Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
17:55
Actualizado a las 

La Razón

Fátima Báñez

Economía / El drama del paro

«Los emprendedores jóvenes sólo cotizarán 50 euros durante 6 meses»

–Con el 55% de los jóvenes en paro y Merkel solicitando más reformas a España para reducir esa sangría, ¿qué medidas de choque inmediatas baraja para fomentar la contratación de jóvenes? ¿Introducirá el Gobierno «mini-jobs» y otras medidas al estilo alemán?

–Las altas tasas de paro juvenil son una de las principales preocupaciones del Gobierno de España. De hecho, llevamos varios meses trabajando en una Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven que estamos analizando con los Interlocutores Sociales y que tiene por objeto ayudar a reducir la tasa de desempleo juvenil y abordar las causas estructurales que hacen que sea tan elevada y superior a la de la población general.

La Estrategia, que esperamos que pueda ver la luz en las próximas semanas, contiene una serie de medidas de choque, y otras que desarrollaremos en más largo plazo, para abordar el problema del desempleo entre los jóvenes. Medidas en el ámbito de la formación y la mejora de la empleabilidad, los estímulos e incentivos a la contratación y el fomento del emprendimiento, y el autoempleo, entre otras.

No obstante, el hecho diferenciador de la Estrategia radica en que será un espacio abierto para que sumen a ella todos aquellos que quieran contribuir a reducir la tasa de desempleo juvenil. El objetivo es sumar el esfuerzo y las voluntades de todos aquellos agentes de la economía, públicos y privados, que estén dispuestos a apostar por el empleo entre los jóvenes, ya que se trata de un problema cuya solución requiere del compromiso y la implicación de todos.

–Y, además del margen de cinco años a los autónomos para abonar sus deudas con la Seguridad Social, ¿la Estrategia contendrá medidas para rebajar o eliminar las cotizaciones de los autónomos hasta que generen ingresos suficientes?

–Los autónomos y los emprendedores han estado desde el principio en la hoja de ruta del Ministerio de Empleo y Seguridad Social porque son una de las palancas necesarias en la salida de la crisis. Y quiero destacar que, por primera vez, tras el inicio de la crisis económica, el número de trabajadores autónomos aumentó en 2012, y lo ha hecho en 53.300. Nunca durante la crisis se había creado empleo autónomo. De hecho, entre 2008 y 2011 se destruyeron 625.000 empleos por cuenta propia.

Y porque, además, y me gustaría poner especial énfasis en este dato, se trata de un colectivo que continúa creando empleo incluso en épocas de recesión económica. Así lo demuestra el hecho de que, en términos interanuales, el número de trabajadores contratados por autónomos ha crecido un 2,10%.

No obstante, tenemos que seguir favoreciendo el autoempleo y el emprendimiento como fuente de riqueza y de oportunidades y, por eso, el Plan de Empleo Joven será en realidad una Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven con medidas que incentivarán la puesta en marcha de una actividad por cuenta propia con menores cotizaciones para los que empiezan y mayores posibilidades de financiación. De hecho, establece una cotización reducida, una suerte de tarifa plana de 50 euros durante los primeros seis meses, para los jóvenes que desean emprender o iniciar una actividad por cuenta propia.

También, abordará la protección de los autónomos y los emprendedores para facilitarles una mayor red de protección que propicie una segunda oportunidad en el caso de que los proyectos no resulten viables. De igual forma, se mantendrá la previsión de que los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35 que inicien una actividad como autónomos se beneficien de una reducción de sus cotizaciones de un 30 por ciento durante los siguientes 24 meses.

–Los datos de la última EPA arrojan un número de desempleados cercano a los 6 millones. Cuando llegó al Ministerio, ¿alguna vez pensó en que se iba a alcanzar esta cifra?

