domingo, 26 marzo 2017
04:59
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Economía

Economía / AENA

El Estado pierde 3.406 millones por la venta precipitada de AENA

  • El valor de mercado de la compañía crece un 79,9% respecto al precio de la salida a bolsa

  • La participación estatal del 51% vale 7.982 millones y el 49% restante se vendió por sólo 4.263

El Estado pierde 3.406 millones por la venta precipitada de AENA

El Estado podría haberse embolsado 3.406 millones adicionales a los 4.263 millones que obtuvo por la privatización del 49% de AENA si hubiera retrasado la colocación de ese paquete apenas seis meses. El mercado valora hoy al gestor aeroportuario un 79,9% por encima del precio de los títulos cuando se efectuó la oferta pública de venta de acciones (OPV) el pasado 11 de febrero.

La mayor privatización realizada en España desde 1997 registró una fuerte demanda que impidió cubrir todas las solicitudes de compra. La empresa que gestiona los aeropuertos en España, con un 51% del capital aún en manos del Estado, fijó su precio en la considerada entonces parte alta de la banda orientativa que se había previsto –entre 53 y 58 euros–, lo que suponía cuantificar la compañía en 8.700 millones de euros. Se trata de una valoración que, al calor de los acontecimientos económicos registrados a posteriori –algunos previsibles–, se considera escasa por algunos analistas.

Desde su estreno en el parqué a 58 euros el título, las acciones no han hecho más que revalorizarse al amparo, por ejemplo, de la caída de precios de los combustibles, lo que ha generado más tráfico aéreo, de la recuperación económica española y europea, de la fortaleza del dólar y de otro nuevo récord a las puertas en la llegada de turistas internacionales a nuestro país. La seguridad de que el Estado mantenía un 51% de las acciones desató, además, un apetito desmedido en los días previos al debut bursátil de AENA.

La demanda entre los grandes inversores institucionales fue cinco veces mayor que las acciones ofertadas para este tramo, que representaba el 95% de la oferta. Se solicitaron 321 millones de títulos en dicho tramo, lo que hubiera supuesto 18.600 millones de euros en total de haberse cubierto en la salida. Así, entre los grandes inversores y el tramo minorista se pidieron acciones por casi 20.000 millones de euros.

Demanda insatisfecha

La fuerte demanda insatisfecha hizo que sólo en su primera jornada, las acciones de la compañía se revalorizaran el 20,69%, hasta los 70 euros. Comenzaron su andadura con un alza inmediata del 12,24% respecto a los 58 euros de salida. Hoy, seis meses después de su estreno, los títulos se mueven en los 104 euros, lo que implica que el gestor de los 46 aeropuertos y dos helipuertos españoles vale en la actualidad 15.652 millones de euros por los 8.700 millones de euros en que se valoró el pasado 11 de febrero.

De haber tenido en cuenta estas circunstancias favorables, el Estado –cuyo 51% vale hoy 7.982 millones, casi lo que valía el 100% de la compañía el día de su estreno en el parqué– habría recibido con este apetito unos 7.669 millones de euros por la privatización del 49%. Es cierto que, según los expertos, un debut a 104 euros el título habría hecho recular a muchos potenciales inversores, ya que el recorrido alcista de las acciones podría haber sido mucho más corto.

Sin embargo, la senda alcista se mantiene y el valor de la compañía en los mercados no deja de crecer jornada tras jornada, lo que indica que los títulos aún no han llegado a su máximo valor. La capacidad de crecimiento de los aeropuertos que gestiona AENA sin necesidad de fuertes inversiones, ya realizadas como en el caso de la espectacular T-4 de Barajas, cuya capacidad es el doble que el tráfico que registra actualmente, señalan un elevado potencial para la compañía.

Beneficios récord

El ingreso adicional de 3.400 millones de euros habría supuesto un alivio para la deuda pública española, único destino permitido por la normativa para colocar los ingresos producidos por la privatización de una empresa de naturaleza pública. En concreto, a la amortización de deuda y su refinanciación.

El gestor aeroportuario debutó en los mercados con unos beneficios récord en 2014, de enero a septiembre ganó 371 millones netos, un 8,7% más, y, según fuentes del mercado, el beneficio bruto de explotación (EBITDA) superó los 1.800 millones, el máximo en su historia. Las expectativas de crecimiento hacen que los principales bancos de inversión nacionales y extranjeros mantengan aún a AENA en recomendación de compra pese a la fuerte revalorización que ha registrado hasta el momento.

Los buenos datos de tráfico aéreo respaldan esas espectativas. Los aeropuertos de la red de Aena registraron 23,1 millones de viajeros en julio, el mejor dato de ese mes de su historia. Esta cifra supone, además, un crecimiento del 5,5% con respecto al mismo mes del año pasado, y también un nuevo récord de movimientos en los aeropuertos españoles para ese mes estival, ya que hasta ahora el que contabilizaba más pasajeros era julio de 2011, con 22,63 millones de usuarios. Entre los meses de enero y julio, la red aeroportuaria española crece el 5,3% con más de 116,1 millones de pasajeros. Durante julio, el tránsito de viajeros internacionales creció un 5,3 % (16.583.852), mientras que el de los nacionales lo hizo en un 6,3 % (6.455.148).

El Aeropuerto de Madrid-Barajas sigue siendo el primero de la red por número de pasajeros con más de 4,5 millones y un aumento del 13%, y marca récord histórico en el caso de los viajeros internacionales, al superar 3,3 millones, tras 18 meses de incrementos continuados. Con los mejores resultados de su historia en julio, el Aeropuerto de Barcelona-El Prat es el segundo de la red en alcanzar en el último mes la cifra de 4.257.534 pasajeros, lo que representa un crecimiento del 5,7%.

Batalla contra la CNMC por las tarifas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido hasta en tres ocasiones a AENA que rebaje las tarifas aeroportuarias.

La última «entrega» de la batalla entre el organismo regulador y el gestor aeroportuario se produjo el pasado 27 de julio, cuando la CNMC solicitó a la empresa pública que preside José Manuel Vargas una rebaja del 1,9% en las tasas que cobra por servicios aeroportuarios.

En mayo, la institución presidida por José María Marín Quemada llegó a pedir un recorte de hasta el 3,5%, que tendría un impacto de unos 70 millones de euros en el beneficio operativo antes de impuestos (Ebitda) de la compañía.

AENA no ha atendido estas peticiones y se ha limitado a congelar las tasas, por lo que el año que viene seguirán vigentes las actuales.

Ver a pantalla completa

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs
  • 1
    Image

    TU ECONOMIA versión impresa

    Tu Economía Nº142

  • 2
    Tu Economía Nº141
  • 3
    Tu Economía Nº140
  • 4
    Tu Economía Nº139