MENÚ
sábado 21 octubre 2017
07:47
Actualizado
El Tiempo
  • 1

El déficit del Estado aumenta un 15,7 % en abril, hasta 13.981 millones

El déficit consolidado de las Administraciones Públicas, excluyendo a las Corporaciones Locales, equivale al 0,80% del PIB

larazón.es.  Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

31 de mayo de 2016. 17:34h

Comentada

El déficit del Estado en términos de contabilidad nacional creció un 15,7 % hasta abril, hasta 13.981 millones de euros, equivalentes al 1,25 % del PIB, frente al 1,12 % del mismo periodo del año anterior, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

En el primer cuatrimestre del año, los recursos no financieros del Estado han ascendido a 52.483 millones, frente a los 55.970 millones registrados en el mismo periodo de 2015.

Los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones ascienden a 48.285 millones de los cuales, 14.716 son impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio y 31.134 son impuestos sobre la producción y las importaciones, que crecen un 1,8% debido fundamentalmente a la evolución de los ingresos por IVA que aumenta un 2,3% respecto al primer cuatrimestre de 2015. En cambio, se ha producido un descenso en los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades debido fundamentalmente a tres factores: por un lado, porque los ingresos fueron mayores el año pasado debido a la privatización de AENA; en segundo lugar, porque en 2015 se mantuvieron las medidas fiscales temporales aprobadas en 2012, y ahora esas medidas se han eliminado; y en tercer lugar por la incidencia que tiene la reforma fiscal, ya que los tipos en Sociedades bajaron al 28% en 2015 y este año bajarán al 25%.

En cualquier caso, la reforma fiscal va a beneficiar a las empresas en su competitividad y fortaleza financiera, lo que repercutirá en su crecimiento y en la creación de empleo, de tal manera que todo esto acabará repercutiendo en una mayor recaudación fiscal. Por otra parte, el primer pago fraccionado tiene siempre un carácter meramente estimativo que, además, en esta ocasión se ve alterado por las múltiples diferencias que existen respecto a ejercicios anteriores respecto a la aplicación del Impuesto sobre Sociedades, de manera que sin duda habrá un mejor comportamiento en los próximos trimestres y cuando se produzca la liquidación del ejercicio.

En cuanto al resto de recursos no impositivos, cabe destacar, los ingresos por rentas de la propiedad crecen un 9,5%, debido fundamentalmente a los mayores dividendos procedentes del Banco de España que pasan de 854 millones de euros en 2015 a 1.035 millones este año.

Empleos no financieros del Estado

Hasta el mes de abril, los gastos no financieros del Estado se han reducido un 2,3% interanual, hasta los 66.464 millones.

Se observa un descenso generalizado en las principales rúbricas de gasto, con un descenso de los empleos corrientes de un 4,7% respecto al primer cuatrimestre de 2015. Las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas, que son la partida de mayor volumen, ascienden a 37.907 millones de euros, un 3,8% menos que el año anterior. Descienden las transferencias realizadas al Servicio Público de Empleo Estatal para financiar las prestaciones por desempleo, gracias a la favorable evolución del mercado laboral. Por el contrario, aumentan en un 1,9% las destinadas a Comunidades Autónomas.

Desciende también el gasto en remuneración de asalariados, en un 2,2%, los consumos intermedios, en un 5,3%, y los intereses devengados que registraron un descenso del 5,2%. Asimismo, desciende también la aportación para financiar el Presupuesto de la Unión Europea, un 20,3% menos que el año pasado, lo que se debe al mayor ritmo de ejecución registrado en 2015.

Entre las partidas de gasto corriente que aumentan cabe señalar las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie, que registran un incremento del 5,4%, consecuencia fundamentalmente del crecimiento de las pensiones de clases pasivas.

Dentro de los empleos de capital, destaca la formación bruta, alcanzando 1.404 millones, un 6,8% más que en 2015, por las mayores inversiones militares del plan de modernización de las Fuerzas Armadas. Por su parte, las transferencias de capital pasan de 981 millones en 2015 a 751 millones en 2016, debido a que el año pasado se habían transferido 200 millones al IDAE, dentro del Plan PIVE y 93 millones a Red.es, ambas operaciones sin correspondencia en el año en curso.

Déficit conjunto

El déficit consolidado de las Administraciones Públicas, excluyendo las Corporaciones Locales, es de 8.918 millones en el primer trimestre del año. Descontando el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de marzo presenta un importe positivo de 52 millones, el déficit consolidado de estos tres subsectores es de 8.970 millones. En términos del PIB, el déficit equivale al 0,80%, cifra inferior en 0,30 puntos porcentuales al déficit registrado en el mes anterior.

Los resultados del primer trimestre del año están afectados por el menor superávit del Fondo de Garantía de Depósitos, consecuencia de la aplicación de la Ley 11/2015, de 18 de junio, de recuperación y resolución de las entidades de crédito. Según esta ley, a partir del 1 de enero de 2016 las entidades de crédito deben realizar aportaciones al Fondo Único de Resolución Europeo (FUR) disminuyendo, por tanto, la cuota ordinaria que aportan al Fondo de Garantía de Depósitos.

Administración Central

La Administración Central registró un déficit de 9.297 millones a finales de marzo, una vez excluida la ayuda financiera, lo que supone una reducción interanual del 2,9%. En términos de PIB, el déficit de la Administración Central equivale al 0,83% del PIB, por debajo del 0,89% registrado en el mismo periodo de 2015.

El saldo de la Administración Central incluye el saldo del Estado, así como el superávit de los organismos de la Administración Central:

- El déficit del Estado hasta marzo ha disminuido un 5,5% interanual, hasta los 10.122 millones (0,90% del PIB).

- Los Organismos de la Administración Central registran a finales del mes de marzo un superávit de 877 millones, equivalente a 0,08% del PIB, 0,02 puntos menos que en 2015. Este resultado se debe principalmente a que Fondo de Garantía de depósitos ha registrado un superávit inferior al registrado en 2015, debido a la disminución de la cuota ordinaria que efectúan las entidades de crédito, consecuencia de la aplicación de la Ley 11/2015, tal y como se ha explicado anteriormente.

Fondos de la Seguridad Social

Los Fondos de la Seguridad Social han registrado un superávit de 1.813 millones, equivalente al 0,16% del PIB, 0,09 puntos menos que en el primer trimestre de 2015.

Esta situación se debe principalmente al resultado del Servicio Público de Empleo estatal que ha registrado un superávit de 450 millones, equivalente al 0,04% frente al superávit del 0,11% registrado en el primer trimestre de 2015. El descenso del superávit es consecuencia de las menores transferencias recibidas del Estado para financiar las prestaciones por desempleo, consecuencia de favorable evolución del mercado de trabajo. El Sistema de Seguridad Social registró un superávit de 1.418 millones, equivalente al 0,13% del PIB frente al 0,15% registrado en marzo de 2015.

Por último, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), ha registrado un déficit de 55 millones, 16 millones más al registrado en marzo de 2015.

Comunidades Autónomas

Hasta finales del mes de marzo el déficit de las Comunidades Autónomas se reduce un 24,7% hasta los 1.486 millones. En términos de PIB, la ratio de déficit del subsector se sitúa en el 0,13%, por debajo del 0,18% registrado el año anterior.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs