lunes, 27 marzo 2017
06:30
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

España / Relaciones internacionales

Dastis cierra filas con Peña Nieto ante el reto de Trump

  • El titular de Exteriores reitera el ofrecimiento español de mediar en la crisis entre México y EE UU el mismo día que Trump solicita fondos al Congreso para construir el muro

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis (d), y el embajador de España en México, Luis Fernández-Cid (i)
El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis (d), y el embajador de España en México, Luis Fernández-Cid (i)
Efe

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, reiteró ayer personalmente el compromiso de España con México durante la reunión que celebró con Enrique Peña Nieto en Los Pinos, la residencia del Presidente de la República en el Distrito Federal. En un encuentro que duró 45 minutos, el jefe de la diplomacia española se puso a disposición del líder mexicano para mediar entre México y Estados Unidos en el contexto de tensión generado por la decisión del presidente Trump de materializar sin matices su promesa electoral estrella: la construcción de un muro en el sector suroccidental de la frontera entre ambas potencias norteamericanas. La mediación española -recordó Dastis ayer durante un encuentro con los medios que le acompañan en esta su primera gira en hispano américa- tendrá lugar sólo cuando se produzca petición expresa por parte del gobierno mexicano. “Sí Mexico lo pide, estaremos ahí”, aseguró Dastis. Fuentes diplomáticas aseguraron que la petición no se ha producido hasta el momento por lo que, hoy por hoy, España respalda el dialogo abierto y directo entre las administraciones de Trump y Peña Nieto.

Peña Nieto, durante su encuentro con Dastis, agradeció la solidaridad hacia Mexico demostrada por España en los últimos meses tras el ascenso al poder de Trump. La parte mexicana en la crisis es hacer las cosas “de manera pacientey cauta” -son palabras del presidente mexicano reproducidas por Dastis a los medios-. Peña Nieto reconoció asimismo que ya se ha detectado un cambio de actitud al respecto por parte de la administración americana. La postura de España ha de ser “inequívoco apoyo” hacia Mexico pero “sin grandes declaraciones que añadas leña al fuego o interpretarse como una intromisión en la que no queremos caer”. Preguntado sobre si no le preocupaba que este apoyo sin fisuras a Mexico desestabilizara la relación con Estados Unidos, que atraviesa un excelente momento, Dastis respondió que no porque la parte estadounidense comprende nuestros especiales lazos históricos culturales “e incluso de sangre con Mexico”. “Nosotros no estamos haciendo nada que pueda llamr la atención. Estamos a favor de que las disensiones se resuelven hablando”.

Con este encuentro con el líder mexicano, el titular de Exteriores comenzó ayer a poner en práctica aquella “diplomacia tranquila y prudente pero firme” a la que hizo referencia el pasado mes de febrero, justo después de los 15 minutos de conversación telefónica en los que los Rajoy se ofreció a Trump como interlocutor entre Estados Unidos y México. El avión del Gobierno que traslada a la delegación del titular de Exteriores en su primera gira por Hispanoamérica aterrizó la mañana de ayer en el Distrito Federal, donde tendrá lugar hasta hoy la segunda etapa del viaje, la de mayor contenido político habida cuenta del tenso momento que atraviesan las relaciones entre los EE UU y México por el giro imprimido por el presidente Trump a la política de inmigración de la primera potencia mundial. La sombra del muro que se pretende construir gravitará necesariamente sobre los encuentros que los diplomáticos españoles celebrarán en la capital mexicana. Además, la visita de Dastis coincide con la petición de la Casa Blanca al Congreso de amplios fondos para acometer la construcción del muro.

Dastis se reunirá con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, durante su primera mañana en el Distrito Federal. Con él departirá sobre cómo mejorar las relaciones comerciales y empresariales entre ambos países. España es el segundo inversor en México, un país en el que operan 5.800 empresas españolas. Además, dos bancos de nuestro país controlan el 40% del sistema financiero y, actualmente, nuestras multinacionales de obras públicas están construyendo la torre de control y una nueva terminal del aeropuerto de la capital. En el sector hotelero, el peso específico de la inversión española queda descrito recordando que empresas españolas controlan el 65% de las plazas de la Rivera Maya. El titular de Exteriores celebrará hoy jueves un desayuno de trabajo con una delegación de los empresarios españoles que operan en México.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1