Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 30 octubre 2014
13:53
Actualizado a las 

La Razón

España / Relevo en la Junta

El «efecto» Díaz no devuelve la mayoría absoluta al PSOE

Susana Díaz asume un PSOE estancado e incluso en ligero retroceso con respecto al que perdió las elecciones autonómicas por primera vez en la historia de los socialistas andaluces en marzo de 2012. Su ventaja es que el descenso del PP es aún más acusado, lo que le permitiría recuperar la hegemonía política en Andalucía, superando a los populares en 2,9 puntos y convirtiéndose en el partido más votado con 1.203.000 sufragios. Por el contrario, IU agranda su espacio electoral y le come terreno al PSOE.

La renuncia de José Antonio Griñán por la erosión del «caso de los ERE» ha sido vendida por el PSOE-A como una oportunidad para recuperar el terreno perdido en los últimos meses. La elección de Díaz supone un cambio generacional así como el ascenso de la primera mujer a la Presidencia de la Junta. Los socialistas hacen pivotar en estas dos circunstancias su mensaje de «cambio» con el que pretenden frenar el ascenso de su socio de Gobierno, IU. De momento, eso no se ha visto trasladado a las encuestas. El PSOE se dejaría 320.000 votos con respecto a hace 18 meses. Bajaría 3,7 puntos porcentuales –del 39,5% al 35,8– y su representación parlamentaria podría verse mermada en 2 diputados, al pasar de 47 a 45/47 escaños. La Cámara andaluza cuenta con 109 diputados por lo que estaría muy lejos de la mayoría absoluta, fijada en 55. De nuevo tendría que reeditar el pacto con IU.

El PP-A paga su falta de proyecto. El ascenso de Juan Ignacio Zoido a la presidencia de los populares andaluces ha sido un fracaso. Zoido ha señalado públicamente en varias ocasiones que su deseo es centrarse en revalidar la mayoría absoluta en la alcaldía de Sevilla y el partido a nivel regional se encuentra desnortado. Los secretarios provinciales y desde la propia dirección regional han reclamado a Génova que mueva ficha y desbloquee la situación nombrando a un candidato de consenso que asuma la labor de oposición y luche con Susana Díaz en las próximas elecciones autonómicas. La situación de Andalucía es inestable y la llamada a las urnas de manera anticipada es una posibilidad. Los populares retroceden 7,8 puntos, pasan del 40,7% al 32,9% y su Grupo parlamentario se reduce en 5/7 escaños, pasando de los 50 actuales a 43/45. Los problemas del PP andaluz arrastrarían también al PP nacional. Sólo un dato: en 2011, Andalucía aportó a la victoria electoral de Rajoy casi dos millones de votos y aventajó al PSOE en 400.000 apoyos. El escenario político actual muestra que los socialistas recuperarían el feudo andaluz.

La coalición de izquierdas es la gran beneficiada y podría sumar más de cien mil apoyos hasta situarse en los 19 escaños, siete más de los que tiene en la actualidad. Con todo, no sería su mejor resultado, ya que en 1994 obtuvo 20 escaños.

Por primera vez, aunque de manera testimonial, UPyD entraría en el Parlamento andaluz con un escaño, mientras que la abstención subiría 7,8 puntos. La participación sería la más baja de la historia: poco más del 50 por ciento (52,8).

Vídeos

  • 1