MENÚ
sábado 21 octubre 2017
05:41
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Caos aéreo: Más plantilla y 200 euros extra en El Prat

El laudo de obligado cumplimiento obliga a Eulen a anular las sanciones ya impuestas por los paros y pide a ambas partes que no adopten «más medidas de conflicto y huelga»

  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

01 de septiembre de 2017. 04:49h

Comentada

Subida salarial de 200 euros al mes, refuerzo de la plantilla y supresión de las sanciones impuestas a los trabajadores por la huelga. Estas tres son, a grandes rasgos, las bases sobre las que se asienta el laudo de obligado cumplimiento dictado por Marcos Peña, árbitro designado por el Gobierno, para cerrar el conflicto laboral de los vigilantes de Eulen en los arcos de seguridad del aeropuerto de El Prat.

Aunque la lógica invitaba a pensar que, en lo económico, Peña buscaría un punto intermedio entre los 200 euros de incremento salarial que Eulen puso encima de la mesa en su última oferta y los 350 que pedían los trabajadores, el presidente del Consejo Económico y Social (CES) ha hecho suya la propuesta de mediación de la Generalitat de 200 euros. Pese a que fue rechazado en dos ocasiones por los vigilantes, Peña ha considerado adecuado ceñirse de forma casi literal a lo planteado por el Gobierno catalán «tanto por lo que dicha propuesta tiene de concreción y delimitación de los temas objeto de conflicto, como por el rigor técnico y la ponderación en equidad» que atesora, según asegura el laudo. La mediación del Ejecutivo de Puigdemont había empujado a Eulen a incrementar la mejora salarial desde 35 euros a los 200 euros fijados en el laudo. El salario base de estos vigilantes es de 1.100 euros brutos al mes. Los 200 euros, que absorben los anteriores complementos de puesto de trabajo y de AENA, suponen un incremento de un 18%. El aumento salarial tendrá efecto con carácter retroactivo desde el 4 de agosto, fecha de la primera reunión de la mediación de la Generalitat catalana.

Para el otro gran motivo de discordia, la dimensión de la plantilla, Peña también hace suyo el criterio de la mediación. En la temporada alta –31 de marzo a 30 de octubre– y eventos especiales del Mobile World Congress, Semana Santa, Navidad y puente del 6 al 8 de diciembre, se dispondrá de cinco trabajadores por filtro, más un corre-turnos de 25 puestos de trabajo en horas punta. Estos corre-turnos trabajarán también en temporada baja para garantizar los descansos. Este dimensionamiento debe ir vinculado a un máximo de 50 trabajadores de vacaciones por mes.

Despidos y sanciones

El laudo también aborda la cuestión de los expedientes y sanciones impuestos por Eulen. La compañía ha amonestado y despedido a varios trabajadores por, supuestamente, no haber cumplido con los servicios mínimos durante la huelga. El árbitro asegura que el laudo debe asumir la dimensión de «Pacto de paz» para asegurar su eficacia y condiciones de estabilidad. Por este motivo, decreta que queden sin efecto las sanciones impuestas y los expedientes iniciados. Además, considera que ambas partes «no deberán adoptar nuevas medidas de conflicto y huelga relacionadas con las materias objeto de laudo». Los trabajadores de Eulen habían convocado con anterioridad al laudo más paros desde el día 8 para protestar por estos expedientes y sanciones ahora anulados. Y a pesar de que Peña es claro al instar a ambas partes o no promover más movilizaciones relacionadas con el conflicto que ha dado origen al laudo, el asesor del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, aseguró que la convocatoria se mantiene. Sobre el papel, la empresa dispone de 60 días más abrir expedientes, aunque Peña es claro al respecto de que ambas partes no deben tomar más medidas relacionadas con el conflicto motivo del laudo.

Ni los trabajadores ni la empresa quisieron ayer entrar en muchos detalles sobre la resolución. El comité de huelga valorará públicamente el laudo el sábado y los vigilantes votarán el lunes en asamblea si es suficiente o no soluciona aspectos que deben tratarse con Eulen, aseguró Juan Carlos Giménez. La compañía de seguridad, por medio de su director general, Emilio García, se limitó a decir que van a analizar el laudo pero que «lo acatarán y lo pondrán en marcha».

La Guardia Civil se queda

El Ministerio de Fomento fue el que más se explayó. El departamento cree que el laudo de Peña debe devolver la normalidad al aeropuerto barcelonés. «El laudo pone fin al conflicto y devolverá la normalidad al aeropuerto. Nadie entendería que no fuese así», aseguró Íñigo de la Serna en su valoración del documento. Pero, por lo que pueda ocurrir, el ministro tampoco descartó que el dispositivo de la Guardia Civil desplegado para garantizar la seguridad y el orden público en El Prat continúe durante los próximos días o incluso semanas.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs