sábado, 30 julio 2016
04:36
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Economía

Hacienda cree que hasta 73 firmas cárnicas cobran en negro

  • Lanza la «operación Presunto» tras detectar el flujo de altos niveles de efectivo e ingresos no declarados en el impuesto de Sociedades.

La operación afecta a toda la cadena de producción y comercio mayorista del sector cárnico.
La operación afecta a toda la cadena de producción y comercio mayorista del sector cárnico.
Efe

Beneficios declarados supuestamente inferiores a los reales, altos flujos de efectivo y elevados niveles de vida de empresarios que no se corresponden con los ingresos declarados. Con estos mimbres, la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) lanzó ayer una operación de registro sobre 73 sociedades del sector cárnico por supuestos delitos de venta en negro en el comercio al por mayor. La facturación conjunta –y declarada– de las compañías investigadas asciende a 650 millones de euros anuales, según informó ayer el organismo que dirige Santiago Menéndez, que rastrea el volumen de capital defraudado.

La operación, denominada como «Presunto» (jamón en portugués) afecta a toda la cadena de producción y comercio al por mayor del sector cárnico y las 73 empresas investigadas (más de 40 de ellas son mayoristas) desarrollan su actividad en 15 de las 17 comunidades autónomas. De hecho, algunos de los 330 funcionarios de la AEAT movilizados para la operación, junto con 45 efectivos de la Policía Nacional, se personaron en Mercamadrid y en Mercabarna, así como en las sedes de las compañías y en otros puntos estratégicos del sector a nivel nacional, para realizar registros y requisar facturas y documentos.

Los registros empezaron el martes y terminaron el jueves, por lo que la operación entra ahora en fase de inspección. La documentación e información contable física se complementa con un volumen relevante de material informático de las empresas y las personas físicas investigadas. De las empresas investigadas, 44 son del comercio mayorista, 17 son mataderos, cinco son de compraventa de ganado y el resto pertenecen a una «miscelánea» de actividades, entre las que podría haber alguna minorista, informa Hacienda.

La AEAT inició la investigación después de detectar que en el sector cárnico los precios de venta al público llegaban a cuadruplicar o incluso quintuplicar los costes en origen (alzas de entre el 300% y 400%), lo que, sin ser ilegal o ilícito por sí mismo, implica beneficios muy relevantes para el negocio del sacrificio, despiece y procesamiento de la carne», informa la AEAT. Esta circunstancia llevó a Hacienda a rastrear las declaraciones de Sociedades de las empresas del sector, y vio que no todas ellas reflejaban este impacto positivo en los beneficios declarados.

Algunas sociedades cárnicas, dentro de un sector formado por 3.000 empresas, no sólo no reflejaban los elevados ingresos, sino que sistemáticamente dieron pérdidas en las declaraciones de Sociedades. Las pesquisas arrojaron ingresos de grandes sumas de efectivo en las cuentas corrientes de empresarios y compañías del sector, bienes de alto valor radicados en el extranjero a través del modelo 720 y niveles de vida anormalmente elevados en relación con los ingresos que los socios y altos cargos de las empresas declaraban en el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Con estos datos, las investigaciones posteriores hicieron aflorar volúmenes muy relevantes de ventas no declaradas a la AEAT, sobre todo en el sector de comercio del carne al por mayor. Hacienda aclara además que «el hecho de que los destinatarios de estas ventas sean en ocasiones empresarios que tributan en el régimen simplificado de IVA (módulos), realizándose los pagos en un buen número de casos en efectivo, incrementa de manera notable el riesgo fiscal ante la posibilidad de ocultación de estas operaciones».

Hasta el 94% de la facturación

La AEAT constató que en las declaraciones de Sociedades de las empresa investigadas, los márgenes de explotación declarados (beneficios sobre la cifra de negocios) «eran de apenas el 1% de media», por debajo de la media del sector. Nueve de las 73, declaraban pérdidas. El elevado nivel de efectivo también hizo sospechar a Hacienda, ya que el volumen medio alcanzó el 11%, con varios casos superiores al 50% y dos empresas con niveles del 85% y el 94% de los ingresos, por lo que «prácticamente sólo vendían en efectivo», asegura la institución.

La Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (Confecarne) mostró ayer su rechazo a «toda posible actuación irregular por parte de cualquier operador» y respaldó las actuaciones de la AEAT para detectar y corregir las posibles irregularidades, según informa Efe.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs