MENÚ
miércoles 17 enero 2018
04:41
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PP aventaja en 4,1 puntos al PSOE a seis meses de las elecciones europeas

C. Castro. 

Tiempo de lectura 4 min.

04 de noviembre de 2013. 14:15h

Comentada
C. Castro.  4/11/2013

A poco más de medio año para que se celebren las elecciones europeas de mayo de 2014, o, lo que es lo mismo, el primer examen en las urnas a las políticas de Mariano Rajoy, el PP volvería a ganar las elecciones y repetir como partido más votado, imponiéndose a un PSOE que, lejos de recuperar la confianza en el electorado, sigue perdiendo votos según pasan los meses. Así se desprende de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, en la que los populares obtienen el 32 por ciento de los sufragios (4.130.000), con los que obtendrían una horquilla de entre 19 y 20 eurodiputados, mientras los socialistas se tienen que conformar con el 27,9 por ciento de los votos (4.130.000) y entre 16 y 17 escaños. La brecha entre los dos principales partidos también aumenta: del 3,3 por ciento que distanció el PP al PSOE en junio de 2009, se pasaría al 4,1 por ciento en mayo de 2014.

Así las cosas, de celebrarse hoy las elecciones europeas, se evidenciaría un claro retroceso del bipartidismo. Ambas formaciones se dejan por el camino más de diez puntos en intención de voto y en torno a dos millones de electores cada uno. En concreto, el PP retrocede un 10,1 por ciento y pierde 1.930.377 votos. Pero es que el PSOE lo tendría todavía peor. Pierde un 10,9 por ciento y 2.011.784 sufragios.

Es cierto que los dos grandes partidos no llegan a la cita electoral en su mejor momento. Pero con tendencias muy diferentes. En Génova reconocen que las reformas realizadas durante dos años han supuesto un esfuerzo adicional para los ciudadanos, lo que, irremediablemente, se traduce en una pérdida lógica de votos. Tampoco han ayudado los entresijos del «caso Bárcenas». Pero también confían en que los últimos datos del barómetro del CIS reflejen que la confianza en el PP ha tocado su fondo, y que, a partir de ahora, lo único que se puede es mejorar. Por contra, en el PSOE no lo tienen mucho mejor. El secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, sigue sin deshojar la margarita de las primarias y la brecha con los socialistas catalanes por la cuestión del «derecho a decidir» no hacen sino reafirmar que el partido de Pablo Iglesias sigue sin levantar el vuelo desde el 20-N.

Lo que es seguro es que los grandes beneficiados vuelven a ser las formaciones de izquierda –agrupada en Izquierda Unida (IU), Iniciativa per Cataluña (ICV), Esquerra Unida (EU) y Ezker Batua (EB)– y UPyD. Ambos se benefician no sólo del retroceso de los dos grandes partidos puesto que acaparan gran parte del electorado descontento de PP y PSOE, sino también de la circunscripción única. Así, la coalición de izquierdas para los comicios europeos de mayo obtendría 1.880.000 sufragios y un porcentaje del 12,7. Traducido en eurodiputados al Parlamento Europeo, de los 54 totales, la izquierda se haría con una horquilla de entre 7 y 8 parlamentarios. El ascenso es más que notable: gana un 9 por ciento de votos (1.291.752) e incrementa sus resultados en 5-6 eurodiputados, puesto que en 2009 tan sólo consiguió 2. Y en situación similar se encuentra la formación que lidera la recientemente reelegida Rosa Díez, que alcanzaría una horquilla de entre 5 y 6 diputados, gracias al 8,9 por ciento de los votos (1.310.000). La mejoría de la formación magenta en números es la que sigue: ganan 858.134 votos con respecto a los comicios de 2009, un 6 por ciento de incremento y 4-5 eurodiputados de mejoría.

Fidelización

¿El motivo? Que ambas opciones electorales mantienen fidelizado a más del 80 por ciento de su electorado. Un 82,3 por ciento de los que votaron en 2009 a esta coalición de izquierdas lo harían nuevamente, pero hay que sumar que un 12,8 por ciento de los que votaron al PSOE hace cuatro años lo harán en esta ocasión a IU. Por su parte, la formación magenta mantendría el 84,6 por ciento de su electorado de 2009, y mejorará su resultado con un 7,2 por ciento de ex votantes populares y un 2,2 por ciento de socialistas. Y es que los dos grandes partidos, PP y PSOE, bajan notablemente su cuota de fidelización: el 67,2 por ciento de los que votaron al PP en las europeas de 2009 lo volverá a hacer ahora, mientras que el mismo dato en el PSOE es del 71,1 por ciento.

Entre los damnificados por la cita europea también se encuentra la CEU, la coalición liderada por CiU y PNV e integrada por fuerzas nacionalistas, que pasa de ser la tercera fuerza más votada a la quinta. Su resultado sería una décima peor que en 2009, del 5,1 al 5 por ciento, aunque seguiría manteniendo dos europarlamentarios. Casi al mismo nivel se coloca la coalición Europa de los Pueblos, integrada por ERC, BNG, EA y Aralar. Obtienen un 4,8 por ciento y 710.000 sufragios, lo que les otorga una horquilla de entre 2 y 3 eurodiputados y una mejoría del 2,3 por ciento, según el sondeo de NC Report realizado entre el 28 y el 31 de octubre. Y se estrena con un buen resultado la nueva candidatura liderada por EQUO, a la que se sumarán en esta ocasión Compromís, la Chunta Aragonesista y Mes de Baleares. Esta coalición obtendría entre uno y dos europarlamentarios, gracias al 2,8 por ciento de los votos (410.000). El resto, un 4 por ciento del electorado que votaría el próximo mes de mayo, 540.000 personas, se disgregaría en otros partidos minoritarios que no conseguirían el objetivo de estar representados en el Parlamento Europeo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs