martes, 27 junio 2017
06:12
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

Cifuentes declara ante el juez que no hubo coacciones por parte de Marhuenda ni de Casals

  • Marisa González y Ángel Garrido mantienen también esta tesis

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes
Efe

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, negó en la declaración que prestó por escrito el pasado miércoles, que ni Francisco Marhuenda ni Mauricio Casals ni el periódico LA RAZÓN hubiesen realizado ningún tipo de coacciones hacia ella ni hacia la Comunidad de Madrid. Según confirmaron a este periódico fuentes de la investigación.

Esta tesis, según indican las fuentes, fue también mantenida, en lineas generales por su directora de comunicación, Marisa González y por el Consejero de Presidencia, Ángel Garrido.

Junto a ello, según las citadas fuentes, Cifuentes aludió a las causas que determinaron que la Comunidad de Madrid remitiese a la Fiscalía las irregularidades que había detectado en la gestión del Canal de Isabel II y de cómo tuvieron conocimiento de las mismas.

Las declaraciones de Cifuentes, Marisa González y Ángel Garrido vendrían a conformar lo declarado por Francisco Marhuenda ante el juez Eloy Velasco en el sentido de que no realizó en ningún momento ningún tipo de coacciones ni a titulo personal ni como director del periódico. En su comparecencia ante el instructor y los dos fiscales Anticorrupción, Marhuenda afirmó que «nunca, nunca nunca» se ha coaccionado o presionado a la presidenta de la Comunidad de Madrid» y que «nadie podrá decir» lo contrario. «La propia presidenta podrá decir que en mi vida la he presionado, que en mi vida he intentado influir en un proceso judicial, para nada».

Para avalar esa tesis, el director de LA RAZÓN aportó un dossier con las noticias publicadas por el diario respecto a la Comunidad de Madrid y a su presidenta, «donde se demuestra que no hay ninguna campaña» contra Cifuentes.

En cambio, sí reconoció las grabaciones intervenidas de conversaciones con Edmundo Rodrigo Sobrino. En ellas, aseguró Marhuenda, sólo trataba de «animar a un amigo» que lo estada pasando muy mal, porque había sido destituido como responsable de una de las filiales del Canal en Iberoamérica.

Mauricio Casals, presidente de LA RAZÓN, también negó cualquier intento de coacción o presión a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1