–Para nosotros, lo peor de la crisis es que detrás de cada dato y de cada cifra hay personas y familias que lo están pasando mal. Por eso, desde el primer momento el Gobierno ha estado más cerca de los más vulnerables, prorrogando, por ejemplo, la ayuda de 400 o 450 euros a los parados de larga duración dada la situación del mercado laboral.

Pero siempre le hemos dicho la verdad a los españoles, algo que no ocurrió en los años de Gobierno socialista. Sabíamos que 2012 sería un año difícil para el empleo pese a las reformas, porque la recaída económica era la segunda peor de toda la crisis y, además, teníamos que equilibrar las cuentas públicas. Pero, insisto, dijimos la verdad y, por eso, ya en las previsiones macroeconómicas de los Presupuestos estimamos un incremento del desempleo prácticamente idéntico al que finalmente se ha producido como consecuencia de la evolución de la actividad económica.

–¿Por qué hemos llegado a esta situación? ¿Quién es el responsable?

–España saldrá de la crisis con más reformas, más Europa y más solidaridad. De lo que estoy segura es de que el anterior Gobierno no tomó las decisiones adecuadas y olvidó emprender las reformas que este país necesitaba para salir de la crisis y recuperar la senda de crecimiento económico generador de empleo.

Por ponerle un ejemplo, la ocurrencia del llamado «Plan E» contra la crisis les costó a los españoles un millón de euros por cada empleo real que creó. Era una combinación de mucho cartel, mucho gasto y poco empleo. Carteles de 5 metros en las calles y miles de facturas en los cajones.

Por el contrario, este Gobierno ha puesto en marcha el Plan de Pago a Proveedores, al que se han destinado más de 27.000 millones de euros y que ha permitido pagar las deudas pendientes con proveedores, el 99% de los cuales son trabajadores autónomos y pymes. Un auténtico rescate para nuestro tejido productivo que ha servido no sólo para mantener el empleo y la actividad de muchas empresas, sino también crear más de 100.000 puestos de trabajo.

–Ustedes dicen que están «convencidos de que este año será mejor». ¿Eso en qué se traduce para el ciudadano? ¿Cuándo se empezará a crear empleo neto?

-España ha hecho un esfuerzo importante en términos de consolidación fiscal y ha emprendido un conjunto de reformas estructurales que han sentado las bases de la recuperación.

Hemos empezado 2013 con nuevas reformas, como la Ley de Unidad de Mercado, que quita trabas a los que quieren emprender y crear riqueza. Y seguirán otras reformas para facilitar el crecimiento económico y el empleo lo antes posible.

En el último trimestre del año es probable que España recupere la senda de crecimiento que posibilite la creación de empleo. No obstante, debemos ser prudentes y seguir atentos a la evolución del desempleo en los próximos meses para comprobar si se mantiene la tendencia de desaceleración del crecimiento del paro experimentado en el último semestre.

«El Gobierno de Mariano Rajoy siempre ha estado cerca de los que peor lo están pasando en esta crisis económica»

–El último Consejo de Ministros aprobó una prórroga indefinida del «Plan Prepara», 400 euros durante 6 meses para parados de larga duración que hayan agotado la prestación por desempleo. ¿Por qué han tomado esa decisión?

–El Gobierno de Mariano Rajoy siempre ha estado cerca de los que peor lo están pasando en esta crisis económica y, por eso, ha decidido prorrogar por tercera vez el conocido como «Plan Prepara», y además hacerlo con carácter indefinido hasta que la tasa de paro se sitúe por debajo del 20%.

Ya mejoramos el programa en agosto al elevar la cuantía a 450 euros a los parados de larga duración con mayores cargas familiares, y lo hemos vuelto a mejorar ahora al establecer una prórroga automática mientras que se mantengan las actuales condiciones del mercado laboral. De esta manera, el Gobierno quiere dar mayor seguridad y certidumbre a los miles de españoles que se encuentran en una situación más vulnerable y atendemos la petición que nos hicieron llegar los interlocutores sociales.

–El Partido Socialista pide ahora que se mantenga el programa hasta que la tasa de paro baje del 15%.

–El último Gobierno socialista, del que Rubalcaba era actor fundamental, eliminó el programa PRODI, una renta de 426 euros para los parados que habían agotado su prestación, cuando la tasa de paro estaba por encima del 20%. Y cuando superaba el 21% rectificaron y crearon un programa temporal, el conocido como «Plan Prepara», con una vigencia de sólo 6 meses. Un plan que el actual Gobierno ha transformado en indefinido hasta que la tasa de paro se sitúe por debajo del umbral del 20% y que ha mejorado con el objetivo de reforzar la protección de aquellas personas que más lo necesitan, así como la recualificación de los desempleados.

El relato de los hechos habla, por tanto, de falta de discurso y oportunismo político en las críticas del Partido Socialista, lo único que parece mover al principal partido de la oposición en los últimos tiempos.

–¿Las condiciones de acceso y el resto de requisitos se mantienen?

–El Programa mantiene las mismas condiciones y los requisitos de acceso. La duración para cada beneficiario seguirá siendo de 6 meses y, como le he dicho, se mantiene el importe de la ayuda en 450 euros para los parados de larga duración con mayores cargas familiares. De hecho, uno de cada cuatro beneficiarios recibe la ayuda máxima. El resto recibirá 400 euros al mes durante seis meses.

Así, mientras el Gobierno sigue acometiendo las reformas necesarias que posibilitan la salida de la crisis, garantiza a su vez, la protección de las personas más vulnerables de la sociedad, como los parados de larga duración o aquellos otros que tienen mayores cargas familiares.

–Al Partido Socialista y a los sindicatos tampoco les gusta, por insuficiente, la reducción del número de jornales necesarios para acceder al subsidio y renta agrarias.

–Dijimos que ningún trabajador del campo perdería su derecho al subsidio agrario por la sequía y, por eso, hemos reducido de forma coyuntural de 35 a 20 el número de jornadas reales cotizadas exigidas a los trabajadores eventuales agrarios como respuesta a la caída de la producción del aceite del entorno del 60%.

La decisión no se ha improvisado, sino que ha sido el fruto del análisis llevado a cabo en sucesivas reuniones con los representantes de las organizaciones agrarias COAG y ASAJA y de los sindicatos UGT y CC OO, sobre la repercusión de la sequía en la producción agrícola de la aceituna.

El PSOE, además, en sus iniciativas parlamentarias pedía precisamente lo que se ha hecho y, ahora, por mero interés partidista dice no estar de acuerdo. Las dos últimas medidas adoptadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la prórroga del Plan Prepara y la reducción del número de jornadas para acceder al subsidio y la renta agraria, están encaminadas a apoyar a aquellas personas que más lo necesitan en la salida de la crisis económica, con las que el Gobierno siempre será sensible.

–¿Está satisfecha con el resultado de la reforma laboral?

–La flexibilidad que introduce la reforma laboral ha ayudado a mantener muchos empleos en un año de dura recesión económica. Se están evitando muchos despidos al posibilitarse que el empresario y los trabajadores puedan encontrar soluciones conjuntas ante situaciones de crisis o de pérdida de demanda. Soluciones como la reducción de jornada, la suspensión de contratos o la modificación de condiciones de trabajo con el objetivo de que el despido se convierta siempre en el último mecanismo de ajuste.

La flexibilidad interna ayuda a mantener mucho empleo gracias a los acuerdos entre sindicatos y empresa. De hecho, estoy convencida de que 2012 hubiera sido un año peor para el empleo de no haberse acometido las reformas estructurales que nuestro país necesitaba, entre ellas la reforma del mercado de trabajo.

Aunque debemos seguir siendo prudentes, el ritmo de destrucción de empleo se está frenando, según los últimos datos de paro registrado y de la Encuesta de Población Activa. De hecho, según la EPA, en el último semestre, a pesar de la dura recesión, el paro se ha incrementado en 275.000 personas frente a las casi 440.000 del mismo periodo de 2011, cuando sólo estuvimos un trimestre en recesión.

