MENÚ
viernes 20 octubre 2017
11:35
Actualizado
El Tiempo
  • 1

«El sector del transporte es clave en la economía española y no tiene la consideración que se merece»

«Europa está excesivamente normativizada y burocratizada» dice el CEO de Volvo

  • Stéphane de Creisquer es CEO de Volvo Group España
    Stéphane de Creisquer es CEO de Volvo Group España
Juan Delgado.  Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

25 de septiembre de 2017. 11:52h

Comentada

Stéphane de Creisquer llegó a España en 1998 y aquí continúa. Encantado de la vida, de la que dice estar «enamorado». «Quizá –explica– parezca una afirmación sosa, pero si se piensa bien, te percatas de que para enamorarte de ella la tienes que vivir intensamente». Este convencimiento implica buscar experiencias nuevas y seguir cultivándose «porque el día que dejes de aprender, estás muerto». A propósito de las distintas gastronomías y los vinos europeos, asegura que nunca los contrapone porque son complementarias y concluye: «Europa es el continente más rico. Tenemos una historia variada y diversa que tenemos que conocer y si sumamos culturas, al final poseeremos un patrimonio personal de valor incalculable».

– ¿No está un poco adocenada? ¿No le falta un impulso?

– Hay sectores, como el aeronáutico y la automoción, en los que su liderazgo sigue siendo indiscutible. Pero Europa está excesivamente normativizada y burocratizada. La organización de la Europa de los 27 (hoy 28) no es, en absoluto, propicia para fomentar la iniciativa y la innovación disruptiva.

– ¿Estamos los europeos establecidos en una comodidad a la que no estamos dispuestos a renunciar?

– Sí, pero antes de la crisis. Ésta ha pasado una factura carísima, sobre todo en España. Nos tenemos que plantear un estado del bienestar equilibrado que realmente podemos sostener.

– ¿Le gustan los trabajadores españoles?

– Sí porque resulta muy fácil conectar y dialogar con ellos, y además rezuman alegría. Les falta más productividad. Y, según los expertos, la raíz de esta carencia está en el sistema educativo, que requiere una reforma profunda.

– ¿Se venden muchos camiones en España? ¿En qué posición se encuentra en comparación con el volumen de negocio de los países del entorno?

– Sí. El español es el cuarto mercado de la Europa continental y el séptimo mundial para nuestro grupo, por lo que tiene importancia estratégica.

El sector está lleno de autónomos a los que la crisis les afectó considerablemente. ¿Están logrando rehacerse? ¿Qué suponen en el contexto económico y social en España?

– No cabe ninguna duda de que son fundamentales. Lo pasaron muy mal y bastantes tuvieron que abandonar, pero sufrieron más aún las flotas medianas. Actualmente, quedan los grandes y los pequeños, y éstos en un elevado porcentaje trabajan para los primeros. Los grandes se tienen que diferenciar por la innovación y los pequeños por la flexibilidad.

– ¿Tiene en España el conductor de vehículo industrial la consideración que se merece?

– Claramente, no. Es un actor fundamental de la vida económica española y no está reconocido justamente. La gente no sabe que si se para el flujo logístico, en tres días empezamos a tener falta de género en las tiendas y en una semana empezamos a pasar hambre. Sin duda, debemos tomarnos más en serio al sector y a sus profesionales. – ¿A qué se debe?

– Hemos fallado en la comunicación corporativa sobre la transformación que ha vivido la industria. El camión se ve como una molestia en la carretera y una fuente de peligro. Y es todo lo contrario porque está equipado con muchos más sistemas de seguridad que el coche y la formación del conductor es alta.

– ¿Los camioneros españoles son muy diferentes a los del resto del mundo?

– Trabajan más y tienen más pasión por lo que hacen. Son más sacrificados porque, además, se enfrentan a una desventaja geográfica importante, lo que les lleva a recorrer más kilómetros que un francés o un alemán.

– ¿Es excesivo el transporte por carretera en España como se mantiene desde algunos ámbitos? ¿Cree que el ferrocarril de mercancías se desarrollará mucho más algún día en este país?

– No. La ductibilidad y la puntualidad son las grandes cualidades de este medio. El ferrocarril no puede ofrecer nunca la primera. El 91% de las mercancías se están transportando por carretera, mientras que en Europa, el 85%. La inversión que habría que hacer para alinearse con otros países sería tan brutal...

– ¿Cómo es el parque de autobuses español? ¿Está renovado?

– Bastante, pero aún queda mucho por hacer para ponerse al día. Con la crisis ha envejecido mucho. La media de edad es de 11-12 años. Los urbanos se han renovado mucho más. Se suelen sustituir cada cinco o seis años.

– La seguridad es una de las señas de identidad de Volvo. ¿Cuáles son los últimos avances registrados en esta línea?

– En Volvo hemos salvado más de un millón de vidas con el cinturón de tres puntos inventado en 1960. Y no hemos dejado de innovar: el freno de emergencia; la alerta de cambio de carril; el regulador activo de velocidad; la vigilancia constante del conductor a través de sensores que observan su pupila para evitar que se duerma...

– ¿Veremos pronto camiones sin conductor por las carreteras?

– No, antes del 2030-2035. Tenemos la tecnología, pero faltan inversiones en las infraestructuras, ya que se necesitan los sensores que permitan la conectividad, así como un protocolo de comunicación entre todos los vehículos del parque, lo que exige un reglamento europeo. Y, además, una regulación sobre los seguros y la responsabilidad civil.

EL PERFIL

Padre de dos hijos, casado con española, Stéphane de Creisquer es el CEO de Volvo Group España desde abril del año pasado. Lleva 30 años trabajando en el sector de la automoción y 27 en esta compañía. Estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Paris-Dauphine (Francia), donde posteriormente hizo un MBA. También es asesor de Comercio Exterior del Gobierno francés y miembro de la Cámara de Comercio Hispano-Sueca y de la Franco-Española. Es un hombre que no duda en subirse a un camión para probar los nuevos modelos.

Sinónimo de seguridad

Volvo Group, que da empleo a más de 100.000 personas en todo el mundo, cuenta con una amplia gama de camiones semipesados y pesados que se montan en una quincena de países. Cuenta con una red global de 2.200 puntos de servicio en los cinco continentes y cada año entrega cerca de 115.000 vehículos. En nuestro país ha conseguido una cuota del 28,4% en el mercado de tractoras. El grupo en España tiene numerosas líneas de negocio: Volvo Trucks, Renault Trucks, Volvo Financial Services, Volvo Penta, Volvo Construction Equipment y Volvo Buses. La calidad, la seguridad y la protección del medio ambiente son señas de identidad de esta multinacional sueca.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs