sábado, 22 julio 2017
18:48
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

El PP activa ya este martes la revisión de sus necesidades territoriales

  • Convoca a todos sus responsables provinciales y abre el proceso de examen de las candidaturas municipales

La dirección del PP se ha puesto ya a trabajar en la revisión de su situación territorial, sus fortalezas y, sobre todo, las debilidades que quedan al descubierto tras las elecciones europeas del domingo pasado. Han hecho un primer análisis profundo de los resultados, circunscripción por circunscripción, y para este martes, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y el vicesecretario de Comunicación, Carlos Floriano, han convocado una primera reunión territorial, con la que abren un proceso que culminará en otoño con las decisiones que adopte el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respecto a las candidaturas en las «plazas» más importantes, caso, por ejemplo, de Madrid o Valencia. La idea que quieren trasladar es la de que no hay descanso y de que el trabajo está ya en marcha.

El martes están citados en la sede nacional del PP los presidentes provinciales y secretarios regionales del partido con dos puntos en el orden del día: empezar el análisis de la situación en la que se encuentra la organización, especialmente a nivel provincial y municipal, y comenzar a trabajar en las candidaturas municipales de las elecciones del próximo año. Génova anticipa a antes del verano el examen interno y la movilización que acompañan siempre a este tipo de citas con las urnas. Ante la pérdida de votos constatada en las europeas, y ante la conclusión de que sus votantes no se han fugado a otros partidos, sino que están en la abstención, la dirección del PP pone ya esta semana en marcha una fiscalización territorial con la que quiere señalar, municipio por municipio, sus posibilidades electorales y la conveniencia o no de hacer cambios en el equipo que ahora mismo controla esa estructura del partido.

Antes del verano, en Génova se celebrará también un cónclave interno con todos los presidentes regionales, en el que el examen se elevará a nivel autonómico en base a los últimos resultados electorales, la situación de la organización y sus debilidades estructurales y también de comunicación. En la hoja de ruta de la dirección popular está, asimismo, el objetivo de intentar celebrar antes de las vacaciones de verano una reunión intermunicipal –con todo el poder local– e interparlamentaria, con todos los diputados europeos, nacionales y autonómicos del PP, además de senadores.

Esta radiografía del partido irá acompañada de otro plan de acción en el que no sólo entrará en juego la revisión de la manera en la que se hacen llegar los mensajes al ciudadano. Rajoy intervendrá directamente en las «plazas» en las que se lo juega todo en la próxima primavera y lo hará sobre la base del trabajo de campo que le ofrezca la dirección nacional del PP. «La decisión sobre quién es el candidato atenderá sólo al interés del partido, no a intereses personales, por lo que los pulsos preventivos y las peleas personalistas no van a servir para condicionar el criterio del presidente», sentencian en Génova.

Hasta llegar a ese momento, además de hacer cuentas sobre los votos, también reforzarán el mensaje con el que trasladan las reformas del Gobierno a los ciudadanos. Como explica un veterano diputado popular, «hasta ahora había que vender malas noticias, y casi todos se han puesto de perfil; ahora que parece que vienen mejores tiempos, es de esperar que haya más disputa por ocupar sitio en la plaza pública». Entre el Gobierno y el PP se reparten culpas sobre quién tiene más responsabilidad en no haber sido más eficaces en explicar a los españoles el porqué de las reformas y el sentido de las políticas impopulares que se estaban adoptando. Unos miran a Moncloa, y otros, a la Secretaría General. Pero, en cualquier caso, hay bastante acuerdo en que la comunicación no cambia las políticas y en que «el liderazgo determina tanto la comunicación como las políticas». También hay bastante acuerdo en que el resultado de este plan de acción territorial previo a las autonómicas y municipales condicionará las posibilidades de Rajoy en las siguientes elecciones generales.

Soraya Sáenz de Santamaría, ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Soraya Sáenz de Santamaría, ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1