Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 julio 2014
00:56
Actualizado a las 

La Razón

Carlos Rodríguez Braun 

Copago y miedo

Jaume Puig-Junoy, profesor de la Universidad Pompeu Fabra, acaba de publicar: «¿Quién teme al copago?» (Barcelona, Los Libros del Lince). En resumen, es un libro valioso, que aporta evidencia empírica sobre la economía de la salud, y que se dirige a «los gobiernos inteligentes», que «están dispuestos a modificar sus políticas cuando se demuestra que no son efectivas para conseguir los objetivos que se habían propuesto». El libro es excelente, y refuta las tonterías más disparatadas y copiosas que se vierten sobre el tema, por ejemplo: la sanidad es gratuita, en sanidad más gasto siempre es igual a mejor sanidad, los políticos quieren privatizar la sanidad pública, siempre resulta socialmente más deseable recaudar más impuestos en lugar de que el paciente pague una parte modesta de la atención que recibe, o aumentar impuestos está exento de costes para la sociedad. Los intervencionistas al uso le arrancarán la piel a tiras, acusándolo de

«neoliberal» y otros delitos escalofriantes. Se equivocan. Lo que deberían hacer es leerlo y adoptar sus recomendaciones, porque el doctor Puig-Junoy sigue los códigos convencionales y considera que la economía pública es, como la privada, un problema meramente asignativo, y en ningún momento cuestiona los fundamentos intervencionistas y redistributivos del Estado del Bienestar. No ataca la coacción, sino sólo su ineficiencia. Y los antiliberales ignorantes y miedosos lo destriparán, injustamente.

  • 1
    Opinión