MENÚ
sábado 25 noviembre 2017
08:16
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Disney se descongela

Dirección: Chris Buck, Jennifer Lee. Guión: C. Buck, J. Lee. Voces originales: Kristen Bell, Idina Menzel, Jonathan Groff, Josh Gad. Estados Unidos, 2013. Duración: 108 minutos. Animación.

Carmen L. LOBO. 

Tiempo de lectura 2 min.

29 de noviembre de 2013. 18:11h

Comentada
Carmen L. LOBO.  29/11/2013

Si Disney levantara la cabeza (algo que, siguen diciendo por ahí, todavía es posible algún día), estaría muy orgulloso con esta maravillosa producción tras padecer por culpa de algún que otro batacazo importante de la factoría, y no sólo porque adapta «The Snow Queen», el soberbio cuento de Andersen, él, un apasionado de los relatos clásicos y retorcidillos, sino porque ha sabido recuperar, empero remozado, el auténtico espíritu de los legendarios estudios más allá de posibles complejos frente a la todopoderosa Pixar, socia y rival encarnizada, quién lo diría. Lejos quedan, pues, los «Cars» varios y otros trastos parlantes (con excepción de la deliciosa «Frankenweenie») de esta historia con más letra oscura de lo que en principio parece bajo su manto gélido: dos princesas hermanas no pueden verse jamás porque la mayor posee poderes fabulosos aunque potencialmente letales. La reina de las nieves, podrían llamarla ya. Y mientras una lamenta la incomunicación que sufre tras fallecer los padres de las jóvenes y se enamora de un apuesto príncipe como mandan los cánones (o no) en cuanto tiene la mínima oportunidad de salir al exterior y exponerse a sus peligros, dentro de la afligida joven encerrada, de la maldita, va germinando una semilla oscura de rencor, dolor y rabia. Magnífico musical (numerosas de estas excelentes escenas parecen expresamente dirigidas y coreografiadas para su traslación inmediata a Broadway, y sin apenas realizar cambios), porque Disney vuelve a no tener prejuicios con eso de las canciones. Hay, claro, en «Frozen» bastante humor, un tipo rubio, guapo y modesto galán en ciernes aunque sólo venda hielo, un reno enorme que, por su comportamiento, recuerda a un san bernardo fiel y un tierno compañero de fatigas, el pequeño muñeco de nieve con fecha de caducidad dispuesto hasta a derretirse por la protagonista. Y hay también historias de amor maravillosas (las fraternales también cuentan) y está Anna, esa heroína tan delgadísima como atrevida, aunque desde el punto de vista sentimental tiemble y deba sufrir un durísimo revés para el que ni ella ni el espectador estaban quizá preparados. Todo ello, en medio de magníficos, gélidos parajes donde una bestia surgida del resentimiento custodia el imponente castillo de la futura y obnubilada monarca. Pero no los separen entre buenos y malos, porque, a veces, como en la misma vida, cuesta y las apariencias engañan y la soledad nos infecta y nos provoca desvaríos. Sí, apuesto a que la sonrisa del viejo y astuto Walt sería de oreja a oreja.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs