viernes, 21 julio 2017
04:06
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Economía

El Tesoro pagará parte de la extra de verano de los pensionistas

  • El Gobierno debe abonar 17.000 millones y el Fondo de Garantía sólo tiene 15.000

ETIQUETAS

Se acerca el verano y el momento del abono de la paga extra. También para los pensionistas. Y como viene siendo habitual en los últimos años, al Estado no le cuadran las cuentas. Los ingresos por las cotizaciones a la Seguridad Social de los que trabajan no alcanzan para sufragar los 17.500 millones de euros que tendrá que desembolsar a los 8,5 millones de pensionistas con derecho a cobro. De hecho, este año se prevé un desfase de 16.650 millones, frente a los 18.000 de 2016.

Hasta ahora, el agujero se había cubierto recurriendo al Fondo de Reserva, la «hucha de las pensiones» creada en 2000 por el PP para situaciones de emergencia como la actual. El problema es que, de tanto recurrir a esta reserva, está muy cerca de agotarse. Ahora mismo, en caja hay 15.020 millones, insuficientes por sí solos para sufragar el pago de la nómina de junio y la extra de vacaciones. Ante la llegada de esta eventualidad, que ya se veía venir tiempo atrás, el Gobierno habilitó en los Presupuestos Generales de 2017 un crédito de 10.129 millones con el que, según han confirmado fuentes del Ejecutivo, se pagará parte de esta factura de 17.500 millones. El crédito no lo ha pedido directamente al mercado la Seguridad Social. Es un préstamo que le hace el Tesoro, que será el que recurra a los inversores para levantar estos fondos. El Gobierno ha descartado recurrir a los excedentes de las mutuas de accidentes de trabajo, según aseguran las fuentes consultadas.

Aunque los presupuestos no se aprobarán de forma definitiva hasta finales de mes, las fuentes consultadas aseguran que hay margen para disponer del crédito incluido en las cuentas toda vez que la nómina y la paga se sustancian hasta el 4 de julio.

Si el Gobierno va a recurrir a esta financiación no es sólo por el delicado estado en que se encuentra el Fondo de Reserva. De hecho, sus recursos podrían aumentar en función de las aportaciones pendientes por el pago del Impuesto de Sociedades. Como explicó en abril el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuando presentó las cuentas públicas, el fondo se creó para garantizar los excedentes que, en aquellos momentos, generaba la Seguridad Social, no como garante de las pensiones que, en última instancia, deben estar aseguradas por el Estado. «El Fondo de Reserva no es el garante de las pensiones. El garante es la creación de empleo y el incremento de las cotizaciones sociales», aseguró Montoro.

Otras ayudas

No es la primera vez que la Seguridad Social necesita de una aportación extra del Estado para cuadrar sus cuentas. Ya ocurrió en 1994 y 1997. La diferencia entre entonces y ahora es que mientras que estos fondos se usarán ahora para el pago de pensiones contributivas, entonces alcanzaron para sufragar también las no contributivas, los gastos en Servicios Sociales, de la Dependencia y de la Sanidad.

El pago de las pensiones supone la partida más cuantiosa de los presupuestos. Este año, el desembolsó rozará los 140.000 millones de euros, más del 40% del total, frente al 38,5% del ejercicio anterior. Año a año, el gasto crece por el aumento del número de pensionistas. Aunque la revalorización lleva estancada en el 0,25% desde 2014, la mínima que establece la ley, el crecimiento de la partida ha sido de un 3% cada ejercicio. En el caso de las pensiones contributivas, el incremento alcanza el 3,2%.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs
  • 1
    Image

    TU ECONOMIA versión impresa

    Tu Economía Nº158

  • 2
    Tu Economía Nº157
  • 3
    Tu Economía Nº156
  • 4
    Tu Economía Nº155