Actualidad

España quiere seguir siendo inversor aventajado en Latinoamérica

Brasil y México concentran el mayor volumen de negocio, con 47.202 y 28.944 millones, respectivamente

La próxima semana se celebra en Cartagena de Indias (Colombia) el XI Encuentro Empresarial Iberoamericano, previo a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno.

Publicidad

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y responsable de la Secretaría Técnica Permanente del Consejo de Empresario Iberoamericanos (CEIB), Juan Rosell, y la titular de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan, presentaron el pasado mes de septiembre el XI Encuentro Empresarial Iberoamericano, que se celebrará los días 27 y 28 de octubre en Cartagena de Indias. Las conclusiones serán entregadas, posteriormente, a los jefes de Estado y Gobierno que se reúnen el 28 y el 29 de octubre, también en la ciudad colombiana, con motivo de la XXV Cumbre Iberoamericana. El encuentro, en el que asimismo participa la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), congregará a unos 300 empresarios, entre los que se encontrarán los líderes de las principales compañías iberoamericanas. Este año el diálogo se centrará en torno a cuestiones como el emprendimiento, la educación y la empleabilidad de los jóvenes, así como la paz como eje fundamental para crear un marco de inversión y desarrollo de actividades empresariales.

Se trata, pues, de un foro de debate y de análisis que aportará una perspectiva empresarial y económica de una región que es vital para los intereses económicos de nuestro país. Y, como muestra, un botón. El stock de inversión directa española acumulada en Latinoamérica y El Caribe en 2014 fue de 130.571 millones de euros. El mayor volumen se concentra en Brasil y México, que se convierten así en el tercer y cuarto destino de la inversión nacional, respectivamente, tan sólo por detrás de Estados Unidos y Reino Unido. En concreto, la inversión de nuestras empresas en el país carioca ascendió a 47.202 millones de euros, y a 28.944, la de la nación azteca. Aunque algo más alejados respecto a estos dos países, también son destinos prioritarios de nuestros negocios Chile, con una inversión de 17.648 millones; Argentina, con 6.418 millones, y Perú, con un montante total que alcanzó los 4.654 millones de euros.

Sectores

Publicidad

Telecomunicaciones, finanzas, infraestructuras, energía son, con diferencia, los sectores donde más presentes están nuestras empresas, sin olvidar las áreas fundamentales, como son las relacionadas con la química y la agroalimentación.

«Latinoamérica es una región fundamental para nuestros intereses. La presencia de las compañías españolas en esta región es clave para su proyección en el resto del mundo y su solidez financiera. Su profundo conocimiento de los mercados de esta zona del mundo les confiere, además, una gran ventaja competitiva sobre el resto de países que tienen interés por hacer negocios allí», asegura Narciso Casado, director de Relaciones Internacionales de CEOE.

Publicidad

Pero la importancia es mutua. Y es que no sólo las empresas españolas tienen el otro lado del Atlántico como una región esencial para sus intereses, sino que también las compañías de este área han encontrado en España un destino preferente para desarrollar sus negocios, una actividad que está siendo especialmente dinámica en el caso de las compañías mexicanas. Entre 2004 y 2014, las exportaciones españolas a Iberoamérica crecieron un 235%, mientras que las iberoamericanas a España se incrementaron en un 450%.

El responsable de Relaciones Internacionales de CEOE considera que la proximidad cultural, unas infraestructuras de primer nivel, un personal cualificado, un mercado doméstico con potencial de crecimiento y el acceso al resto de la Unión Europea son algunas de la causas que hacen el mercado español tan atractivo para las empresas del Continente americano.

Pero, además de un puente con la UE, España puede ser la puerta de entrada a otros mercados. «Podemos ser buena plataforma para expandir los negocios a otros países de la vertiente del Mediterráneo, como Marruecos, Argelia, Turquía e Israel. África subsahariana puede ser otra área de expansión natural donde pueden existir oportunidades», señala Casado.

La inversión en Latinoamérica ya no es patrimonio exclusivo de grandes compañías. Cada vez son más la pequeñas y mediana empresas (pymes), e incluso autónomos, que se deciden a «hacer las américas». CEOE así los constata. «Se trata de un proceso que se intensificó a principios de los años 2000 y que se ha acelerado desde la crisis del año 2008. En la actualidad, nuestra base exportadora alcanza casi 150.000 empresas y 50.000 si sólo tenemos en cuenta a los exportadores regulares. Asimismo, percibimos una mayor implantación de nuestras pymes no sólo en Latinoamérica, sino también en Europa y Estados Unidos», explica Narciso Casado.

Tensiones

Publicidad

En cuanto a las últimas tensiones vividas con algunos gobiernos de la zona, como Venezuela, Bolivia o Argentina, Casado opina que éstas nunca han sido buenas para las empresas, sobre todo cuando están en juego inversiones a largo plazo en sectores regulados o más propicios a la intervención del Estado. Sin embargo, aclara, «un aspecto en el que debemos hacer especial hincapié es la gran capacidad de adaptación que han mostrado nuestras compañías en un entorno cambiante. Para ello, es fundamental la existencia de un clima de negocios que fomente la iniciativa empresarial y la seguridad jurídica, aspectos en los que hacen especial énfasis las organizaciones empresariales iberoamericanas en las Cumbres». La creación del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) por la CEOE y otras 20 organizaciones empresariales iberoamericanas, miembros de la OIE, tiene de hecho, entre sus principales objetivos, articular una voz única que haga llegar a los gobiernos, a las organizaciones regionales y al resto de la sociedad civil soluciones que permitan mejorar el entorno de negocios en Iberoamérica, impulsar el crecimiento económico y crear empleo.

Este año, el Encuentro Empresarial Iberoamericano cuenta con el lema «Juventud, Emprendimiento y Educación». Será una buena oportunidad para que los empresarios puedan transmitir a los gobiernos propuestas concretas para fomentar estos aspectos. A juicio de Casado, estos temas son cada vez más importante en una economía sometida a un proceso de transformación acelerado, debido a uso de las nuevas tecnologías que generan nuevos modelos de negocios. «Para ello es necesario establecer un marco normativo e institucional que fomente la innovación y la atracción del talento, y que apoye y acompañe, a su vez, a las “start-ups” desde su creación hasta su maduración», añade.