«Por primera vez, tras el inicio de la crisis económica, el número de trabajadores autónomos aumentó en 2012»

–Los empresarios aseguran que la reforma se ha quedado ya corta. ¿Se plantea el Gobierno ampliarla? ¿Abaratará el Ejecutivo el despido?

–Creo sinceramente que hemos hecho la reforma que este país necesitaba. Una reforma profunda, completa y equilibrada que está sirviendo para mejorar la competitividad de nuestra economía, atraer inversión, como está ocurriendo en el sector de automoción, y que, en definitiva, se traducirá en más oportunidades y más puestos de trabajo estables y de calidad para los españoles.

Como han puesto de relieve diferentes analistas, esta reforma laboral hubiera salvado miles de puestos de trabajo de haberse adoptado al inicio de la crisis. Y esperamos que, gracias a esta reforma, la economía pueda comenzar a crear empleo cuando crezca a tasas inferiores a las que necesitaba anteriormente para hacerlo.

–¿Van a actuar con las políticas activas de empleo? Sabe que hay quienes se preguntan por qué después de cinco años de crisis no son aún un eje fundamental de las políticas de empleo.

–Las políticas activas de empleo son un eje fundamental para el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. De hecho, 2012 ha sido el primer año en el que se ha realizado una revisión exhaustiva de las políticas activas; se ha aumentado la colaboración y coordinación con las comunidades autónomas, a través del primer Plan Anual de Políticas de Empleo, y se ha puesto en marcha la colaboración público-privada con el objeto de facilitar nuevas oportunidades laborales a los desempleados y reducir su tiempo de permanencia en el paro.

–La izquierda se queja de que se está produciendo una devaluación del país a costa del trabajador. ¿Qué les contestaría?

–La moderación de salarios en España ha ayudado a mantener empleos y a aumentar la competitividad de nuestro país. Y ha sido fundamentalmente gracias al acuerdo de moderación salarial que firmaron de forma responsable sindicatos y patronal hace un año y, también, a la modernización de la negociación colectiva prevista en la reforma laboral. La reforma ha hecho la negociación colectiva más continua, más dinámica y la ha acercado al ámbito de la empresa.

No podemos olvidar que las medidas y las reformas que hoy estamos emprendiendo son los empleos y la garantía de las pensiones y del Estado del Bienestar de mañana. Y le tengo que decir con honestidad que muchas de estas decisiones han sido difíciles de tomar y sabemos que han supuesto un importante esfuerzo para los ciudadanos, pero son el camino correcto para la salida de la crisis, una crisis de la que, estoy segura, España saldrá fortalecida y que dará paso a muchas y nuevas oportunidades.

–Las prestaciones por desempleo se «comen» 27.000 millones de los PGE. ¿Se van a endurecer más las condiciones de acceso a estas prestaciones?

–Ya hemos hecho la reforma de las prestaciones por desempleo y no tenemos previsto endurecer sus condiciones de acceso. Lo que si haremos será trabajar para asegurarnos de que las cobren sólo aquellos que realmente tienen derecho a percibirlas y que están buscando empleo de forma activa. De hecho, el plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social pretende evitar, precisamente, la competencia desleal, la merma de derechos para los trabajadores y el cobro indebido de prestaciones.

Hemos tomado muchas decisiones y, como le digo, algunas difíciles, pero detrás de todas ellas está la garantía del Estado del Bienestar que nos hemos dado todos los españoles y el mantenimiento de una red de protección necesaria para que muchos ciudadanos puedan salir adelante en esta crisis económica. Y el sistema de prestaciones por desempleo forma parte de esa necesaria red de protección que debemos proteger.

–Ahora que no existe límite para recurrir a la hucha de la Seguridad Social, ¿se ha marcado una línea roja en la utilización de esos recursos que no traspasará?

–El empleo es la verdadera garantía de las pensiones. Como sabe, desde el comienzo de la crisis económica se han perdido tres millones de cotizantes a la Seguridad Social, lo que está generando un elevado déficit del sistema y provocando tensiones de liquidez.

Afortunadamente, para proteger el sistema ante situaciones de dificultad como la que estamos viviendo en este momento, en 1997, y con un Gobierno del Partido Popular, se creó el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. El Fondo de Reserva se usará cuando sea necesario, pero la línea roja que nos hemos marcado es su utilización para garantizar las pensiones a todos los ciudadanos, pero sólo las pensiones de carácter contributivo.

Y quiero recordar que ha sido de nuevo un Gobierno del Partido Popular el que ha garantizado la auténtica separación de fuentes de financiación del sistema de Seguridad Social para no lesionar la sostenibilidad del modelo de pensiones, un hito histórico que supone cumplir con el Pacto de Toledo.

Nosotros estamos cumpliendo la legalidad, completando la separación de fuentes y asumiendo con cargo a las partidas adecuadas la financiación de gran parte del sistema. Todo lo contrario de lo que se hizo en la anterior legislatura, cuando los incumplimientos de los compromisos en materia de separación de fuentes generaron casi 40.000 millones de euros de gastos impropios del sistema por cargas no contributivas en el período 2005-2011.

–¿Hizo, por tanto, una mala gestión el Gobierno de Rodríguez Zapatero del Fondo Reserva?

–Hay dos formas de hacer uso de Fondo de Reserva. Una, de forma transparente y explicándoselo a los españoles, como hemos hecho nosotros dadas las actuales circunstancias y con el objetivo de garantizar la nómina de todos los pensionistas. Y otra, como hizo el Gobierno socialista en 2008 y 2009, sin dar explicaciones y negando al sistema más de 14.000 millones de excedentes, patrimonio del fondo de reserva, que nunca se llegaron a ingresar en la llamada hucha de las pensiones.

–¿Qué medidas van a proponer al Pacto de Toledo para garantizar el factor de sostenibilidad del sistema de pensiones? ¿Puede sostener el sistema de Seguridad Social esta tasa de paro?

–Por el momento, hemos llevado al Congreso de los Diputados una serie de medidas con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del modelo de pensiones. En el escenario actual, y conforme a la previsible evolución de la pirámide poblacional en los próximos años, es necesario tomar medidas que permitan acercar la edad real de jubilación a la edad legal y promuevan el envejecimiento activo a través de la prolongación voluntaria de la vida laboral.

Aunque, sin lugar a dudas, la determinación del factor de sostenibilidad será el principal trabajo de la Comisión del Pacto de Toledo en esta Legislatura. No obstante, como le digo, la evolución favorable del empleo será la mejor garantía para el sostenimiento del sistema de pensiones. Y ésa es la principal prioridad del Gobierno de Mariano Rajoy.

–¿Se entiende con los sindicatos? ¿Ve posibilidad de llegar a algún acuerdo con el PSOE?

–Estamos en el Ministerio del diálogo permanente. Entendemos y respetamos el trabajo de los sindicatos y nos hemos reunido con ellos en muchas ocasiones para tratar de abordar los retos a los que nos enfrentamos y cerrar acuerdos. Aunque hasta la fecha no haya sido posible, seguiremos con el diálogo y la negociación permanente, como hemos hecho esta semana en relación con la reducción del número de jornadas para acceder al subsidio y la renta agraria; y como llevamos haciendo desde hace varias semanas en relación con la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven.

En relación con el Partido Socialista, apelo a su responsabilidad para alcanzar alguno de los grandes acuerdos que le den estabilidad al país. Es la hora de la responsabilidad y necesitamos al principal partido de la oposición con sentido de Estado, dando estabilidad a las Instituciones y dispuesto a asumir su importante papel en lo que resta de Legislatura.

Vídeos

  • 1