Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 27 noviembre 2014
11:35
Actualizado a las 

La Razón

Internacional

El recelo de Wall Street

l ¿Qué supone la victoria del progresista Bill de Blasio en la Alcaldía de Nueva York?

–De Blasio representa al ala más izquierdista del Partido Demócrata, lo que supondrá un importante giro en la Alcaldía de Nueva York. A pesar de que tanto Giuliani como Bloomberg no fueron republicanos convencionales (varias de sus medidas fueron bastante de izquierdas), De Blasio va más allá. Por ejemplo, ya ha dicho que aumentará los impuestos a los más ricos en favor de la clase media. Representa a una vertiente similar a la del PSOE en España. Eso sí, no deberá olvidar Wall Street, que es quien aporta la mayor cantidad de dinero a la ciudad. Bloomberg ha traído la seguridad y también una situación fiscal muy favorable, pero ha dejado a la clase media un tanto de lado. Allanó el terreno para otros como De Blasio, que han sabido aprovecharse de la situación.

l ¿Le perjudicará a De Blasio su coqueteo con la revolución sandinista de Nicaragua?

–No lo creo, porque es un reflejo de sus causas progresistas.

l En cuanto a la elección de gobernador en Nueva Jersey, pocos dudan de la reelección de republicano Chris Christie, ¿será su trampolín para las presidenciales de 2016?

–Tiene grandes fortalezas, pero también muchas debilidades. Por un lado, ahora es el republicano que más atractivo suscita entre sus filas, pero los más conservadores no confían en él después de que colaborara estrechamente con Obama tras el huracán «Sandy», antes de las elecciones de 2012. Además, Christie nunca ha competido a escala nacional.

l Por el sillón vacante en el Estado de Virginia, pugnan el republicano del Tea Party Ken Cuccinelli y el demócrata Terry McAuliffe. ¿El triunfo del segundo que vaticinan los sondeos se puede interpretar como un castigo por el boicot del Tea Party al techo de deuda?

–Cucinnelli ya tenía varios problemas antes de la crisis del techo de deuda. Sus posiciones extremistas sobre el aborto o los gays han provocado el rechazo de los republicanos moderados, especialmente al norte de Virginia. Aunque, por supuesto, la imagen de los republicanos ha quedado muy dañada por el boicot.

*Profesor de Política Gubernamental de la Universidad Americana de Washington. Preguntas elaboradas por Ángel Nieto

Vídeos

  • 1