martes, 27 septiembre 2016
17:52
Actualizado a las 
Ofrecido por:
Elecciones catalanas

Elecciones catalanas / PSOE

Díaz hará su propia campaña

  • La presidenta de Andalucía visitará Barcelona el martes 22 y quiere coincidir con Chacón

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ayer, en su primera aparición pública tras incorporarse de su baja maternal
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ayer, en su primera aparición pública tras incorporarse de su baja maternal
Efe

Superada la baja maternal que la ha tenido 45 días alejada de la escena política, Susana Díaz entra en la campaña catalana. La presidenta de la Junta de Andalucía participará el próximo martes 22 de septiembre en varios actos en Barcelona y el área metropolitana, una jornada en la que no coincidirá con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La maniobra está ejecutada estratégicamente, pues ese martes es uno de los pocos días –cuatro, en concreto– que el líder socialista no visitará Cataluña. Sánchez, que se ha volcado al máximo en los comicios, incluso ha ampliado su presencia en la campaña a diez días, aunque el martes 22 no es uno de ellos. Sí estará el miércoles 23 en un mitin en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), junto a Miquel Iceta; la alcaldesa, Nuria Marín y el ex presidente del Gobierno Felipe González. Cualquier movimiento de última hora está sujeto a modificación atendiendo a ajustes en las agendas de los participantes.

Desde el PSC restan dramatismo a la no coincidencia de ambos líderes y argumentan que quieren racionar la presencia de sus primeros espadas para que la campaña tenga mayor visibilidad, ése era el argumento que aducían también para que Sánchez y González no coincidieran, aunque ahora les podremos ver juntos en el mitin de Hospitalet. Lo cierto es que reunir sobre el escenario al líder socialista y a la presidenta andaluza conlleva unos riesgos que el PSC no está dispuesto a asumir, reabrir la pugna por el liderazgo en plena campaña o asistir a muestras de frialdad palmarias entre ambos no es la publicidad que los socialistas catalanes quieren transmitir a escasos días de la cita con las urnas.

Quién será el compañero de baile de Susana Díaz sobre el escenario el día 22 es también uno de los asuntos que genera cierta discusión. El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, confirmó ayer que la presidenta de la Junta participará en el acto central del PSC con el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Miquel Iceta. Algo natural al ser éste el cabeza de cartel para los comicios del 27-S, aunque ésta no fuera la opción preferente de la lideresa. Según fuentes consultadas por LA RAZÓN, Díaz habría tanteado la opción de participar con Carme Chacón en alguno de los actos que ella tuviera previstos. Una coincidencia que aún no se habría concretado, según fuentes del PSC.

La afinidad entre Chacón y Díaz no es nueva. Durante los compases más duros de la lucha fraticida entre Sánchez y la lideresa andaluza, se acusó a la catalana de ser la «tapada» en Madrid de la presidenta y de que sería a través de su candidatura como Susana Díaz daría la batalla en las primarias contra el secretario general. Nada de esto se materializó, pero su alianza continúa. Además, el discurso de Chacón está en sintonía con la línea constitucionalista que defiende Díaz y que hará valer en su alocución en Cataluña. La presidenta andaluza intentará movilizar al electorado del cinturón industrial que Iceta y el PSC han cedido por sus coqueteos con el nacionalismo. «Sólo ella puede recuperarlo», apuntan fuentes de San Telmo.

No apoyarán la reforma del TC

Pedro Sánchez dirigió ayer un discurso a las huestes socialistas en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo, en el que ha criticado duramente las últimas iniciativas impulsadas por el Partido Popular en las Cortes. En la tradicional intervención que realiza el líder socialista para abrir el nuevo periodo de sesiones, Sánchez desmintió que el Gobierno se hubiese puesto en contacto con ellos para tratar la contrarreforma del Tribunal Constitucional. «Es mentira que nos consultasen. Yo, como jefe del principal partido de la oposición, no he recibido ninguna llamada del presidente del Gobierno al respecto», reconoció Sánchez, que anunció que no apoyarán la medida.

SIGUENOS EN LA RAZÓN