MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
23:23
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PDeCAT empuja a ERC a una lista unitaria y descabalga a Santi Vila

Los neovoconvergentes abren su candidatura a figuras del espacio político de los «comunes»

  • El ex presidente Artur Mas y presidente del PDeCAT (c) , junto a la coordinadora del partido, Marta Pascal (d) y la vicepresidenta Neus Munté (i), durante la reunión del PDeCAT /Efe
    El ex presidente Artur Mas y presidente del PDeCAT (c) , junto a la coordinadora del partido, Marta Pascal (d) y la vicepresidenta Neus Munté (i), durante la reunión del PDeCAT /Efe
Marcos Pardeiro. 

Tiempo de lectura 4 min.

04 de noviembre de 2017. 05:04h

Comentada
Marcos Pardeiro.  3/11/2017

El tiempo para formalizar coaliciones electorales de cara a las elecciones autonómicas de Cataluña apremia, ya que el martes que viene, día 7, expira el plazo. Los partidos soberanistas, por tanto, no tienen tiempo para comenzar un largo tira y afloja entre ellos, y deben tomar decisiones en breve. El PDeCAT reunió ayer a su plana mayor en el Parlament de Cataluña y fijó una clara posición: los neoconvergentes quieren fundirse con ERC y con personalidades del ámbito civil en una lista unitaria que denominan «lista de país». El deseo del PDeCAT choca con las aspiraciones de ERC, que, en esta ocasión, prefería concurrir por su cuenta a los comicios del 21-D para materializar así la ventaja que le conceden los encuestas. Sin embargo, el encarcelamiento de Oriol Junqueras y de otros siete ex consellers ha aumentado la presión de las entidades independentistas para dar pie a una reedición de Junts pel Sí y los republicanos podrían verse arrastrados a integrarse en una lista conjunta.

Sea como fuere, la dirección del PDeCAT ha decidido que Santi Vila no puede ser su hombre fuerte en la candidatura del 21-D. Sobre el ex conseller de Empresa pesa su dimisión «in extremis» del Govern de Carles Puigdemont, una decisión mal vista en círculos independentistas, que vieron en esta maniobra una traición. Vila, por tanto, debería protagonizar un auténtico revolcón de la mano de las bases del PDeCAT para imponerse, una circunstancia improbable porque tan siquiera logró vencer a Mercè Conesa en las elecciones internas del partido soberanista para presidir el consejo nacional.

La dirección del PDeCAT quiere que la denominada lista de país se estructure en los ejes de «aministía, libertad de presos políticos, defensa de las instituciones de Cataluña y nuevo Estado». «Tenemos gente en la cárcel. Ante esta situación, lo que se necesita ahora es concentrar esfuerzos. Es el momento de una gran lista de país, conjunta, con la aportación de todos los espacios políticos y sensibilidades para enfrentarnos a esta situación tan feroz y chocante», explicó la coordinadora del PDeCAT al término de una reunión de la ejecutiva de su partido en la que participó el ex president Artur Mas.

Deseo en balde

Los neoconvergentes verían con buenos ojos incluir en la lista unitaria a a figuras procedentes del ámbito político de los «comunes». Ninguna ha mostrado tanta proximidad a los independentistas como el todavía líder de Podem, Albano Dante Fachin. Pero, en realidad, la formación que orbita en torno a Ada Colau, Catalunya en Comú, no tiene la intención de fundirse en una lista de independentistas.

El secretario tercero de la Mesa del Parlament y dirigente de Catalunya en Comú, Joan Josep Nuet (EUiA), consideró que esta propuesta tiene una viabilidad «difícil». «No puede el PDeCAT pedir una lista de país para que después tomen las decisiones los de siempre y algunos que no son electos. No puede pedir una lista de país y pensar que no cuentan las opiniones de entidades como CCOO, UGT o la pequeña y mediana empresa, porque entonces la lista de país es solo una tabla de salvación electoral, no una lista de país», afirmó en declaraciones a Efe.

ERC, por su parte, prefirió no dar réplica al PDeCAT. Conviene no perder de vista, no obstante, el último mensaje que Oriol Junqueras dejó escrito en forma de artículo para el diario «Ara». «Que cada partido se esfuerce en hacer el mejor resultado posible y que la unidad de acción y una estrategia compartida sea aquello que nos una, con respeto a todas las sensibilidades», escribió. Dicho en otras palabras, los republicanos intentarán no sucumbir a la lista unitaria pero se prestarán a compartir una parte del programa electoral con el PDeCAT en referencia a la independencia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs