MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
04:47
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

CaixaBank cierra la puerta a mudarse de nuevo a Cataluña

La entidad ya valenciana afirma que el traslado se debió «a la intranquilidad de los clientes, no a presiones del Gobierno». El banco ganó 1.488 millones hasta septiembre.

  • EL consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (centro), tras finalizar la rueda de prensa de presentación de los resultados económicos de los nueve primeros meses de 2017.
    EL consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (centro), tras finalizar la rueda de prensa de presentación de los resultados económicos de los nueve primeros meses de 2017. / Efe
Ana G. Andrés.  Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de octubre de 2017. 03:49h

Comentada
Ana G. Andrés.  Valencia. 24/10/2017

El traslado de la sede social de CaixaBank a Valencia desde Cataluña no tiene «temporalidad». Así lo expresó ayer el consejero delegado de la entidad ya valenciana, Gonzálo Gortázar, quien indicó que si hubieran querido decir que el cambio de domicilio es temporal, lo hubieran aclarado desde el primer día. Gortázar ofreció ayer la primera presentación de resultados trimestrales del banco desde que se anunció el traslado de la sede social a Valencia, que estará ubicada donde antiguamente se encontraba el Banco de Valencia, entidad que fue adquirida por los catalanes

Preguntado por si esto significa que el movimiento es definitivo, indicó que «las sedes sociales no tienen plazos de vigencia y no se le ha querido conferir temporalidad». De esta manera pasó de puntillas sobre la posibilidad de volver a Cataluña en un futuro, aunque sí aseguró que «no se prevé otro tipo de traslados de relevancia operativa».

La decisión de cambiar el domicilio de la sede del banco fue «absolutamente técnica», indicó Gortázar al ser preguntado sobre si habían recibido algún tipo de presión por parte del Gobierno para que salieran de Cataluña.

Bajo el paraguas del euro

Aseguró que la determinación se adoptó al detectar «intranquilidad» entre los clientes tras el referéndum independentista del pasado 1 de octubre. La intención era «dejar fuera de cualquier duda que la fortaleza de CaixaBank se mantendrá en cualquier escenario y siempre bajo el paraguas de la zona euro, del Banco Central Europeo (BCE) y en igualdad de condiciones en lo jurídico que cualquier entidad de España».

El cambio de sede se aprobó sin pasar por la Junta de Accionistas de la entidad bancaria porque es una manera «más sencilla» y dado que en el Consejo de Administración están representados los accionistas no les cabe ninguna duda de que apoyarían la decisión. Así se evitó «el tiempo y el coste» que hubiera supuesto lo contrario.

Aunque no concretó a cuánto ascendió la salida de depósitos de la entidad durante esos días, sí subrayó que «fue una retirada moderada» que ya se ha «revertido» de forma que siguen creciendo con «comodidad». En este sentido, pidió tranquilidad a todos los clientes, especialmente a los de Cataluña, y aseguró que él sigue contando con todo su patrimonio en la sede de la Avenida Diagonal (Barcelona).

No obstante, explicó que el «leitmotiv» del cambio de sede es «proteger los intereses de los clientes» y así lo han entendido la mayoría, algo que añadió al ser preguntado por si los usuarios catalanes habían penalizado al banco por su salida de la comunidad autónoma.

El traslado a la Comunidad Valenciana supone un «voto de confianza» a la región que permitirá a la entidad estar más cerca de los clientes y empresas valencianos. Destacó asimismo que en esta autonomía existen potentes empresas, entre las que destacó a Mercadona.

Gortázar no quiso cuantificar el impacto que puede suponer la llegada del banco a la región, aunque sí destacó que «en la parte intangible y cualitativa hay beneficio para la Comunidad».

Entre enero y septiembre de este año la entidad financiera CaixaBank, la primera que anunció su salida de Cataluña, ganó 1.488 millones de euros, un incremento del 53,4% con respecto al mismo periodo del año precedente y el mejor resultado de su historia en ese periodo.

Esta evolución se debe principalmente a la consolidación por integración global de los resultados del banco portugués BPI desde el mes de febrero, que ha contribuido a los resultados del grupo en 180 millones de euros, de los 103 se ganaron durante el tercer trimestre. De hecho, los beneficios durante este periodo fueron de 649 millones de euros, un 48,7% más que el trimestre anterior.

Gortázar explicó que el crecimiento de los beneficios se debe asimismo a la «intensa» actividad comercial. De hecho, los recursos de clientes del grupo se han incrementado en 46.119 millones (15,2 por ciento) respecto al año pasado, hasta los 350.024 millones (34.773 procedentes de BPI).

La reactivación de la economía española se ve claramente reflejada en el incremento del crédito al consumo en un 15% y del 28% en el caso de las empresas. En CaixaBank, la cartera crediticia bruta se ha reducido un 1,5% y la cartera sana en un 1,1%, mientras que el crédito a empresas ex promotor ha crecido un 1,8%.

En cuanto a los ingresos por comisiones bancarias, estas se han incrementado un 20,8% y se han situado en 1.867 millones de euros, y los ingresos y gastos amparados por los contratos de seguro o reaseguro han aumentado un 65,9%, hasta los 354 millones de euros. Uno de los datos de los que Gortázar se mostró más orgulloso fue la ratio de morosidad, que con un 6,4% se sitúa lejos del 8,5% del sector y del 6,9% de 2016. Además, la ratio de cobertura de la cartera dudosa ha mejorado hasta el 50% frente al 47%, a cierre del ejercicio 2016.

Situación para 2018

Las dotaciones por insolvencias se han situado en 658 millones y el apartado de otras dotaciones a provisiones asciende a 800 millones e incluye el registro de 455 millones asociados a prejubilaciones y 154 de saneamiento de la Sareb. Por lo que respecta a las cláusulas suelo, CaixaBank ha pagado la mitad de las aproximadamente 94.000 reclamaciones recibidas que entraban dentro del ámbito del procedimiento extrajudicial previsto en el Real Decreto Ley, con un importe de 210 millones de euros.

En cuanto a cómo esperan que evolucione la situación política y económica en los próximos meses, Gortázar indicó que es muy pronto para aventurar situaciones, aunque aseguró que «si se prolonga la actual situación sí tendrá efectos muy negativos» sobre la economía.

En cuanto a los resultados de la entidad, explicó que esperan cerrar el ejercicio con un crecimiento del 3%, aunque dependerá, dijo, de cómo evolucione la situación política.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs