Economía

Renfe bate su récord diario de ingresos y viajeros de AVE

La compañía transportó a 126.431 pasajeros el viernes y recaudó 5,8 millones de euros

La compañía transportó a 126.431 pasajeros el viernes y recaudó 5,8 millones de euros

Publicidad

Renfe logró superar el pasado viernes su marca de pasajeros diarios en trenes de AVE y larga distancia, con 126.431 pasajeros, frente a los 125.467 clientes que transportó el 30 de abril del año pasado, cuando anotó su anterior récord. Este pico de pasajeros supuso que la tasa de ocupación se disparase hasta el 101,7%, con un aprovechamiento de los servicios del 84,8%. Si bien es cierto que este repunte se debe, principalmente, al puente de Todos los Santos, los trenes de AVE y larga distancia están cerca de vender el 100% de todas las plazas ofertadas. Estas cifras se refieren a los servicios comerciales de Renfe, es decir, aquellos para los que la empresa no recibe ninguna subvención. El ascenso en el número de viajeros durante el viernes permitió a la compañía ferroviaria recaudar 5,8 millones de euros, superando así el récord anotado el 13 de mayo de este mismo año, cuando los ingresos diarios ascendieron a 5,6 millones.

El principal impulsor de este repunte fue el AVE, que en lo que va de año ha incrementado el número de pasajeros en un 6,5% en todas sus líneas. El trayecto entre Madrid y Valencia ha sido el más beneficiado, con un crecimiento del 11,8%. Destaca también la línea que une Madrid y Málaga, con un 10,8% más de clientes hasta septiembre, seguida del trayecto Madrid-Barcelona, con un aumento del 7,4%.

El aumento de usuarios en los servicios de Renfe Viajeros, que agrupa AVE, Alvia y Altaria, ha marcado la senda de crecimiento para Renfe durante los nueve primeros meses del año. Hasta septiembre, más de 24 millones de pasajeros utilizaron el AVE o se movieron a través de trenes de larga distancia, lo que supone un 4,3% más que en el mismo periodo de 2015, cuando los servicios de Renfe Viajeros fueron utilizados por 23 millones de clientes.

Entre enero y septiembre, incluyendo los datos de cercanías, Renfe transportó un total de 347,5 millones de pasajeros, cinco millones de clientes más que en el mismo periodo de 2015.

Publicidad

Un beneficio de 15,8 millones

Las cosas marchan viento en popa para la compañía presidida por Pablo Vázquez también en lo que se refiere a los resultados. Durante los nueve primeros meses de este año, Renfe ganó 15,8 millones de euros, frente a las pérdidas registradas un año antes, gracias al aumento de los ingresos y un descenso en los gastos de explotación. Las principales reducciones se aplicaron en energía de tracción, mientras que los gastos de personal, mantenimiento del material, los servicios abordo o los gastos en vigilancia de edificios y trenes permanecieron estables. Los ingresos se elevaron un 4,5%, hasta los 2.379 millones de euros, 108 millones más que en el mismo periodo anterior, mientras que el Ebitda despuntó un 54,3% y se situó en 336,1 millones. Los gastos de explotación cayeron un 0,5%, hasta los 2.043 millonesde euros.

Publicidad