MENÚ
jueves 14 diciembre 2017
11:08
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Reyal Urbis deja una agujero al Estado de 1.363 millones

La constructora inicia su liquidación, con Hacienda y la Sareb como principales acreedores al soportar un 29,25% de su deuda.

  • Image
J. M. Villanueva.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

05 de septiembre de 2017. 22:39h

Comentada
J. M. Villanueva.  Madrid. 5/9/2017

Reyal Urbis protagonizará la segunda mayor disolución de una inmobiliaria después de la sufrida por Martinsa Fadesa. La constructora española acumula una deuda aproximada de 4.660 millones. Desde febrero de 2013 estaba en concurso de acreedores. La desaparición de la compañía afectará, entre otros, al Estado, con un agujero que ronda los 1.363 millones. Hacienda era uno de los principales acreedores de la constructora, al ascender la deuda con la Agencia Tributaria a 363 millones de euros. Otro afectado ha sido la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). Al «banco malo» le deben alrededor de 1.000 millones de euros.

Ayer, el Juzgado de lo Mercantil de Madrid dictó el auto para su liquidación y posterior disolución. Tras once años de actividad, la inmobiliaria tuvo que recurrir a este recurso el pasado junio, cuando la mayoría de los acreedores rechazó la propuesta de convenio presentada por la inmobiliaria. Tan sólo fue apoyada por el 32,7% del pasivo ordinario. Antes, a finales de mayo, la Sareb y la banca extranjera ya manifestaron su rechazo a la propuesta presentada por Reyal Urbis para salir del proceso concursal.

Santander, otro afectado

La firma española debía al banco presidido por Ana Botín alrededor de 500 millones de euros, según informa Expansión. Esta cantidad de dinero será ahora mayor debido a la venta del Banco Popular al Santander. En total, Reyal Urbis soporta un endeudamiento con las entidades bancarias de 3.572 millones de euros, según Ep.

El pasado mes de junio, la Agencia Tributaria hizo publica su tercera lista de morosos. La primera fue revelada en diciembre de 2015 y la segunda en junio de 2016. Al igual que en años anteriores, la constructora ha encabezado la morosidad en España.

Reyal Urbis tenía paralizada la actividad de promoción y venta de viviendas desde que cayó en concurso de acreedores en 2013, después de que los bancos rechazaran la que hubiera sido la cuarta refinanciación de su deuda.

La constructora se convirtió así en una de las grandes firmas del sector que quebró durante la crisis junto con Habitat, Nozar y Martinsa Fadesa. Esta última, con una deuda de 7.200 millones. Además del negocio residencial, contaba con una cartera de hoteles y con otra de edificios de oficinas en alquiler que suman 123.000 metros cuadrados de superficie.

La inmobiliaria española tenía un patrimonio neto negativo de 3.482 millones de euros a finales de junio, lo que supone 80 millones más que a cierre de 2016, según los datos del primer semestre de este año.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs