MENÚ
domingo 19 noviembre 2017
05:34
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Cataluña, la más beneficiada por el reparto de 1.200 millones adicionales a las comunidades

  • El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al inicio de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)
    El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al inicio de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

08 de julio de 2017. 02:13h

Comentada
Erik Montalbán Madrid. 7/7/2017

Después de tener que sacar antes de tiempo las zanahorias que tenía guardadas para el final de legislatura (la bajada del IRPF) para mantener el apoyo de Ciudadanos, el ministro de Hacienda ha vuelto a echar mano de estas hortalizas para tratar de contentar a las comunidades autónomas. Apenas una semana después de reunir a los consejeros económicos, Cristóbal Montoro volvió a convocar ayer el Consejo de Política Fiscal y Financiera para dar cuenta de la flexibilización de los objetivos de déficit autonómico. El Gobierno ha revisado una décima al alza el desajuste en el que podrán incurrir las regiones en 2018 y en 2019.

Esta medida permitirá a las regiones minimizar los recortes, permitiéndoles gastar en conjunto unos 1.100 millones de euros más durante los dos próximos años. No obstante, ni por esas consiguió Hacienda obtener el respaldo mayoritario de las comunidades, aunque sí logró suavizar la postura inicial de dos de ellas, incluida una socialista. Se trata de Canarias, que ha pasado de abstenerse la semana pasada a votar a favor, y de Extremadura, que ha transformado su «no» de hace unos días en una abstención. La comunidad, gobernada por Guillermo Fernández Vara, se desmarca así del resto de regiones socialistas, que han mantenido su rechazo a los nuevos objetivos de estabilidad presupuestaria.

El cambio en el sentido del voto de Canarias fue adelantado el pasado jueves por su presidente, Fernando Clavijo, en un acto celebrado en LA RAZÓN. El motivo es el acuerdo con Montoro para que las islas puedan destinar el posible superávit de este año a inversiones productivas financieramente sostenibles. Algo que también podrán hacer el resto de comunidades que obtengan superávit, según confirmó el ministro. La consejera de Hacienda de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, explicó que la abstención de la región se debe a que el nuevo planteamiento de Hacienda se acerca al mayor margen que había reclamado la Junta durante los últimos años. Aunque Blanco negó que su voto «abra una brecha» entre las comunidades gobernadas por el PSOE, el resto de regiones socialistas votaron en bloque en contra, igual que Cantabria. Cataluña no pudo votar, al no asistir a la cita el consejero de Economía y vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras (ERC), aunque también se mostró en contra de la nueva senda de déficit.

Con el nuevo escenario, las comunidades podrán tener un déficit del 0,4% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2018 y del 0,1% en 2019. Se retrasa así un año la llegada de la estabilidad presupuestaria autonómica. El menor ajuste de las regiones se hará a costa de la Seguridad Social, que se comportará mejor de lo previsto inicialmente. Montoro reconoció que la modificación obedece a «razones políticas», ya que son fruto de la negociación con otras fuerzas para poder sacar adelante la próxima semana el techo de gasto, y también a que se han conocido datos económicos «muy positivos», como el aumento de cotizantes de la Seguridad Social del 3,8 %. «Estamos ante el crecimiento económico más sano de nuestra historia y más creador de empleo que hemos tenido», dijo.

Montoro descartó la posibilidad de aplicar un déficit asimétrico, tal y como reclaman varias comunidades. «No creo que tengamos ambiente político para ser capaces. No me atrevo. Operativamente es muy difícil», admitió el titular de Hacienda.

Más financiación

Durante la reunión, el ministro explicó a las comunidades que recibirán 1.200 millones de euros adicionales, en virtud de la liquidación definitiva de 2015 del sistema de financiación autonómico. Aunque los cálculos iniciales apuntaban a unos ingresos para las regiones de 7.425 millones de euros, finalmente dispondrán de 8.624 millones, arrojando un saldo a su favor. La comunidad más beneficiada será Cataluña, que tendrá una financiación extra de 267 millones de euros. Le siguen Andalucía (+253), Comunidad Valenciana (+141) y Comunidad de Madrid (+132).

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs