MENÚ
domingo 22 octubre 2017
15:14
Actualizado
El Tiempo
  • 1

España paga cinco veces más baratos sus bonos que en 2012

Se cumplen cinco años desde que la prima de riesgo marcara su máximo histórico en 649 puntos, 550 más que ayer. La deuda a diez años se paga al 1,48% en vez del 7,38%.

  • Image
Jesús Martín. 

Tiempo de lectura 4 min.

25 de julio de 2017. 00:45h

Comentada

Hoy, hace justamente cinco años, España estuvo al borde del rescate. Un 25 de julio de 2012, la prima de riesgo (la diferencia entre la rentabilidad del bono español y el alemán) llegó a alcanzar durante la sesión los 649 puntos básicos. Para que los inversores comprasen deuda española a 10 años en el mercado secundario había que ofrecer rentabilidades del 7,38%. Ayer, el bono español cerró la jornada en el 1,48%, cinco veces menos que en 2012, y la prima de riesgo se mantuvo por debajo de los 100 puntos un día más.

La del 25 de julio de 2012 fue la jornadamás convulsa de los últimos años. Las sospechas sobre el enorme riesgo adquirido por el sistema financiero española tras el estallido de la burbuja inmobiliaria llevaron al límite a la economía española, que se asomó al abismo por segunda vez, como ha reconocido el ministro de Economía, Luis de Guindos, pero consiguió evitar el rescate por parte de las autoridades europeas. El asunto se quedó en la firma de un memorando de entendimiento entre la Comisión Europea y España mediante el cual, la banca española recibiría hasta 100.000 millones para sanearse, que no han llegado a usarse.

En estos cinco últimos años, el panorama económico de España ha cambiado tanto como para decir que la prima de riesgo se ha reducido un 89% y el interés que tiene que ofrecer el bono español a 10 años, un 80%. De tener que esperar un año entero para conocer el primer crecimiento intertrimestral del Producto Interior Bruto (no llegó hasta el tercero de 2013), a liderar en estos trimestres la actividad entre las principales economías desarrolladas, como ha reconocido el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su cumbre de ayer, en Kuala Lumpur (Malasia).

España volverá a ser la economía desarrollada con mayor ritmo de crecimiento este año y el siguiente, según el FMI, que ha confirmado así los pronósticos desvelados la semana pasada durante la visita a Madrid de sus técnicos. Éstos revisaron al alza sus expectativas de expansión, hasta el 3,1% en 2017 y el 2,4% en 2018. La institución internacional ha expresado dudas sobre la evolución de las economías de EE UU y Reino Unido, cuyas proyecciones han sido recortadas.

La zona euro crecerá este año un 1,9% y un 1,7%, el siguiente. Alemania se quedará en el 1,8%; Reino Unido, en el 1,7%; Francia, en el 1,5%, e Italia, en el 1,3%.

En sus conclusiones, el organismo que dirige Christine Lagarde alertó de riesgos a medio plazo para las economías de la zona euro, que se «enfrentan a un exceso de capacidad y obstáculos al crecimiento potencial por el envejecimiento de la población, la debilidad de la inversión y el lento avance de la productividad».

En su informe, el FMI resalta que «los diferenciales respecto a los bonos alemanes se han comprimido drásticamente en Francia, Italia y España gracias a la moderación de la incertidumbre electoral y al afianzamiento de los indicios de recuperación».

Buena parte de culpa de que el tipo de interés de los bonos soberanos esté en los niveles actuales la tiene el Banco Central Europeo y su política de estímulos a la economía, que comenzó el 9 de marzo de 2015 y que, hasta el momento, ha «costado» cerca de 1,7 billones de euros. Desde esa fecha y teniendo un comprador seguro, los bonos soberanos de las principales economías (sólo Grecia está apartada de esta política al estar sometida su economía a un férreo control de gastos) han reducido su precios hasta niveles insospechados. Algunos analistas aseguran que alrededor del 65% de la deuda que se emite en la eurozona a distintos plazos ofrece rentabilidades negativas.

Alemania, Dinamarca, Bélgica, Austria, Finlandia, Francia, Holanda y Suecia, por ejemplo, cobran por sus emisiones de deuda hasta en los bonos a cinco años. En España, todas las Letras que se emiten (entre 3 y 12 meses) tienen intereses negativos de hasta el -0,40%. Hasta marzo de este año, los bonos a tres años también se colocaron con interés negativo. La última subasta a este plazo de amortización se colocó hace una semana a un tipo marginal del 0,029%.

El alivio por los costes de financiación ha creado un círculo virtuoso: más crecimiento, menos deuda, mejores perspectivas para la deuda... Y todo ello se ha traducido en una mejoría del mercado laboral. Desde 2013, se ha producido un intenso proceso de creación de empleo tras la dramática destrucción de un 17,1% de la afiliación a la Seguridad Social entre julio de 2007 y febrero de 2013. Gracias a este círculo virtuoso y a las reformas emprendidas en el mercado laboral, como han destacado todos los organismos internacionales, se ha recuperado ya el 68,3% de la afiliación destruida a fecha del pasado mes de junio, según los datos recopilados por BBVA Research.

Además, en un giro histórico, la caída de la tasa de paro viene por primera vez acompañada de superávit en la cuenta corriente.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs