martes, 30 agosto 2016
11:19
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

El PP aventaja al PSOE en 2,8 puntos en la recta final

Pasado el ecuador de la campaña electoral para las europeas y celebrado ya el cara a cara entre Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano tras el que los socialistas magnificaron unas polémicas declaraciones del candidato del PP sobre el debate en televisión del pasado jueves, los populares siguen manteniendo 2,8 puntos porcentuales de ventaja sobre el PSOE y volverían a ganar las elecciones europeas el próximo domingo.

Así se desprende de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, según la cual el PP se alzaría con la victoria el 25-M con el 32,5 por ciento de los votos y una horquilla de entre 19-20 eurodiputados de los 54 totales que tiene España en el Parlamento europeo, mientras que el PSOE conseguiría el 29,7 por ciento de los votos y entre 18-19 europarlamentarios. Y aunque ambos partidos suman el 70,4 por ciento de los parlamentarios que se ponen en juego, el retroceso con respecto a los comicios de 2009 es notable: el PP pierde 9,6 puntos en intención de voto, es decir, 1.620.377 sufragios y entre 3-4 escaños menos que entonces, mientras que el PSOE retrocede 9,1 puntos y 1.531.784 votos, para perder entre 2 y 3 eurodiputados.

Según el sondeo realizado entre el 8 y el 17 de mayo y compuesto por 900 entrevistas, los populares liderados por el ex ministro de Agricultura obtendrían 5.050.000 votos, frente a los 4.610.000 que lograrían los socialistas en unos comicios que serán el termómetro de cara a las generales que se celebrarán el próximo año. Y unos comicios en los que si el PP finalmente se alza con la victoria, saldría reforzado de cara a la última etapa de una legislatura marcada por los ajustes «dolorosos pero necesarios», en contraposición con los socialistas, que esperaban un punto de inflexión en estas europeas. Eso sí, pese a la derrota, la formación que liderará la vicesecretaria del PSOE consigue fidelizar a mayor porcentaje de su electorado, ya que el 66,7 por ciento de sus votantes de 2009 repetirían papeleta el próximo domingo, mientras que sólo el 63,2 por ciento de los que votaron al PP hace cinco años volverán a hacerlo el 25-M.

Como los dos grandes partidos, también pierde votos la opción nacionalista que representa CEU (Coalición por Europa), que integra a CiU, PNV y Coalición Canaria. Así, la unión de estos tres partidos perdería 88.246 votos en estos comicios, lo que representa un 0,5 por ciento menos, aunque mantendría los dos eurodiputados que tiene en la actualidad. Eso sí, una vez más, la noticia en estos comicios europeos volverá a ser la escasa participación de los ciudadanos. En esta ocasión, el porcentaje de los que no acudirán a votar alcanzaría el 56,8 por ciento, más de un millón de electores más que en 2009 y un 1,7 por ciento más que hace cinco años.

Representación de ocho partidos

En el lado opuesto se situarían el resto de partidos minoritarios, claramente beneficiados, no sólo por el desencanto con los dos grandes partidos, sino también por el sistema electoral de circunscripción única, que daría lugar a un Parlamento europeo mucho más fragmentado. Si en 2009 sólo cinco formaciones españolas lograron representación en la Eurocámara, en esta ocasión serían ocho los partidos que tendrían al menos un escaño, con la posibilidad de que esa cifra aumente a diez si finalmente Los Pueblos Deciden y Podemos obtuvieran un escaño.

Así las cosas, entre 4 y 5 eurodiputados ganaría La Izquierda Plural, que lograrían 1,2 millones de votos más que en las anteriores elecciones. Se sitúan con una horquilla de entre 6-7 diputados, gracias al 11,8 por ciento de los votos (1.810.000). Y es que la coalición de izquierdas es la que mayor aumenta de todas las candidaturas. Crece un ocho por ciento en intención de voto y su electorado se mantiene fiel en un 78,1 por ciento, pero sumando un 12,2 por ciento de ex votantes del PSOE.

UPyD pasaría del 2,9 al 6,1 por ciento de los votos rozando el millón de sufragios y elevando a 3 sus europarlamentarios (2 más que en 2009). La formación magenta incrementa su electorado en 498.000 votantes y casi dobla sus sufragios: pasa de 452.000 a 950.000 votos. Por su parte, de la disuelta coalición electoral Europa de los Pueblos Verdes (EdP-V), surgen tres nuevas candidaturas que obtendrían representación: La Izquierda por el Derecho a Decidir, que lidera básicamente Esquerra Republicana obtendría entre 1 y 2 escaños; Primavera Europea, compuesta por las formaciones EQUO y Compromís, obtendría un escaño y, por último, Los Pueblos Deciden, formado por el BNG y Amaiur podría conseguir un escaño. Completaría el arco parlamentario Ciutadans, que se estrena en la Eurocámara con un eurodiputado, mientras que Podemos y Vox parecen disputarse el último eurodiputado en juego, con ventaja por el momento para la formación de Pablo Iglesias.

Por edades, los jóvenes vuelven a decantarse mayoritariamente por las opciones que representan las formaciones de izquierdas. En el segmento de edad de 18 a 29 años, el 23,3 por ciento votará al PSOE, el 18,3 por ciento lo hará a la Izquierda Plural, aunque un 16,7 por ciento también votará al PP. A partir de los 65 años, el voto indiscutiblemente va al PP, con casi cinco de cada diez (46,3 por ciento). En el segmento de edad de 30 a 44 años se impone el voto socialista: 27,3 por ciento para el PSOE por el 24,2 que se decanta por el PP. Por contra, de 45 a 64 años el resultado es a la inversa: el 36,9 optará por Cañete, mientras que el 32,3 por ciento lo hará por Valenciano.

«Tracking» electoral

El PP ha remontado 2,1 puntos y el PSOE otros 1,8 desde marzo

La última encuesta de NC Report para LA RAZÓN sitúa al PP en un porcentaje similar al que ya indicaba en octubre del pasado año. Y es que, tras un descenso de casi dos puntos en el sondeo de marzo, cuando alcanzó su cota más baja con el 30,4 por ciento de los votos, los populares han remontado hasta situarse alrededor del 32 por ciento en los barómetros de mayo: el 32,5 por ciento ahora y tres décimas más hace una semana. Respecto a sus escaños, la lista que encabeza Miguel Arias Cañete siempre se ha situado en una horquilla de 19-20 eurodiputados, a excepción del sondeo de marzo, que bajaba en un diputado sus resultados.

El PSOE, por su parte, ha ido siempre in crescendo desde el barómetro de octubre, cuando obtuvo el 27,9 por ciento de los votos. A una semana del 25-M conseguiría el 29,7 por ciento de los sufragios y 18-19 diputados, dos décimas menos que en el anterior sondeo, pero 1,8 puntos porcentuales más que en octubre, cuando su estimación de escaños sólo llegaba a 16-17.

Si el PSOE va de menos a más, la Izquierda Plural va de más a menos. De los 7-8 escaños que obtenía en octubre, hoy lograría una horquilla de entre 6-7 diputados. Y si atendemos a sus porcentuales, retrocede en un punto con respecto a octubre: del 12,7 baja al 11,7 por ciento. Más significativa es la caída de UPyD, que se deja en seis meses 2,8 puntos. Si en octubre llegó al 8,9 por ciento, hoy tan sólo logra el 6,1 por ciento. Y es que sus diputados, en apenas medio año, pueden verse reducidos a la mitad. De los 5-6 que preveían en octubre, ahora sólo lograrían 3.

El PP aventaja al PSOE en 2,8 puntos en la recta final
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1