asistencial.

Otro de los informes del Consejo, a los que se ha referido Mato, es el que hace referencia a la conveniencia de establecer un baremo para fijar las indemnizaciones que puedan corresponder por daños sobrevenidos de la actividad sanitaria.

La ministra ha hecho hincapié en la oportunidad de esta iniciativa y la incidencia que puede tener en la reforma de la Justicia.

En estos momentos, el Consejo prepara otro informe con medidas para mejorar la atención a las enfermedades raras.

Vídeos

  • 1