MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
04:35
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

España será el país occidental que más crecerá

Las previsiones de primavera de la institución elevan al 2,6%, tres décimas, el incremento del PIB nacional y rebajan la tasa de paro al 16,6% en 2018, seis décimas menos.

  • Christine Lagarde durante un encuentro parte de las reuniones de primavera del FMI en la sede del Banco Mundial en Washington (EE.UU.).
    Christine Lagarde durante un encuentro parte de las reuniones de primavera del FMI en la sede del Banco Mundial en Washington (EE.UU.). / EFE/Stephen Jaffe / FW/ IMF
Humberto Montero. 

Tiempo de lectura 4 min.

18 de abril de 2017. 22:45h

Comentada
Humberto Montero.  18/4/2017

Ni siquiera el Gobierno se atreve a tanto. A pesar de que en La Moncloa disponen de datos fehacientes remitidos tanto por Economía como por Hacienda que apuntan a que el crecimiento del PIB se quedará cerca este año de las cifras de los dos últimos ejercicio (3,2%), el Ejecutivo sigue manteniendo en sus líneas maestras presupuestarias un 2,5% de incremento de la riqueza nacional. Ayer, el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó en sus previsiones de primavera tres décimas su pronóstico de crecimiento para 2017 y la dejó en el 2,6%, aún por debajo de las estimaciones del Banco de España (2,8%).

Este alza convierte a España en la gran economía occidental que más crecerá este año, por encima de Estados Unidos (2,3%) y Reino Unido (2%), gracias a la fuerte demanda interna, entre otros factores que destaca el organismo presidido por Christine Lagarde. De hecho, España duplicará la tasa prevista para Francia, más que triplicará la de Italia y superará en nueve décimas la media estimada para la eurozona (+1,7%), aunque crecerá menos que otras economías avanzadas más pequeñas como Islandia (+5,7%), Malta (+4,1%), Luxemburgo (+3,7%), Irlanda (+3,5%) o Suecia (+2,7%).

Respecto a las previsiones para 2018, la proyección de crecimiento se mantiene en el 2,1%, lo que sitúa a España medio punto porcentual por encima de la media de expansión prevista para la eurozona y sólo por detrás de Estados Unidos (+2,5%) entre las mayores economías avanzadas.

El mayor crecimiento de España previsto por el FMI tendrá reflejo en las cifras de desempleo, que bajará en 2017 al 17,7%, dos décimas menos que las previsiones de enero, y hasta el 16,6% un año después, cuatro décimas menos. Así, España logrará reducir seis décimas más de lo previsto la tasa de paro en sólo dos años. A pesar de esta mejora de las expectativas, el desempleo seguirá superando ampliamente la media de la zona euro, que se situará en el 9,4% este año y el 9,1%, siendo sólo superada por Grecia.

La mejoría de la evaluación de España coincide con la compleja situación no sólo en Europa sino también en Asia e Iberoamérica, donde las economías emergentes seguirán sufriendo. En este sentido, cobra especial relevancia por los fuertes intereses de las multinacionales españolas la rebaja de las previsiones de crecimiento de Iberoamérica al 1,1% para este año y al 2% en 2018, menos que lo calculado en su informe anterior. De entre las economías iberoamericanas destaca el empuje de México, cuyas previsiones se mantienen inalteradas y crecerá un 1,7% este año y un 2% el que viene pese al «efecto Trump», y el fin de la recesión en Brasil, cuyo PIB repuntará un 0,2% este ejercicio para dispararse al 1,7% en 2018, dos décimas más respecto al anterior informe.

Respecto a las dos principales economías al margen de la Unión Europea, destaca el repunte de China y la solidez de la recuperación en EE UU pese a las «políticas aislacionistas» que ensombrecen el futuro, según reza en el informe. En Estados Unidos, la expansión de la economía se acelerará en 2017 y 2018, segun los pronósticos de crecimiento, y tocará el 2,3% y el 2,5% de incremento, respectivamente. Según el análisis del FMI, «el nuevo programa de políticas previsto ha estimulado los mercados financieros y reforzado la confianza de las empresas, lo cual podría acelerar más el impetú actual. Sin embargo, a más largo plazo, las perspectivas de la economía estadounidense son más moderadas. El crecimiento potencial esta estimado en apenas 1,8%, frenado por el envejecimiento de la población.

Por su parte, China mejora sus pronósticos y crecerá un 6,6% este año y un 6,2% el próximo, una y dos décimas de alza sobre lo calculado en enero, respectivamente, como consecuencia de un empuje «superior a lo previsto» y la expectativa de que se mantengan las políticas de respaldo, a través de una fuerte expansión del crédito y del uso de la inversión pública para alcanzar las metas de crecimiento que, sin embargo, el FMI considera nocivas a largo plazo.

Destaca también la recuperación en Japón, con un crecimiento estimado del 1,2% para 2017, cuatro décimas más de lo calculado en enero; el regreso al crecimiento positivo de Rusia, con una expansión del 1,4% para 2017 y 2018, y la solidez de India, que seguirá a la cabeza del crecimiento global con tasas superiores al 7%.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs