Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 31 octubre 2014
07:00
Actualizado a las 

La Razón

Tenerife

Sociedad / Carnaval

La candidata a reina del carnaval se quemó con fuegos «calientes»

  • Saida Prieto se quemó el 65% del cuerpo tras incendiarse su vestido durante la gala tinerfeña

ETIQUETAS

Saida Prieto sufre quemaduras en el 65% de su cuerpo –piernas, glúteos, espalda y una mano– a causa de la explosión que se produjo en su espectacular traje momentos antes de salir a la Gran Gala de elección de la Reina Adulta del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, según confirmó a LA RAZÓN la portavoz de la familia, Mairen Salas. La candidata número 7 se encontraba en la rampa izquierda del escenario ambientado en Bollywood cuando su vestido comenzó a arder a consecuencia de unos fuegos artificiales que formaban parte del impresionante diseño de la candidata número 9, Magnolia Cruz. Al parecer, el diseñador de la fantasía, Willy Jorge, había pedido a la Comisión de Fiestas del Ayuntamiento santacrucero la utilización de este tipo de pirotecnia, que, según los expertos, se denominan «fríos».

Sin embargo, fuentes de la Policía apuntaron que se trataban de fuegos «calientes». «Explotó uno de los cañones, el otro no, y los miembros del equipo de diseñadores se apresuraron a esconder el otro fuego; aún así, los encontramos y está todo depositado en el juzgado pertinente», aseguraron. Además, añadió que «los cables estaban mal empatados, y en el precinto constaba que no se pueden disparar a menos de 20 metros. Sin embargo, Saida estaba a menos de 10». Asimismo, la empresa de pirotecnia más conocida de las Islas, Hermanos Tostes, señaló que «los fuegos "fríos" no prenden».

«La gente corría y gritaba»

El traje de Magnolia, un barco pirata, contaba con dos cañones, que dentro tenían fuegos artificiales y se activaban a través de un detonador «muy sensible», comentó, muy afectada, la candidata de Radio Club Tenerife. Lo que se preveía como una noche de luz y color, en la que siempre prima la alegría, acabó en tragedia. Una de las personas que se encontraba detrás del escenario relató a este periódico los momentos de tensión que se vivieron entre bambalinas. «La candidata número 6 estaba preparada delante de la puerta para salir, pero de repente sintió un intenso calor y se podía ver la llamarada de 10 metros de altura. La gente corría y gritaba», destacó el testigo. Saida se encontraba detrás de ella preparada para desfilar.

Pese a la gravedad de la tragedia, la gala continuó y Máxim Huerta y Pilar Rumeu, presentadores del acto, continuaron como si nada hubiese ocurrido. Aunque, según varios de los presentes, «muchas de las aspirantes al premio no querían salir después de lo acontecido».

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ordenó ayer una exhaustiva investigación para determinar las causas y las posibles responsabilidades del accidente. El propio Bermúdez viajó a Sevilla, donde fue trasladada Saida en un avión medicalizado, junto a los padres de la joven. Ingresó en estado de coma inducido en el Hospital Virgen del Rocío, donde fue intervenida en torno a las nueve de la noche. El alcalde anunció a última hora de ayer que quedan suspendidos todos los actos del carnaval previstos para hoy.

Vídeos

  • 1