MENÚ
miércoles 22 noviembre 2017
11:30
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Divorcio de Iglesias con Podemos Cataluña

La supuesta petición de dimisión desde Madrid al líder catalán provoca la ruptura de relación entre las dos formaciones

  • El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias
    El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

08 de agosto de 2017. 00:08h

Comentada
Rocío Esteban 8/8/2017

Las relaciones entre la dirección estatal de Podemos y la de Podem han llegado a su punto de máximo desencuentro. Las desavenencias de Podemos con su filial catalana parecen irreconciliables desde que el lunes, el secretario general de Podem, Albano Dante Fachin, echará el último pulso al seno de Podemos asegurando que Pablo Iglesias había pedido su dimisión en una reunión a finales de julio.

Estas declaraciones se producen en un contexto de máxima tensión entre ambas direcciones. A penas hace un mes Fachin, desobedecía a la dirección estatal a cuenta de la consulta ilegal del 1-O al llamar a su formación a votar en la consulta ilegal, en contra del planteamiento de Iglesias. Además, estas diferencias también se incrementaban por la decepción que causó en los órganos estatales el hecho de que la sucursal catalana descartara integrarse en la coalición Cataluña en Comú, liderada por Ada Colau y Xavier Domènech.

Ayer, tras que Fachin asegurara en una entrevista a «El País» que Iglesias le había pedido su dimisión, y tras confirmar que no lo hará, el secretario de organización, Pablo Echenique, a través de Twitter desmintió sus declaraciones y le pidió que no faltase a la verdad. «Compañero, más allá de las diferencias, no faltemos a la verdad. Nunca te pedimos que dimitieras», dijo. Según aseguraron fuentes de Podemos a este diario, lo que Pablo Iglesias le sugirió era hacer una Asamblea Ciudadana, como ya ocurrió en Murcia, donde finalmente el secretario general fue reelegido con una dirección renovada. Además, aseguran, que desde Podemos ven legítimo que la actual dirección de Podem no quiera «la unidad entre las fuerzas del cambio en Cataluña, «aunque la dirección piense lo contrario». Además, dicen, que también es legítimo que hayan decidido «subalternizar la estrategia de Podem respecto al 1-O a la hoja de ruta de Puigdemont, aunque piensen lo contrario».

Aunque desde Podemos, aseguran que Fachin miente, el que ahora sí ha pedido públicamente su dimisión es el ex cofundador de la formación, Juan Carlos Monedero, que ayer opinó que «debería ser honesto y dejar la secretaría general». Al margen de estas declaraciones, de momento no ha habido un contacto telefónico por parte de Iglesias y Echenique con Fachin. Este asunto, sin embargo, no es de momento un problema mayor dentro de Podemos, por lo que las aguas están tranquilas en la calle Princesa, dado que se plantea como una lucha del secretario general de Podem, puesto que sus decisiones dentro de la facción catalana que no están siendo bien vistas por un sector crítico cada vez mayor, que sigue recabando apoyos para convocar una Asamblea Ciudadana catalana para que el partido cambie de rumbo. Así, Fachin se estaría quedando sólo frente a la mayoría que defiende la integración en el partido de Colau y un referéndum pactado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs